Inicio Columnas La conjura de Pascual contra Cipriano

La conjura de Pascual contra Cipriano

522
0
Compartir
Charrez vs Charrez (Foto Paradigmanc.com)

SILOGISMOS

 

*  El accidente donde murió un joven y aparece como presunto culpable el actual diputado federal de Morena, es la oportunidad para el alcalde de Ixmiquilpan de quitar de en medio al hermano incómodo que le viene disputando el poder

 Por Antonio Ortigoza Vázquez

Especial de Expediente Ultra

Hoy, Cipriano Charrez porta sobre un rostro desencajado una máscara sonriente;  el sueño se le ha esfumado, como se esfumó la vida de un joven envuelto en llamas. Hoy, los gritos de justicia hacen eco a los alaridos agonizantes de un ser humano que era consumido por el fuego, producto de la prepotencia y poder de un sujeto que hoy espera, en la antesala del escrutinio público, la resolución de una bancada que se ufana de estar del lado de las causas más sensibles de la sociedad.

Se debe recordar, que esta familia que ha sembrado la represión, el chantaje y el poder en el Valle del Mezquital, siempre han vivido inmersos en una tormenta de pleitos familiares.

Hoy, unos de los más interesados en ver a don Cipriano Charrez sin fuero, es su propio hermano Pascual Charrez, alcalde del municipio de Ixmiquilpan, pues se dice que esa madrugada del 6 de octubre, día del “accidente”, el hermano de Cipriano ordenaba a su policía municipal, la detención inmediata de su consanguíneo Cipriano. No pudo detenerlo, Cipriano había huido de forma inmediata.

Pascual Charrez, está atento al futuro legal de su hermano; ellos dos, son serios rivales en lograr el total control de la región del Valle del Mezquital.

Muy atrás quedaron los tiempos en que la familia Charrez, cuando unían sus fuerzas para mantener bajo control a todas las comunidades de esa zona.

Cipriano Charrez, ha comentado entre sus cercanos, que confía en Morena y el presidente electo López Obrador, en que el manto de la impunidad lo cubra para poder salir airoso de los delitos que intentan imputarle.

El problema es que tiene en su consanguíneo a su principal rival y ahora encubierto Ministerio Público que lo quiere ver tras las rejas.

El grupo parlamentario de Morena en el Congreso de la Unión ya prepara la cruz y los clavos para Cipriano pues ha reiterado, de forma oficial, que “el fuero no será un obstáculo para la justicia”.

De ser así, ni su poder represor, de chantaje y sus millones podrán evitar que Cipriano, evada la justicia; pues todo indica que sus compañeros de bancada le han dado la espalda al cacique de horca y cuchillo.

Hoy se exhibe, en redes sociales, un desprecio ante el poder que representa Cipriano; desprecio por la voluntad popular, el cual ha obligado al político de pacotilla a realizar dos conferencias de prensa, en donde muy orondo ha gritado su supuesta inocencia, gritos que descubren que el fin justifica los medios, pues Cirpiano busca conservar el poder para provecho faccioso y personal. La moral y la ética políticas son valores simulados que no viven en el diputado de Morena

En vano la máscara sonriente que porta Cipriano; debajo se haya un rictus de preocupación, de saberse en serios problemas, de sentir tras sus pasos a su propio hermano en una reedición de lo ya visto años atrás en la feroz disputa por el poder. A Pascual ver la cabeza de Cipriano en la plaza pública es más que un trofeo, un objetivo en sus proyectos a futuro, de soñar, incluso, con ser gobernador.

La pregunta es: ¿Cuántos morenistas se sumarán a la conjura con tintes de justicia?