Inicio Hidalgo LAS TRAICIONES DEL CAMALEÓNICO EDMUNDO RAMÍREZ MARTÍNEZ

LAS TRAICIONES DEL CAMALEÓNICO EDMUNDO RAMÍREZ MARTÍNEZ

864
0

*  La historia del hoy candidato a la alcaldía de Ixmiquilpan está plagada de puñaladas por la espalda a aquellos que como Roberto Pedraza le tendieron la mano para sacarlo del anonimato político; hoy sería bueno que el aspirante al ayuntamiento secuestrado por la delincuencia, le explicará a los electores cómo fue que tras la traición a su jefe político decidió aliarse con el hoy preso en Almoloya, Gerardo Sosa Castelán

Por Paco Militante

Especial para Expediente Ultra

Alguna vez el ex presidente de Ixmiquilpan, Hermilo Bravo Olguín, manifestó en un evento en la campaña política del otrora Candidato a Gobernador, Manuel Ángel Núñez Soto, allá por los años 1999, que Ixmiquilpan tenía que ser considerado entre los cinco Municipios más importantes del Estado de Hidalgo, específicamente, en el quinto lugar. El tiempo le dio la razón, hoy Ixmiquilpan ocupa el primer lugar en ingobernabilidad en el Estado. Donde la delincuencia esta enquistada en los grupos políticos y las pugnas se dirimen como las vendettas: a balazos, no con abrazos.

Corrían aquellos tiempos de un Frente Indígena Revolucionario (FIR) que ya mostraba grietas y se encontraba en decadencia, mismo que ayudó a consolidar Efraín Arista Ruiz. Y se disputaban el control político con su contraparte, el Consejo Supremo Hñahñu, que aun preside, el también poderoso actor político y parlamentario indígena Internacional, Roberto Pedraza Martínez.

Tiempos aquellos cuando a Roberto Pedraza Martínez le llamaban el Hermano Mayor, como siempre se refirió respetuosamente, su discípulo, el otrora priista, después panista y hoy Candidato de Movimiento Ciudadano, profesor Odilón Olguín Flores, festejaban y, aun lo hacen, el Primero de Mayo, como la fecha de la Hermandad Hñahñu.

Sus tiempos de lealtad

Ése día se daban cita en Ixmiquilpan actores políticos de diferentes lugares de la entidad, especialmente de los 36 municipios que conforman el Valle del Mezquital, sin dejar de lado a los de la Sierra y Huasteca Hidalguense. En esos convivios extra grandes, Roberto Pedraza Martínez, festejaba su onomástico y le gustaba mostrar el músculo político.  Asistir a ese convivio anual era un besamanos estatal, el Gobernador en turno concurría regularmente o, en su representación, se enviaba al Secretario de Gobierno. 

El Consejo Supreno Hñahñu hoy es una organización política muy acortada, pero sigue ocupando algunos espacios en el Gobierno Estatal.

POCO BRILLANTE PERO BUEN “ADULÓN”

En aquellos tiempos destacaba por su participación y apoyo logístico para los convivios un joven entusiasta, poco brillante pero muy adulón, Edmundo Ramírez Martínez, junto con otros compañeros, como Héctor Pedraza Olguín, que se desempeñaban como el staff del líder Roberto Pedraza Martínez, quien, por esos años ya se había ocupado algunos cargos importantes como Alcalde de su ciudad, Diputado Local y Delegado Federal de Comisión Nacional de Zonas Áridas (CONAZA). Así empezaron los primeros encargos para Edmundo Ramírez Martínez. El hoy flamante candidato de la Coalición PAN – PRD, a quien su paisano, Carlos Eduardo Portillo García, lo llamó “mentiroso y tramposo”.

Roberto Pedraza Martínez siempre apoyó a Edmundo Ramírez, primero lo hizo su Secretario Particular, luego Encargado del Despacho en CONAZA por algunas semanas y después Delegado de PROGRESA.  Corrían los tiempos de Manuel Ángel Núñez Soto, cuando Edmundo Ramírez se formaba entre los campesinos para saludar varias veces al Gobernador. Lo que irritaba al no menos poderoso Comandante Mario Lugo Carbajal, Jefe de la Ayudantía.

EL APRENDIZ DE FOUCHÉ DE “UÑAS LARGAS”

Edmundo Ramírez, al estilo de José Fouché, escondido en la obscuridad y con intrigas, había desplazado a sus compañeros de Staff y se ganó la confianza del Maestro Roberto Pedraza; como Delegado de Progresa convenció y logró que su tutor político lo propusiera como Candidato a Diputado Local.

Al dejar la Delegación de Progresa se descubrieron los enjuagues de Edmundo Ramírez, sus corruptelas, las tranzas que hizo, como cobró en nombre de supuestos beneficiarios, registrar a sus familiares, novias, amante y personal a su cargo.  Hasta el chofer y jardinero particular cobraron en esa nómina.

Pero Edmundo Ramírez siempre en solitario acudía a las giras del Gobernador, allí le solicitaba al mandatario ampliar la cobertura de Progresa y beneficiar a mas hidalguenses necesitados. Situación que siempre aprovechó y también inscribía incondicionales afines a él o personal de confianza. Si alguien preguntaba, solo decía que el Gobernador había solicitado inscribir a esas personas. 

Como Candidato cobró los favores y llegó al Congreso Local donde su paso fue gris y con poca productividad legislativa.

Posteriormente fue Director General del Colegio de Bachilleres de Hidalgo (COBAEH) y allí dio rienda suelta a sus compromisos, tapizó los planteles con incondicionales, abultó la nómina con varias de sus amigas más cercanas, hizo negocios con las cooperativas o tiendas en los Planteles, compro casas y propiedades y viajó por varios países con el pretexto de intercambio académico y hasta logró apostar sus “dineros” en la ciudad del Pecado de los Estados Unidos, mejor conocida como Las Vegas.

Sin embargo, se reportaba permanentemente con su líder Pedraza y se hizo cada más de su confianza hasta lograr que lo propusiera como Diputado Federal por Ixmiquilpan.

LA TRAICIÓN A ROBERTO PEDRAZA

Los afines a Roberto Pedraza siempre lo vieron como un advenedizo y le advirtieron a éste, que Edmundo Ramírez era un malagradecido y traidor. Durante la Campaña Política hubo muchos encontronazos con el Equipo de Campaña. Los Operadores Políticos que envió Roberto Pedraza no hicieron bien su trabajo. No querían a Edmundo Ramírez como Diputado Federal. Pero la excelente votación de los municipios de Chapulhuacan y Pisaflores   inclinaron la balanza y Edmundo Ramírez arribó como legislador a San Lázaro.

En el Congreso de la Unión Edmundo Ramírez hizo mancuerna con Gerardo Sosa Castelán, el hoy flamante huésped del Altiplano, con quien realizó algunos negocios sucios y le vendió la idea que, si lo apoyaba en su afán para ser Gobernador, Edmundo Ramírez ocuparía una Secretaria o una Curul en el Senado de la República.

Esta era la oportunidad que Edmundo Ramírez esperaba, se plegó a las órdenes de Gerardo Sosa Castelán y rompió con su mentor político: Roberto Pedraza Martínez. Traicionó a quien lo llevó de la mano para convertirse en un político conocido en Hidalgo y el país.

Una veleta en la política

Pero apenas conoció a Emilio Gamboa Patrón y también, literalmente, le pidió apoyo y se incorporó a su grupo político, primero en la CNOP y después solicitó su recomendación para incorporarse como Diplomático, pensó que merecía ser Embajador en algún pequeño país de Latinoamérica, pero, Edmundo Ramírez no tiene carrera en el Servicio Exterior Mexicano y la recomendación solo alcanzó para ser Cónsul en una Ciudad Americana.

A LAS ÓRDENES DE SOSA CASTELÁN

Gerardo Sosa Castelán empezó a visitar los Estados Unidos y Edmundo Ramírez lo presentó como un prospecto para Gobernador en el futuro. Hoy debe ser muy interesante qué opinión le merece el preso de Almoloya.

Edmundo Ramírez pasó un tiempo en los Estados Unidos y regresó a México. Visitó al Gobernador Francisco Olvera y no encontró acomodo. La traición a Roberto Pedraza aún estaba fresca y pesó mucho.

Esperó la Campaña para Gobernador de Omar Fallad Meneses y tampoco lo llamaron. Entonces buscó a Gerardo Sosa y pretendió incorporarse a Morena, pero su paisano Cipriano Charréz, otro huésped de la cárcel, le cerró el paso.

“Mundito” buscó un espacio en el tricolor; no encontró acomodo. Empezó entonces a filtrar su salida del PRI y finalmente concretó lo que todos ya sabían, dejo el PRI y busco ser candidato a la Presidencia Municipal por el PAN apoyado por el Diputado local, Asael Hernández.

Pero se acordó que alguna vez también Roberto Pedraza Martínez hizo mancuerna con el hombre fuerte de Jacala, José Guadarrama Márquez y lo buscó hasta Michoacán, donde actualmente se ocupa como flamante funcionario en el Gobierno de Laureano Aureoles Conejo. Le pidió su intervención para abanderar también los despojos del PRD. Así logró apoderarse de la Candidatura a la Presidencia Municipal de Ixmiquilpan de la coalición PAN – PRD.

Hoy, cobijado por los Partidos Políticos que siempre ninguneó y menospreció, recorre las comunidades de Ixmiquilpan buscando el voto de los ciudadanos que ya lo rechazaron alguna vez.

Ixmiquilpan se encuentra en una encrucijada: es el municipio donde la delincuencia ya rebasó a las Autoridades Municipales y Estatales y donde la Federación sigue pensando que es un pueblo bueno que se rige por usos y costumbres; aquí la delincuencia esta infiltrada en los cuerpos policiacos. En este Municipio no hay ley, solo existe la ley del más fuerte. Aquí los grupos políticos no solo pelean espacios administrativos sino también la plaza delincuencial. En esta demarcación predomina la justicia por propia mano. El Gobierno Estatal tiene pocos aliados y limitadas alternativas de gobernabilidad.

En este panorama, Edmundo Ramírez busca gobernar, pero, en este Municipio, las traiciones que hizo, son más grandes que sus posibilidades de triunfo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here