Inicio Columnas LA VERDAD DEL RETIRO DE NARRO: NO ALCANZÓ EL RESPALDO

LA VERDAD DEL RETIRO DE NARRO: NO ALCANZÓ EL RESPALDO

363
0
Narro ¿Adiós a la política? (Foto especial)

AMBIGÚ

* Peña y “17 años”… pero en ¡la cárcel!

*Para este año, sumarán 5 millones de venezolanos fuera de su país

Por Martha Elba Torres Martínez

Con sobrada razón, Enrique Peña Nieto podrá decir que hay “compló” contra él, pero de sus propios amigos y ex colaboradores, si es que se confirma que su director de Pemex, Emilio Lozoya acepta ser testigo protegido en Estados Unidos, en Chihuahua avanzan la investigación sobre Operación Zafiro y en las fiestas lo siguen grabando en baile y agasajo, al ritmo de una de las más famosas cumbias de Los Ángeles Azules.

Le puede estar llegando la hora al ex presidente de México, que pudo, pero no quiso, atacar la corrupción. La toleró y, por tanto, la diseminó. Hoy, hasta el PRI, le da la espalda. Y no hay que hacerle al desarrapado e ingenuo: el doctor José Narro Robles, la carta de los peñistas para la dirigencia nacional del tricolor, no se retiró. Lo “retiraron” la insuficiencia de “apoyos” requisitados para solventar su registro como aspirante.

De acuerdo a la convocatoria, requería 20 por ciento de la estructura territorial y/o comités directivos estatales. A algunos dirigentes los convencieron, pero no los suficientes.

Por lo menos, tres de los sectores y organizaciones. Tampoco.

El 20 por ciento mínimo de consejeros y consejeras nacionales y estatales, los cubría. Pero el rabo de la puerca se enroscó más, con las firmas del 5 por ciento de militantes registrados en el padrón partidario. Y de esto mismo se agarró Narro, para tratar de justificar su renuncia. Pero al final de cuentas, contar con los listados de miembros activos actualizados y verificados para la consulta del 22 de agosto, es materia del Instituto Nacional Electoral.

Entonces, la verdad sea dicha no les “alcanzó” y los peñistas ya nada tienen qué hacer en el PRI, incluido Manlio Fabio Beltrones, la Pagés, quién se quiera ir. A ver dónde los aceptan. Puede ser Morena, que todo recoge.

Yo no engaño. Mis lectoras y lectores saben perfectamente que no digiero al Presidente. Pero de eso, a que tenga las manos metidas en el proceso interno priísta, tampoco. Y el mismo ex rector con un párrafo de su renuncia con el que pretendió salpicar a todos, acepta que la estructura no estaba con él.

«Existe un preferido de la cúpula del PRI (sectores/organizaciones), el candidato oficial de los gobernadores (claro, comparten las desgracia ante el Gobierno Federal) y de quien fue, hasta recientemente, el jefe político del partido” (aquí se equivocó, porque René Juárez era el presidente y “el jefe político”, Peña Nieto).

Qué poco aguante.

Fuera Narro de la contienda, mañana, entre las 10 y 2 de la tarde, el registro.

Al cierre de esta entrega, el escenario más probable era uno solo. El de Alejandro Moreno, por lo que tendría que solicitar su licencia como gobernador de Campeche de inmediato.

Para que la consulta no se cancele ni se desanime la militancia, podría anotarse Ivonne Ortega o Ulises Ruiz y con menos probabilidad, José Ramón Martell.

Aun así, la consulta, en mi opinión, dejaría más beneficios que costos. “Alo” quiere encabezar la reconstrucción de su partido y tiene el carisma, la experiencia partidaria y el corazón. Eso lo obliga a recorrer el estado, pisar todas las plazas, recibir las mentadas de madre y dicho lo que se tenga que decir, para adelante…

                                                                              ***

Pero una es que no vea metida la mano del Presidente en la interna del PRI, y otra que no la siga cageteando con sus ocurrencias de cada día.

A veces pienso que en algún momento le tiene que llegar la lucidez, pero me levantó, prendó la TV y va de nuevo.

A partir del próximo ciclo escolar va a entregar directamente a los paterfamilias, el dinero para la construcción y mejora de aulas. Y será suficiente con que anoten con gis en un pizarrón cuánto dinero recibieron y en qué se lo gastaron.

Ojalá no lo dejen a la intemperie, porque entonces ya se chingó la cosa.

Con los ingenuos empresarios, acordó inversiones por 30 mil millones de dólares por las rondas petroleras y las cancela, porque dijo que nunca lo prometió, nada más se mencionó.

Zoé Robledo, el director del IMSS, por más que quiso darle la vuelta a los datos duros, no pudo maquillar lo evidente: de casi 34 mil nuevos empleos que se registraron en mayo de 2018, el mes pasado no llegaron a 4 mil. Pero López salió con que no se contabilizaron los 481 mil inscritos al Programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” ni los 200 mil adscritos a “Sembrando Vida”.

Entonces su mismo empleado, tuvo que corregirlo: un empleo formal aporta cuotas al Instituto. Una beca, no.

De acuerdo a los mismos datos del IMSS, en mayo pasado, en la mitad de los estados se perdieron cerca de 45 mil empleos, en Michoacán fueron más de 2 mil 300. Y las tres neuronas no le alcanzan para comprender que el desempleo es resultado de los recortes presupuestales, que la obra pública genera ocupación a través de toda la cadena productiva; que las y los mexicanos tendrán salario para comprar. Pero no, el consumo también va a la baja y quedamos atrapados en el círculo.

Por eso, con justa razón, la crítica desbordada en redes sociales, por su plan de salvar a los centroamericanos a costa de los mexicanos. Lo que son las cosas, el Presidente vino a despertar la xenofobia. Porque para los inmigrantes, vivienda, empleo y servicios de salud, y para los derechohabientes, ya ni diclofenaco.

Y escuchamos a la titular de Segob, Olga Sánchez Cordero, ofreciendo refugio y asilo a los centroamericanos, que se queden, y no se vayan a Estados Unidos.

Se acaba de presentar el informe de Tendencias globales de 2018 de la Acnur, la agencia de la ONU para los refugiados, y si esto ya de plano no abre los ojos a los chairos, estamos totalmente perdidos y mejor vivir la vida loca por lo que irremediablemente va a pasar.

Por primera vez, Venezuela superó con su éxodo, a países en conflicto bélico.

En 2018, salieron 341 mil 800 habitantes. “No hay en el mundo un grupo tan grande de personas que se haya visto forzado a salir de su nación sin que haya una guerra o una catástrofe”, establece el reporte.

El régimen de Nicolás Maduro puede anotarse ya una nueva medalla de la vergüenza: la de ser el primer país del mundo en petición de asilo, por encima de países en guerra. Es la primera vez que esto sucede. Las 341 mil 800 personas del país petrolero que el año pasado pidieron protección internacional superaron en número —con gran diferencia— a afganos y sirios, los siguientes en esa clasificación y procedentes de países en conflicto, dice el material publicado por Crónica.

A finales del año pasado, había tres millones de venezolanos que habían huido del país, sobre todo desde 2015, dos años después de la llegada al poder de Nicolás Maduro. Pero ya en junio de este año, la ONU informó que la cifra ahora alcanza los cuatro millones.

Los venezolanos salen de su país a un ritmo de cinco mil personas al día, y el informe estima que, de continuar así, llegarán a los cinco millones en el extranjero a finales de 2019. “No hay en el mundo un grupo tan grande de personas que se haya visto forzado a salir de su país sin que haya una guerra o una catástrofe”, explica p William Spindler, portavoz de la Acnur. La mayoría de ellos están en los países vecinos, sobre todo en Colombia (donde viven 1.1 millones) y en Perú (428 mil 200).

Y López Obrador es igual a Maduro. Reitero: quieren acabar con los pobres y no con la pobreza…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here