Inicio Columnas La Pompa de AMLO

La Pompa de AMLO

424
0

Por Antonio Ortigoza Vázquez/@ortigoza2010

El Presidente don López Obrador –a quien 30 millones de mexicanos le brindaron su voto de confianza — actúa en una pompa de jabón que lo mantiene aislado de la realidad social que se vive en México.

Es previsible, con despejadas señales, que así gobernará este personaje. Y así, de esa manera, continuará el diseño y aplicación de políticas diseñadas sobre el argumento, hasta el hartazgo, del saqueo voraz e impune y cínico de México por parte de plutocracia del pasado inmediato.

Esta plutocracia retoza, que juega los todavía inagotables campos de la riqueza nacional y actúa en complicidad con los grandes consorcios trasnacionales.

La gravedad del diseño y aplicación de nuevas políticas –que se remontan, así se leen, al sexenio de Luis Echeverría, aunque intensificado con sordidez en este nuevo gobierno federal– acentuará aún más la desigualdad económica, la injusticia social y la iniquidad política; además, este diseño “transformador”, no ha podido controlar el “avispero” delincuencial.

Hoy existen otras nuevas consecuencias, con efectos alarmantes, nos referimos a la salud de millones de mexicanos que han sufrido las de Caín con la desaparición del Seguro Popular, hoy INSABI, y que fue el resultado de políticas antisociales, pues atentan contra los intereses verdaderos de la sociedad mexicana, o sea el pueblo de México.

Y sí, se debe de reconocer que, en los lapsos entre los sexenios foxista, caldenorista y peñista, existieron excesos, corrupción, omisión y baños de sangre.

Esos ex presidentes se sometieron a los propósitos del gran poder de las trasnacionales estadunidenses primero y españolas después, impusieron al de México su voluntad económica, empresarial e inversionista.

Hoy, esa voluntad es la de que el gobierno y, eventualmente, el Estado mexicano mismo, hayan cedido influencias constitucionales en materia de rectoría económica, de seguridad y política en la conducción de las relaciones internacionales haciendo a un lado el interés social del pueblo mexicano.

Los motivos son, se dejan ver, ideológicos, por un lado; por otro, materiales, económicos y de control social, pues nada ha cambiado, la nueva clase política gobernante acrecentará sus tesoros respectivos sirviendo a intereses de las trasnacionales en lo económico y al gobierno estadunidense en lo político.

Pero en trágico contraste, don López, si bien no está aislado con respecto a esos gobiernos cuyas trasnacionales tienen enormes intereses en México, sí vive en una canonjía con respecto al pueblo de México. Vive, pues, en una pompa de jabón blindada.

“Entregado” al pueblo de México, don López, evade la realidad social que vive nuestro país, don Andrés es apapachado por Donald Trump, el nuevo criminal de guerra, entre otros, y ya gobierna a un pueblo que comienza a negarle su representatividad con un sentimiento de rechazo.

En esas nuevas políticas sociales se ha agudizado la inmadurez y la carencia de oficio político y apocamiento de propósitos del abanderado de la 4T, que ofreció aplicar el programa lópezobradorista de “primero los pobres”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here