Inicio Columnas LA RECAPTURA DEL CHAPO MUEVE LAS PIEZAS DE LA SUCESIÓN//En Condominio

LA RECAPTURA DEL CHAPO MUEVE LAS PIEZAS DE LA SUCESIÓN//En Condominio

829
0
Misión cumplida // Foto especial

Especial de Expediente Ultra

Por Ignacio León Montesinos

Indudable que la recaptura del Chapo Guzmán moverá las piezas de la sucesión del 2018 a favor del hombre que encabeza el Gabinete de Seguridad a cuyos integrantes  el Presidente Enrique Peña Nieto reconoció en Palacio Nacional su inquebrantable compromiso con el país y la seguridad de los mexicanos.

Ése mismo hombre al que tras las fuga del narcotraficante, en julio pasado, sus enemigos dieron por muerto en sus aspiraciones políticas y que hoy, quiérase o no, demostró en los hechos dos cuestiones indiscutibles: nunca estuvo involucrado en la evasión del penal del Altiplano y siempre mostró su lealtad y fidelidad al Presidente y a las instituciones.

Nadie puede regatear méritos a Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, sobre lo logrado en las tareas de inteligencia y coordinación de las diversas instituciones que culminaron en Los Mochis, Sinaloa,  con la detención del narcotraficante más buscado del planeta. Hombre sobrio y austero, supo “aguantar vara”  cuando los misiles mediáticos provenientes del  “fuego amigo” de algunos miembros del gabinete, buscaron por todos los medios “sacarlo de la jugada”, empecinados en colgarle culpas ajenas. Juego perverso al que no se prestó el Jefe del Ejecutivo.

Los seis meses  que anduvo a salto de mata el peligroso capo son la prueba fehaciente que ya no contó con la complicidad oficial de los gobiernos panistas, ni con la de funcionarios venales que son investigados por los hechos de su inverosímil escape del Altiplano. La limpia de mandos corruptos no es asunto de mera retórica sino de una impostergable depuración gubernamental donde Osorio Chong ha jugado un papel relevante. Los hechos así lo demuestran.

En su  naturaleza implícita la reaprehensión tiene no únicamente resonancia nacional sino internacional pues a diferencia de la ocurrida en enero del 2014, en que parte de la medalla debió compartirse con los servicios de inteligencia norteamericanos, todo apunta a que la de hoy es fruto de nuestros propios sistemas de inteligencia que como el CISEN, fue reconocido por el Primer Mandatario en su mensaje de Palacio Nacional. Por todo el planeta la noticia se expandió sin regatear méritos al gobierno mexicano.

¿Qué experiencia deja la fuga y recaptura del peligroso delincuente? Sin duda la dolorosa lectura de que en algunos mandos medios y superiores todavía supervivió la corrupción y la complicidad que incrustadas en las estructuras de seguridad y en penales de alta seguridad como el del Altiplano, pretendieron que la credibilidad del gobierno del Presidente Peña Nieto quedará en entredicho.

Pero ahora, del otro lado de la moneda, los resultados obtenidos permiten  fortalecer  la confianza en el Jefe de las instituciones y la legitimidad en su administración, demostrando que las manzanas podridas están siendo desechadas para bien de su proyecto de gobierno donde la seguridad de los mexicanos es de primer orden, recobrando en inercia natural el estado de derecho al combatir de manera frontal a un cáncer llamado IMPUNIDAD.

Y en todo este renovado contexto político la figura del Secretario de Gobernación adquiere una nueva dimensión para desgracia de sus detractores que hace unos meses cuando las encuestas empezaron a ubicarlo como un personaje con amplias simpatías entre los potenciales electores, buscaron endilgarle infructuosos ataques en los medios.

Si antes de la recaptura de Joaquín Guzmán Loera, los sondeos de opinión le eran favorables al titular del Palacio de Cobián, ya podemos anticipar lo que los mismos subirán tras los hechos por todos conocidos. El capital político de Miguel Ángel Osorio Chong es ya de gran valía para su partido y se convertirá en una verdadera pesadilla para la oposición que, como  los impulsores del “fuego amigo” en el gabinete, rogaban a toda la corte celestial para que  la reaprehensión del Chapo no se diera en el corto plazo pues inevitablemente sería un factor de peso en la sucesión del 2018.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here