Inicio Exclusivas LOS CAMALEÓNICOS LUPITA Y ARTEMIO TOCARON A LAS PUERTAS DE MORENA

LOS CAMALEÓNICOS LUPITA Y ARTEMIO TOCARON A LAS PUERTAS DE MORENA

1262
0
Guadalupe Muñoz, en su camaleónica ambición política buscó lo mismo al PAN que a Morena

*  Muy pocos saben en el PRI de Hidalgo que en el 2016, tras la llegada al gobierno local de Omar Fayad, la ex alcaldesa de Apan y el líder de los ex obreros de Dina, buscaron sorprender en San Lázaro a los diputados de Morena, para supuestamente apoyar a AMLO a cambio de apoderarse de la planta de la ex Dina Nacional, pretextando un adeudo con el desaparecido laborista, Jesús Campos Linas que pretendían, fuera liquidado por el empresario Samuel Castro, preso en el penal de Pachuca por negarse a entregar a estos “pájaros de cuenta” la planta en disputa

Por Antonio Ortigoza Vázquez

Especial de Expediente Ultra

(Sexta y última)

Tras el triunfo de Omar Fayad en los comicios de junio del 2016 y su toma de posesión el 5 de septiembre de ese año, como gobernador de Hidalgo, Guadalupe Muñoz y su esposo, Artemio Vázquez Peña, perdieron por partida doble el valor de sus bonos políticos; por un lado, su protector Francisco Olvera no había logrado doblegar al empresario Manuel Samuel Castro Mercado para que le entregará al dirigente charro las instalaciones de la planta de Ex Dina Nacional, a pesar de tenerlo en prisión desde el 2011 por la presunta autoría intelectual en el homicidio del obrero José Matilde Cotonieto y, por otro, la ex alcaldesa de Apan había visto frustrada su intención de retornar a una diputación local o al ayuntamiento, bajo las siglas del PRI, para seguir protegiendo sus acciones ilícitas desde el poder.

Con Fayad en el poder su plan de apropiarse de un inmueble que legalmente pertenece a la firma Pacífic Internacional Develomment, se vio alterado. Siguiendo las instrucciones de Olvera, tanto Artemio como Guadalupe, jugaron las contras a las aspiraciones del triunfador en las elecciones locales desde su precandidatura. Ni cómo enderezar las cosas.

¿Morenista la ex líder del OMPRI?

Por eso, ahora que “los tortilitos” mutados a “pájaros de cuenta”, buscan el cobijo del tricolor para retornar a la alcaldía apense, es importante revelar un hecho poco conocido en el ámbito de la política hidalguense. Una radiografía que muestra la naturaleza “camaleónica” de personajes que deben ser remitidos al desván de la podredumbre política.

Hace un par de semanas, y en plena crisis de la contingencia, apareció en los medios de Hidalgo un supuesto consenso partidista del tricolor, nominando a la ex dirigente de la ONMPRI como precandidata a la alcaldía de Apan. Versión no confirmada por ningún mando de regular nivel en el Comité Estatal de este partido.

TOCANDO LAS PUERTAS DE MORENA

En los meses de octubre y noviembre del 2016, y ya con Paco Olvera fuera del poder, el cacique de los ex trabajadores de Dina, mejor conocido como “El Pájaro” y Guadalupe Muñoz, trataron de mudarse a otro partido. Primero buscaron acomodo en el PAN, a través de Alfredo Ortega Appendini (a) “El Capi” y Prisco Manuel Gutiérrez, testaferros de entonces titular de la Delegación Miguel Hidalgo en la CDMX y ex candidata a la gubernatura, Xóchitl Gálvez.

Artemio Vázquez birló su pago a don Jesús Campos

Pero vislumbraron que el futuro no estaba en las filas panistas sino de Morena y planearon hacer una carambola de tres bandas, echando mano, en forma por demás cínica, a un adeudo que Artemio Vázquez Peña mantenía con el abogado laborista, Jesús Campos Linas, quien décadas atrás había ganado para los trabajadores de la Ex Dina Nacional, la indemnización consistente en la entrega de las instalaciones donde se asentó el complejo industrial de la armadora y cuya venta, en teoría, reportarían los recursos suficientes para entregar una honorables compensación económica a los ex obreros. Situación que a más de 20 años aún no se concreta, por las triquiñuelas de “El Pájaro”.

De acuerdo a esto, al reconocido abogado de sindicatos independientes, le deberían ser entregados 17 millones de pesos como pago a sus servicios, pero Vázquez Peña, le dio largas bajo el argumento de que éste le sería entregado una vez que la planta se vendiera. De hecho, el mismo miembro de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), y ex presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la CDMX durante la administración de Andrés Manuel López Obrador, reconoció en su momento, y en vida, que quien le debía tal cantidad era “El Pájaro” y no Castro Mercado.

Pero tras su muerte en el año 2015, Vázquez Peña y Guadalupe Muñoz parece que convencieron a la hija del laborista, María Campos Aragón, también integrante de la ANAD para “chantajear” al empresario Manuel Samuel Castro, preso en el penal de Pachuca, para exigirle el pago del adeudo a cambio de su libertad y, por supuesto, la entrega de la planta en disputa. Si Castro les daba la cantidad solicitada y la planta, se retiraría la demanda en su contra.

A cambio, Campos Aragón debía acercarlos con los diputados de la pasada legislatura federal de Morena en San Lázaro, pues parte de tal recurso presuntamente sería entregado como apoyo a la campaña que entonces realizaba por todo el país el entonces líder de Morena y hoy presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

LAS REUNIONES EN SAN LÁZARO

En las oficinas de la diputación de la LXIII Legislatura de San Lázaro, entonces encabezada por la veracruzana Rocío Nahle, acudieron al menos en dos ocasiones Artemio Vázquez y Guadalupe Muñoz, acompañados por algunos de sus seguidores, donde juraron y perjuraron ser fieles seguidores de los postulados políticos de López Obrador, negando como San Pedro a Cristo, su pasado priísta.

Rocío Nahle era entonces coordinadora de los diputados de Morena

Las relaciones de la familia Campos Aragón con la gente de izquierda databa desde que Campos Linas trabajó de la mano de Juan Ortega Arenas, el mismo al que Artemio recurrió décadas atrás para incendiar la alcaldía de Apan como protesta por las disputas sindicales con los gerentes de la entonces empresa pública, Dina Nacional.

Aparecieron también a escena, de acuerdo a filtraciones en el equipo de Vázquez Peña, otros personajes hoy encumbrados en Morena como la madre de la actual secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, Bertha Luján, que desconociendo los antecedentes gangsteriles de la pareja de ex priístas apenses, dio su aval para tratar de “cobrar” al empresario Castro, una deuda por demás absurda.

Para completar la carambola de tres bandas, Artemio y “Lupita” tenían en mente pedir una candidatura bajo el amparo del naciente partido para una diputación en las elecciones presidenciales del 2018.

Según testimonios de José Luis Becerra Torres, representante de los trabajadores de confianza y de Miguel Vázquez Romero, ex tesorero del sindicato, Manuel Samuel Castro nunca firmó compromiso alguno en el contrato de compra-venta para que de parte de Pacífic se pagara el adeudo contraído con el despacho Campos Linas.

Un abogado laborista, honesto a toda prueba

De hecho, Becerra Torres, explicó que estuvo presente en una reunión verificada en la ciudad de México, donde la abogada María Luisa Campos Aragón, su padre Jesús Campo exigieron a Artemio Vázquez el pago de sus honorarios, deslindando el connotado jurista de toda responsabilidad legal al empresario hoy caído en desgracia.

El propio ex tesorero, Miguel Vázquez explicó a algunos medios que “de hecho no existe un contrato firmado entre el sindicato y el despacho Campos Linas; todo fue de palabra entre Artemio y don Jesús”, por lo que al enterarse de la exigencia de la hija del laborista, fallecido en el 2015, se dijo sorprendido que su hija, María Luisa Campos Aragón pretendiera cobrar al empresario preso la cantidad de 17 millones de pesos que debe ser liquidada por Vázquez Peña.

Trascendió a finales del 2016, entre la gente del sindicato de los ex trabajadores de Dina, que Campos Aragón presumía de tener muy “buenas relaciones con gente cercana a López Obrador” como para evitar que Castro Mercado saliera de prisión. De tal suerte que al empresario le llovió sobre mojado; primero debió enfrentar a priístas mafiosos de Hidalgo y después a morenistas poco honestos.

EL “CHARRAZO” DE LA HIJA DE CAMPOS LINAS

“Si no me paga los 17 millones le voy a echar abajo esos apoyos, y no me importa si es o no inocente”, propaló en 2016 la abogada quien, como señala José Luis Becerra Torres, “se ha ostentado en los medios como representante legal de los trabajadores sin serlo”.

Al respecto, añadió en su momento: “En varios programas de radio como el de Ciro Gómez Leyva y Sergio Sarmiento dijo que ella era nuestra representante legal y que tenía pruebas sobre la autoría intelectual de Manuel Samuel Castro por la muerte del trabajador, José Matilde Cotonieto, pero mintió porque no tiene representación alguna y nunca presentó las pruebas a que se comprometió presentar al aire. No creemos justo que la señora esté más interesada por chantajear al empresario que en ver si nosotros y nuestras familias recibimos el pago proporcionar por nuestra empresa”, indicó.

María Luisa Campos Aragón, por la borda un legado de honestidad paterna

A su vez, el ex tesorero Miguel Vázquez se dijo también sorprendido que María Luisa Campos se dijera abierta simpatizante del partido de MORENA pues “antes llevaba buenas migas con Artemio y su esposa Guadalupe Muñoz Romero que fue alcaldesa de Apan por el PRI. Creo que Obrador debe tener cuidado de esta persona que anda diciendo a los cuatro vientos que goza de influencias con la gente cercana a su gobierno”, concluyó.

El proyecto no cuajó por qué Castro Mercado no cedió al chantaje y algunos legisladores de Morena de la LXIII Legislatura se dieron a la tarea de investigar los antecedentes nada honorables de Artemio y Lupita, cerrándoles la puerta de un partido al que ahora buscan volver a sorprender,  tocando por su puerta de “servicio” en Hidalgo, porque en el PRI esta actitud camaleónica y este episodio poco conocido, en nada abonarán para su recuperación y credibilidad con miras a los comicios de agosto próximo, en Apan.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here