Inicio Columnas LA HUACANA, DONDE LA IMPUNIDAD DE “SAN VERGAS” LE PERMITE SECUESTRAR...

LA HUACANA, DONDE LA IMPUNIDAD DE “SAN VERGAS” LE PERMITE SECUESTRAR SOLDADOS

116
0
Libertinaje peligroso...

AMBIGÚ





Por Martha Elba Torres Martínez

*  El alcalde priísta, Rubén de Jesús González, dijo a los medios que “las cosas se salieron de control”. Y aseguró que “San Vergas” que tanto reclamaba la devolución del fusil antiaéreo, y todos los que lo acompañaban, “son 100 por ciento población” y no delincuentes

Especial para Expediente Ultra

Tras los sucesos en La Huacana, donde elementos del Ejército fueron desarmados y humillados, finalmente el alcalde priísta, Rubén de Jesús González, dio la voz al noticiero de Ciro Gómez Leyva: “las cosas se salieron de control”. Y aseguró que “San Vergas” que tanto reclamaba la devolución del fusil antiaéreo, y todos los que lo acompañaban, “son 100 por ciento población” y no delincuentes como dijo el gobernador Silvano Aureoles.

El edil señaló que aun cuando hay muchas versiones de lo sucedido el domingo 26 de mayo en su municipio, “es la cuarta vez que hay heridos por parte de los militares” en sus recorridos de patrullaje. En este caso, se debió a las lesiones por arma de fuego a un niño de 11 años y su papá, quien traía una herramienta de labranza, “y pudo ser confundido por un arma”. El periodista trasmitió un tercer video, en el que un elemento dice que los disparos fueron “un descuido”. La Sedena confirmó la atención del menor en el Hospital Militar de Irapuato, pero no que haya sido un soldado, pues las pruebas de balística todavía no concluían.

Total, que en menos de 72 horas, los soldados pasaron de agraviados a agraviantes.

A la luz de esta nueva información, aumentan las dudas.

Si el secuestro y desarme de los elementos del Ejército, fue por los lesionados como asegura el alcalde, ¿por qué la única exigencia de “San Vergas” y su grupo, era la devolución del armamento decomisado horas antes y en especial el Barret calibre 50?

Vimos el lunes 27 de mayo, en uno de los dos primeros videos difundidos, donde un mando del pelotón es obligado a llamar por teléfono a su superior para exigir la devolución de las armas, que según “San Vergas”, el pelotón se las había llevado a Gabino Barrera. No el mítico revolucionario inmortalizado en un corrido, más por sus amoríos que por sus hazañas, y que encarnó en una película, Antonio Aguilar. Se trata nada menos que del hermano del presidente municipal de Churumuco, Rodimiro Barrera, también del PRI.

Los enfrentamientos entre los “100 por ciento población” de La Huacana con los de Churumuco, es una constante. Pero ese mismo domingo 26, se habían registrado dos, entre militares y civiles, según confirmó la propia Sedena. Uno, a las 8 de la mañana, donde resultaron dos civiles muertos, y el segundo al medio día, donde resultaron heridos el niño y su papá y se aseguró una camioneta con el ya famoso armamento.

La dependencia castrense no lo aclaró, pero se intuye que este aseguramiento era propiedad de la “100 por ciento población” de La Huacana, y por eso el desarme y negociación de la devolución.

La segunda duda: ¿por qué no se les detuvo si portaban fusiles de alto poder y un Barret tumbahelicópteros?…

                                                                                              ***

Tercer duda: ¿qué flautas toca en esta historia José Manuel Mireles, quien en 2013 fue uno de los fundadores de las célebres autodefensas de Michoacán, y que hoy están conformadas por los viagras para “cuidar” sus plazas de las incursiones de bandas criminales enemigas?

El martes 28, todavía no daba ni voz el alcalde de La Huacana, cuando Mireles Valverde, ya subía videos acompañado de los “100 por ciento población”, y negando que sean delincuentes. Por el contrario, acusó al Ejército del ser el único que genera muerte, “porque aquí es un pueblo tranquilo y lo único que queremos es paz”.

El protagonismo de Mireles es entendible. A toda costa busca la atención del presidente López Obrador para que lo llama a colaborar.

Según este personaje, desde 2018, López Obrador le había ofrecido ser su asesor personal en materia de seguridad y tenía planes de ponerlo al frente de la Guardia Nacional, lo que nunca sucedió.

Una cuarta duda: ¿de qué vive Mireles tan involucrado con las ilegales “autodefensas” de hoy en día? Consultorio en su pueblo natal, Tepalcatepec, no tiene. Trae una camioneta blindada con seis guaruras y lo acompañan dos patrullas de la Policía Federal. Podemos suponer que de las regalías de su libro “Todos somos autodefensas”, editado desde principios de 2018 y de los donativos que recibe a través de su fundación, para causas “altruistas”.

En 2013 y 2014, independientemente del botín de guerra que obtenía de la lucha antitemplaria y de los recursos públicos que le daba de Alfredo Castillo Cervantes, el entonces líder mediático de las autodefensas michoacanas, también recibía donativos de muchas partes del mundo.

Nunca en la vida ha hablado de ello y mucho menos dio cuentas a nadie. Pero fue persiste la versión, que en la aeronave en que se accidentó junto con su novia menor de edad, el 4 de noviembre de 2014, transportaba armas y mucho dinero. Había salido de Guadalajara y se dirigía a Tepalcatepec, pero la nave cayó en La Huacana….

                                                                                              ***

Una quinta interrogante en torno a este episodio que ha ocupado importantes espacios mediáticos toda la semana, es el rol de las autoridades locales de La Huacana y Churumuco.

De Rodimiro Barrera, se tuvo noticias el martes 28, que en chinga se sentó a firmar el Convenio de Colaboración para la Seguridad Pública con el estado y avalado por la Federación. El alcalde, como muchos otros, se negaban sistemáticamente a coordinarse, a pesar de los llamados del gobernador Silvano Aureoles. Ahora se entienden sus motivos.

Cabe mencionar que el lunes 27, mientras nos horrorizábamos con las afrentas al Ejército Mexicano, circuló en redes sociales otro video en el que un convoy de camionetas con hombres armados, supuestamente se dirigían a Churumuco, pero no se aclaró a qué grupo pertenecen.

Mientras tanto, del alcalde Rubén de Jesús González, ni sus luces. Hasta ayer, con Gómez Leyva.

Hasta el miércoles 29, era imposible rastrear en Internet las actividades del edil de La Huacana, porque el sitio web del ayuntamiento se encontraba deshabilitado. Un anuncio en el home avisa que para acceder, hay que solicitar autorización al “ing. Héctor Sosa, número de whatsapp 7224143167”.

Al marcar, el número corresponde a “Patricia Mayen Ba&uelos”, pero contesta Héctor Sosa, quien se acredita como operador del sitio, “como lo hacemos con 800 municipios”, respondió en breve conversación con esta columnista.

Explicó que es una empresa que opera en el Estado de México, y ofreció que hablaría al día siguiente con el encargado en el ayuntamiento, para que se desbloquee la página y se pueda acceder, lo que no sucedía hasta el cierre de esta entrega.

En plataformas aparecen varios sitios: www.lahuacana.gob.mx/, ayuntamientolahuacana Home, en Facebook y Twitter https://twitter.com/goblahuacana?lang=es. No hay información actualizada. Las más recientes actividades del edil, datan de noviembre de 2018 a propósito de la campaña Teletón y otra del 31 de diciembre, en la última sesión de cabildo de ese año. En redes, entregó en febrero pasado una motosierra a un habitante del Chauz.

Vamos, en Wikipedia, en la búsqueda del municipio de La Huacana, el nombre del alcalde que aparece es el de Lino Paz Rosas, del trienio 2015-2018.

De acuerdo a la ley de Transparencia, los ayuntamientos son “Sujetos Obligados (y) tienen la responsabilidad de transparentar sus gestiones y rendir cuentas a la sociedad; prevaleciendo el principio de máxima publicidad, favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia, atendiendo al principio pro persona y garantizando que la entrega de la información sea accesible, actualizada, completa, congruente, confiable, verificable, veraz, integral, oportuna y expedita, por lo que atenderá las necesidades del derecho de acceso a la información de toda persona”…

                                                                                              ***

Pero si para el alcalde de La Huacana y Mireles, “San Vergas” y los “100 por ciento población” no son delincuentes sino gente tranquila, la sexta duda: ¿por qué están mejor armados, hasta con un Barret, que ni los policías municipales?

En teoría, y de acuerdo al Convenio de Colaboración para la Seguridad Pública que sí había firmado Rubén de Jesús González, el municipio cuenta con 83 elementos. De acuerdo a los protocolos, es el estado óptimo de guardia para una localidad de poco más de 33 mil habitantes. Con ese estado de fuerza y con los operativos que aporta la Policía Michoacán y el Ejército, el edil tendría qué explicar qué hace y a qué se dedica ese grupo armado en su municipio.

“¡Qué autodefensas ni que ocho cuartos!”, dijo Aureoles Conejo. “Son células delictivas que utilizan el término de autodefensa. La autoridad tiene que hacer su trabajo, en este caso, de manera coordinada con los municipios”, reiteró.

Y qué malo que mejor haya defendido al Ejército que el propio Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, o sea, López Obrador, y que el general Luis Crescencio Sandoval.

“No puede quedar impune lo sucedido el domingo 26. Es un mal ejemplo. Si permitimos que haya conductas de esa naturaleza atentando contra instituciones o integrantes de una institución tan importante, ¿qué vendrá después?”, insistía Aureoles. No existen las autodefensas en Michoacán, reiteró. Es una célula criminal y se actuará en consecuencia.

Por lo pronto, desde el lunes, Aureoles ha puesto en marcha en diferentes regiones la Fase II del Plan de Seguridad que comprende el desplazamiento de policías perfectamente acreditados con el Certificado Único Policial.

Comenzó en Zamora, donde se metió el CNJG a matar policías municipales. A pesar de que al alcalde de Morena, Martín Samaguey ya le habían tumbado a su director de Seguridad Pública por vínculos con el narco y asesinado al siguiente hace menos de un mes; aun así, se reusaba a firmar el convenio de colaboración.

Siguió en Lázaro Cárdenas, Coalcomán, La Piedad y Uruapan. En Apatzingán, asistió Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana de Amlo. Vino a poner una cagotiza a los presidentes municipales de su partido Morena: “vivimos una emergencia que no admite mezquindades ni regateos, mucho menos el cálculo político a la hora de concertar acciones en materia de seguridad. Los acuerdos con los ayuntamientos de ninguna manera va en demerito de la autonomía municipal, ni implica una claudicación. Por el contrario, refleja madurez de las autoridades para entender el momento el que enfrenta México”.

Pero como llegó se fue. Prometió que a partir de julio comenzaría a llegar la Guardia Nacional hasta sumar 4 mil elementos en todo el estado. Falta un mes exactito.

Mientras, ¿qué?…