Inicio País LA PRODUCCIÓN ALIMENTARIA  DEL SEXENIO QUEDÓ EN MERA ILUSIÓN: CIOAC-JDLD

LA PRODUCCIÓN ALIMENTARIA  DEL SEXENIO QUEDÓ EN MERA ILUSIÓN: CIOAC-JDLD

369
0
Compartir
Los mexicanos no producimos lo que consumimos

*  José Dolores López, dirigente de la organización campesina,  informó que a lo largo de estos seis años,  la producción de  granos como el maíz, presentó una taza de crecimiento de casi 26  por ciento, en tanto que, las importaciones registraron una tasa de crecimiento del 61 por ciento

 

Por La Redacción

Especial de Expediente Ultra

Tras la celebración  del Día Nacional del Maíz, José Dolores López Barrios, secretario general de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos “José Dolores López Domínguez (CIOAC-JDLD) informó que a dos meses de concluir el sexenio de Enrique Peña Nieto, las metas de producción, sobretodo, en el caso de granos y oleaginosas fueron inalcanzables y todo resulto un artilugio del gobierno para ocultar lo que realmente sucedía.

El líder campesino expresó, que de acuerdo al sexto informe de gobierno, la producción de maíz para el año 2017 fue de 27 millones 762 mil 481 toneladas, en tanto, que las importaciones fueron de 15 millones 326 mil  770. “La meta de producción del 2018 resultó también una ilusión. Dado que las importaciones de este producto en el 2013 fue de 7 millones 153 mil 033 toneladas y para el 2017, ya alcanzaban más de 15 millones de toneladas”.

Con lo que advirtió que la dependencia alimentaria de maíz en el sexenio aumentó. “La sumatoria de la producción más las importaciones nos dan un total de 43 millones 089 mil 251 toneladas y si restamos a esta cifra las exportaciones, el consumo de Maíz en México, es de casi 41 mil 500 toneladas”.

Por lo que resaltó que a lo largo de estos seis años, la producción de este grano presentó una taza de crecimiento de casi 26  por ciento, en tanto que, las importaciones registraron una tasa de crecimiento del 61 por ciento. “El gobierno se propuso una meta que no alcanzo, ya que las importaciones como se observa fueron creciendo fuertemente”.

Agregó que la dependencia alimentaria en el caso del maíz es del 35.5 por ciento. Por ello, si el gobierno de Andrés López Obrador se plantea como meta la autosuficiencia alimentaria tendrá como reto eliminar este coeficiente de dependencia, sobretodo, en granos y oleaginosas (maíz, frijol, trigo, arroz, sorbo y soya). “En algunos de ellos, llegamos a tener  una dependencia hasta del 95 por ciento y otros en los que solo requeríamos importar el 25 por ciento para satisfacer nuestro consumo nacional como es el caso del maíz”.

Puntualizó que el tema de la reducción de la dependencia alimentaria es crucial para el campo mexicano y su gente, ya que reducirla implica más producción interna, menos compras en el exterior, más trabajo y más desarrollo rural, justamente donde está el grueso de la población de escasos recursos del medio rural y más del 90 por ciento de las pequeñas unidades de producción.

Indicó que algo similar ocurre con el trigo, cuando la meta esperada era de 3 millones 600 mil y la producción fue de 3 millones 500 mil; es decir, 2.67 por ciento menos de lo esperado; o el frijol, que el objetivo en el 2018, eran un millón 300 mil toneladas, mientras que la producción fue de un millón 183 mil; es decir, 8.9 por ciento menos.

En el caso del sorgo eran 8 millones 200 mil toneladas, mientras que la producción fue de 4 millones 853 mil 110 toneladas. Con una diferencia de 3 millones 346 mil 890 toneladas.

Por lo que, el líder campesino subrayó la urgente necesidad de reorientar las políticas con el objetivo de producir internamente los alimentos que importamos, a partir de una mayor participación de las pequeñas unidades de producción, de la economía campesina y familiar.