Inicio Exclusivas La más poderosa ya sabe que Dios perdona; la vida, no

La más poderosa ya sabe que Dios perdona; la vida, no

14
0
Compartir
Foto especial

*Clemencia a “La Maestra” Gordillo; pronto irá a casa
*Gana a la ley mientras pierde con 10 enfermedades

Joaquín Herrera
CD MX, febrero 18/2017 (agencia acento) A cuatro años de su arresto, Elba Esther Gordillo, logra un amparo para poder llevar su juicio en cárcel domiciliaria. En quince días podría estar en casa, dice su abogado, Marco Antonio del Toro.

La lideresa de maestros logró tanto poder que pudo inclinar la balanza a favor de que llegara al poder el primer Presidente no priista, Vicente Fox, del PAN en el año 2000, que se enfrentó al Presidentes Ernesto Zedillo (en los años 90) contribuyó con el Presidente Felipe Calderón y quiso repetir acciones de chantaje con el Presidente Peña, terminó presa, bajo cuatro cargos.

Su complicada y larga batalla legal, basada en su estado de salud y la edad, que la ley permite beneficios a todo procesado, hizo que su abogado, lograra eliminar una de las acusaciones y que el resto pudiera enfrentarlas en libertad, según reveló el litigante ayer.

Como se sabe por el propio abogado, Elba Esther sufre diez males graves: Hepatitis viral tipo “C” (contagiosa) hipertensión arterial asistemática, insuficiencia renal (carece de un riñón que donó a su entonces esposo, para salvarlo de una muerte segura). Sufre de dos aneurismas seculares (taponamientos) en las arterias cerebrales (que comprometen su estado anímico y mental) y la ley prevé clemencia para casos de este extremo, sobre todo para mayores de los 70 años, que ella cumplió hace tiempo.

Los últimos años Gordillo los ha pasado en la clínica de la prisión y luego se le permitió en una primera instancia, seguir su tratamiento en una clínica privada.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación había rechazado atraer el caso en noviembre reciente, pero ahora un tribunal federal, el Quinto Colegiado en materia penal con sede en la Ciudad de México, decidió concederle el amparo promovido por su abogado que le permitirá la cárcel domiciliaria.

Como se hundió a la mujer más poderosa de México

Los excesos con el poder que amasó hundieron a la que llegó a ser la mujer más poderosa de México. Gordillo mostró su soberbia al exhibirse –intocable- con el regalo 59 vehículos Hummer (500 mil pesos hace 13 años) a los líderes seccionales del magisterio.
Pero estaba reclamando al gobierno de Calderón ampliar el presupuesto para la educación en cinco mil millones de pesos que de paso dejarían algo a sus muchachos.

Vestía como la reina Isabel

La burla de irse de “shoping” en tiendas que surten a la Reina Isabel II de Inglaterra, o los Presidentes y Primeras Damas de EU y Gordillo era cachada por paparazzis cuyas fotos daban la vuelta al mundo en los periódicos.

Era asidua a tiendas exclusivas del barrio popof de la capital, Polanco.
Un momento recordado, fue cuando apareció con un Louis Vuitton, valuado en más de tres mil 500 dólares (más de 50 mil pesos).

Lo usual era verla comprando prendas Chanel, Prada, Escada, Hermés, Diane Von Fürstenberg y los perfumes favoritos de la reina inglesa, que en México venden las tiendas de Saks de Carlos Slim en Polanco y Santa Fe. Bolsas de piel de 80 mil pesos, por ejemplo.

Pero Elba Esther Gordillo se peleaba un día sí y el otro también con los funcionarios del más alto nivel, en la creencia de que jamas sería “tocada”. Pero en febrero de 2013, comprobó que estaba equivocada.

En un viaje de su residencia en un barrio lujoso de San Diego, California, aterrizó en el aeropuerto internacional de Toluca –lo usual para visitar la capital- y un operativo de la Procuraduría General de la República, con orden de arresto en mano, y sin oportunidad de resistencia alguna de sus guardias ante el número de agentes de la ley, la mujer fue conducida a prisión.

Millonadas de pesos bailando: PGR

El procurador General de la República, Jesús Murillo Karam confirmó que la líder sindical realizó 22 pagos por más de 2 mdd a su tarjeta de crédito por compras en la exclusiva tienda departamental Neiman Marcus.

“La maestra” –que inició esa profesión en los terregales de Nezahualcóyotl, cuando eso eran solo “ciudades perdidas”- fue acusada de haber cometido excesos con dinero ajeno.
Es decir pagar con su tarjeta bolsas de 50 mil pesos, de marca Prada, gastar un presupuesto entero en su vestuario Cavalli, en sus zapatos Jimmy Choo y en las 59 Hummers que regaló a los secretarios de las secciones del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación.

Un banco itinerante

En manos de ella el SNTE había pagado cursos a los líderes sindicales en Estados Unidos en técnicas electorales para los secretarios seccionales en la Universidad de California de San Diego en 600 mil dólares.
Desde 2005 se sabía que en su mansión de San Diego, lucía cuadros del pintor de moda, el colombiano Fernando Botero, a cambio de millones de dólares.
Ni el presidente Fox o Calderón, se dieron esos lujos.

Vida social que ni Sofía Loren tuvo

Para asistir a fiestas de Roberto Cavalli, Gordillo lucía vestuario de 80 mil dólares; solía comprar 10 pares de zapatos de Jimmy Choo al mismo tiempo (de entre 400 y 6 mil dólares) y era asidua a las pomposas casas Tiffany para hacer el súper con diamantes de hasta 350 mil dólares.

Por eso el libro ‘Los socios de Elba Esther’, que lanzó en 2007 el periodista Ricardo Raphael, con entrevistas y documentos probatorios muestra que Elba Esther era culpable en buena medida del desastre educativo en el país, maniatando a la SEP con su sindicato.
Siendo de origen tan humilde Gordillo, llegó a convertirse en “la figura más temida del sistema político mexicano”.

Elba Esther fue la madrina de quien llegara a ser por orden suya director del ISSSTE, en tiempos del panismo en el gobierno federal. Hoy, el mismo hombre que ella quería hacer Presidente, es el gobernador de Veracruz, llevado por el PAN y el PRD en alianza.

Se trata de Miguel Ángel Yunes, militantes del Partido Acción Nacional (PAN) desde 2004, tras seguir a Elba Esther que abandonó al PRI de hecho, tras de ser lideresa en la Cámara de Diputados.

De diciembre de 2006 a febrero de 2010 Yunes fue el Director General del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE)
Elba Esther siempre pregonó que Yunes sería Presidente. Con el poder que le había dado hasta entonces cuando en 17 años habían pasado por sus manos recursos por unos 200 mil millones de pesos a cuenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Es decir, de manos libres. No había ley que obligara a ningún sindicato a rendir cuentas no a pagar impuestos respectivos.

En ese escenario, Gordillo descubrió que Dios perdona pero la vida no. Ahora, quizá la memoria menos fresca, elevó a Yunes, no a Los Pinos, como ell quería, pero sí al estado de Veracruz, la cuarta entidad más poblada del país, gracias al PRD, que olvidó sus diferencias ideológicas.