Inicio Columnas LA RENUNCIA DE ARELI MAYA ES EL INICIO DE LA REBELIÓN...

LA RENUNCIA DE ARELI MAYA ES EL INICIO DE LA REBELIÓN DE LAS BASES DE MORENA

2013
0

*  En el partido guinda, suenan los tambores de guerra de los molestos militantes y líderes locales agraviados con los abusos cometidos en la imposición de candidatos por el ahora detenido, Gerardo Sosa Castelán; algunos miembros del Grupo Universidad parecen no entender que su ciclo terminó e insisten en colocar al frente de los Consejos Municipales a familiares, como es el caso de la diputada Corina Martínez García, que quiere dejar al frente del Consejo de Pachuca a su hermano Cuauhtémoc

Por Antonio Ortigoza Vázquez/@ortigoza2010

Especial de Expediente Ultra

La renuncia de la panista Areli Maya Montalvo, como candidata de Morena a la alcaldía de Mineral de la Reforma anuncia el inminente derrumbe del control que el Grupo Universidad ejercía al interior de este partido, motivando a los fundadores y bases a salir en defensa de su movimiento social que iniciaron hace más de 8 años y que pretendió ser usado, una vez más, como instrumento de control político del ahora procesado, Gerardo Sosa Castelán.

Como un incontenible efecto dominó, las fichas impuestas por Sosa Castelán se vienen abajo y una de las que tienen en la mira los agraviados morenistas es sin duda la de su hermano Damián, que fue trepado a la mala en la candidatura a Tulancingo.

Por donde se mire, en Hidalgo todo se le complica a la pandilla universitaria que tenía secuestrada no solo a la UAEH sino hasta a Morena, al punto que muchos de sus antes aliados y subordinados ya están rompiendo lanzas que sus hasta hace una semana, jefes absolutos.

Tal es el caso del presidente del Consejo Político de Morena en Hidalgo, Andrés Caballero Zenón, que antes de la defección de Maya Monzalvo, declaró a los medios que si las autoridades no la bajaban de la candidatura, lo mismo que a Damián, “no serían respaldados” por las bases de su partido.

Criticó incluso que desde la Comisión Nacional de Elecciones de su partido se haya dado “un balazo en el pie” a Morena por la imposición de estos y otros personajes. Y comentó que irán “con todo” para impugnar las planillas del Grupo Universidad y colocar a candidatos con gente que surja realmente del partido.

Lo declarado por el ahora disidente del Grupo Universidad es uno de los tantos flancos que comenzaron a abrirse a la poderosa mafia, algunos de cuyos integrantes insisten en aferrarse a los despojos de un cadáver político y como aves de rapiña buscan sacarle provecho hasta lo último que les sea posible, razón por la que en el Congreso Local no alcanzaba, al medio día, el quorum necesario para realizar la sesión donde habrían de validarse los consejos municipales.

Algunos legisladores como Corina Martínez García, insisten en colocar a sus familiares al frente de los consejos municipales que habrá de administrar los municipios, hasta en tanto no tomen posesión quienes habrán de ser los ganadores en las elecciones del próximo 19 de octubre. Tanta es la ambición por hacerse por unos meses del control de alcaldías como Pachuca, Mineral de la Reforma, Tula, Tizayuca, Actopan y Tulancingo, que siguen en el estira y afloja, importándoles un bledo que los tiempos institucionales se acaben.

La diputada Corina, fiel hasta la ignominia a Gerardo Sosa, hoy tras las rejas, quiere colocar a su hermano Cuauhtémoc al frente del Consejo para tratar de vender caro el pellejo al candidato de Morena, como una burla más tanto a la comunidad universitaria como a la sociedad pachuqueña.

Recordemos a Corina que en su papel de funcionaria de la UAEH y junto con el porro Jorge Mayorga en su papel entonces de dirigente del Consejo Estudiantil Universitario del Estado de Hidalgo (CEUEH), y del rector Humberto Veras Godoy, orquestó en febrero del 2016, un negocio redondo para esquilmar a cientos de alumnos de los municipios de Tizayuca, Tulancingo, Tepeapulco y Actopan mediante un supuesto descuento del 30 por ciento en el  transporte de sus lugares de origen a los centros universitarios, siempre y cuando lo hicieran por la línea Estrella Blanca en la que sus hermanos, Cuauhtémoc y Otto Martínez García, eran altos directivos y accionistas.

Lo que promocionaron en los medios como una obra casi social, no que más que un negocio redondo que condicionó a los universitarios a emplear este medio de transporte, casi como oficial, dejando sin clientes a las otras líneas.

Un año antes, los hermanos Martínez García, habían recibido el espaldarazo del entonces gobernador Francisco Olvera, otro de los porros que creció bajo el cobijado por Sosa Castelán, para expandir sus negocios en otra ruta de transporte de pasajeros, el Grupo Flecha Roja, del cual son accionistas.

Ligados estrechamente a la Sosa Nostra, pactaron con el jeque universitario incluir en las listas a las diputaciones locales a su hermana Corina. Tan buena era la relación que Gerardo Sosa ordenó al ahora aterrado rector, Adolfo Pontigo, otorgarle a Cuauhtémoc el reconocimiento Spiritus Universitas, no por méritos académicos o científicos, sino por su labor “altruista” en favor de la UAEH, en su calidad de presidente de la Fundación Carlos Martínez Balmori.

Ahora, la diputada local busca maniobrar para que Cuauhtémoc quede al frente del Consejo Ciudadano de Pachuca, contra el sentir no solo de la ciudadanía sino de las bases de un partido que ya empieza a exigirles cuentas de sus fechorías a los hijos e hijas predilectas del Grupo Universidad, como lo es también la diputada Roxana Montealegre cuyo esposo, el famoso “Cadáver” ya hizo destrozo y medio como representante ante el Instituto Estatal Electoral de Hidalgo (IEEH).

Es hora de que la ex regidora del PAN y ex candidata por esas siglas al tercer distrito federal de Actopan, deje de meterse en los asuntos de un partido del cual nunca ha compartido militancia y menos ideología, como el resto de sus compañeros de bancada que lejos de ser verdaderos representantes populares no fueron más que empleados del Grupo Universidad.

La rebelión de las bases de Morena ya comenzó y ya nadie la detiene. Ojalá aún estén a tiempo de salvar a su partido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here