Los cargos de elección, sólo a un puñado afortunado aquí

Los cargos de elección, sólo a un puñado afortunado aquí

*Los González Martínez: 43 años entre una docena de afortunados *Los Moreno, dominio en Venustiano Carranza y Alvaro Obregón *Gutiérrez de la Torre y emporio de la basura; la ley de dos décadas

0
Compartir

DFiéndete

 

Por Joaquín Herrera

 

La familia que fundó el PVEM, los González Torres, logra mantenerse en la nómina oficial 45 años, repartidos estos en diputaciones locales y federales aquí.
Igualmente otra una docena más de núcleos de políticos de apellidos afortunados, afianzan su vocación por las mieles del poder en la nómina, se aferran a la reelección, que ahora ya podrá ser continua.
Diputados y alcaldes (o delegados en la capital) reviven a plenitud el espíritu de la era de Porfirio Díaz.

Así, los cargos se han heredado e intercambiado entre esposos, padres e hijos y hasta nietos, hermanos, primos y cuñados o compadres en la Ciudad de México, muestran a al partido dominante, el PRD y secundariamente el PAN, el PT, MC y no se diga el mismo tricolor, engolosinados.
Todos los vicios del ayer, ahora nuevas generaciones de depredadoras, están a la vista, como muestra Esteban David Rodríguez en su libro “Derecho de Sangre”.

Hay figuras de todos los partidos que llevan desde unos cuantos trienios hasta medio siglo pegados a la ubre del presupuesto.

Son casos emblemáticos los de Marcelo Ebrard, Porfirio Muñoz Ledo o Manuel Camacho Solís, Manuel Bartlet, Ricardo Monreal y su moda de “chapulines”. Han hecho escuela. Y así, están los nuevos “partidos patito” o títeres y “chiquilines” para acomodar “sobras” cuando se agotan espacios en el reciclaje permanente de las tres principales fuerzas electorales de PRI, PAN y PRD.

La Pareja de René Bejarano –“el señor de las ligas”-  que desde los años  80, maneja grupos de invasores de predios con su esposa, Dolores Padierna –según expedientes de la PFHDF hay 200 denuncias de  fraudes con predios o edificios vendidos o revendidos ilegalmente- han vivido del presupuesto más de tres décadas. Especialmente con el gobierno perredista desde 1997 y acumulan como grupo familias de media docena de personas, cerca de 40 años en la nómina especialmente de la Asamblea Legislativa y el Congreso de la Unión.

A René Bejarano –maestro de profesión- le quedó la fama de cómplice de Carlos Ahumada, cuando este fue grabado y exhibido por Televisa recibiendo un porfolios repleto de dólares. El empresario argentino había “comprado” al PRD y buena parte de sus figuras en campaña, incluido AMLO, “Lazarito”, el hijo de Cuauhtémoc Cárdenas y asambleístas, diputados o senadores y gobernadores.
“Olvidado” el episodio, la pareja siguió acaparando cargos de designación y de elección popular: René manejó el control político de la Asamblea Legislativa, por encargo de López Obrador, hasta que vino el video mortal.
Pero Lolita, su mujer, fue delegada de Cuauhtémoc, dos veces diputada y senadora; el hermano de René, Elio Bejarano, ha operado a grupos de protesta como los de la CNTE, la fuerza de los gobiernos del DF desde 1997, llegó como diputado a la ALDF.

Antonio Padierna, va como candidato a jefe delegacional de Azcapotzalco. Enfrenta electoralmente a otro apellido de prosapia, a cuyas raíces Europa le concedió calidad de nobleza, derivada de la del emperador Moctezuma:
Pablo Moctezuma va como candidato por Morena, desprendido del PRD por choque de Andrés Manuel con las elites del partido en que él fue su peón político.

Los Moctezuma, han tenido posiciones relevantes durante toda la Colonia, el siglo XIX y el XX. En los finales de este, uno de los suyos, Esteban, fue Secretario de Gobernación, con Ernesto Zedillo.

Los Espino von Roehrich, en el PAN, también tienen su historia entre los apellidos protegidos, como las especies en riesgo de extinción.

Han incursionado como legisladores a nivel local en el DF y en la federación, pero luego escalaron a una delegación, la mejor equipada demarcación del país –con la más elevada longevidad de sus habitantes- la Benito Juárez.

José Von Roehrich, fue diputado de la Asamblea Legislativa 1994-97; diputado federal 1997-2000 y Jefe delegacional  Benito Juárez (2000-2003). Sus primos, Damián y Christian, lo son para el período 2012-15 y ahora, con licenciad, el segundo es el candidato más seguro de triunfar en las 16 y llegará ahora a la Benito Juárez.

 

Otro apellido afortunado: los Moreno Rivera

Julio César Moreno Rivera, directivo del PRD a nivel capitalino a finales de los años 90; asambleísta 2003-06 y 2009-12.

Pero su fuerza se afianzó como Jefe delegacional 2006-09 de Venustiano Carranza.

Su homólogo de Alvaro Obregón, Leonel Luna Estrada, es otro hombre fuerte que ha incluido en varias elecciones y como cuota a su amigo de Carranza, colocó a Israel Moreno Rivera en su “gabinete”.

La fuerza de los Moreno, se demuestra con que en 2012, dos hermanos Moreno Rivera, llegaron a San Lázaro.

 

 Moreno, apellido repetitivo

Hubo otro apellido Moreno, que sin tener relación entre todos los Moreno, al el de María de los Angeles Moreno, es coincidente: la eterna lideresa y legisladora capitalina del PRI, hasta que vino el viento amarillo con Andrés Manuel López Obrador y el tricolor se esfumó.

El acuerdo (1996) del Presidente Zedillo con Cuauhtémoc y compañía (según confesiones de Porfirio Muñoz Ledo, fundador del Sol Azteca con “Cuatemochas”)  para ceder el DF y parte del Edomex al PRD, junto con parte de la Cámara de Diputaciones y gubernaturas a cambio de gobernabilidad.
Así, el declive aparente del tricolor fue un tsunami que se atribuye a la ola amarilla que llegó con el ciclón de Tabasco, el llamado Peje o Andrés Manuel López Obrador.
Elñ efecto llega a nuestros días, con un PRI favorito en la mayoría de cargos en juego fuera de la capital y el gran perdedor en la capital.

Todo empezó a verse como tal cuando el PRI perdió el poder aquí en el 2000, tras de perder el control de San Lázaro y el PAN llegaba a Los Pinos con Vicente Fox, no con Cuauhtémoc.

El PRI vio decaer al “grupúsculo” de María de los Ángeles Moreno y su aliada, Beatriz Paredes, cabeza del PRI nacional. Y su eterno enemigo aliado secreto del perredismo de AMLO, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.
Despechados, Ebrard y Gutiérrez Moreno, contra PRI

Este hombre, fue apuntalado por Marcelo Ebrard, del Gobierno de AMLO. Y, como Gutiérrez de la Torre era heredero del poder del Rey de la Basura, Rafael Gutiérrez Moreno (su padre) tenía que estar cerca del gobierno que le entrega esa “concesión”.

Sí, la basura no tiene partido y lo mismo medio siglo de priismo que ahora dos décadas de perredismo, unen intereses.

Cuauhtémoc se hizo dueño del PRI, con dinero perredista (el que genera la basura) y desde entonces Gutiérrez ha servido a dos amos. Hay pruebas de que –ambos despechados, Cuau y Marce- urdían un complot para hacer perder al PRI.

Y es que así como María de los Angeles tuvo poder por sí o por su amiga íntima, Beatriz Paredes, así Cuauhtémoc Gutiérrez lo tiene hyo vía su sucesor (en abril de 2014) pues la dirigencia del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) removió del cargo a su líder en el Distrito Federal, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, horas después de que fuera señalado en un reportaje como presunto operador de una red de prostitución.

La dupla de María de los Angeles y Beatriz, con un poder que data de hace cuatro décadas fue ancla para su partido.

La primera fue subsecretaria de Subsecretaria de Programación y Presupuesto y luego Secretaria de Pesca con Carlos Salinas desde 1988.En 1991, diputada por el DF; llegó a Presidenta de la Gran Comisión y con ello, coordinadora del grupo parlamentario del PRI y pasó a Secretaría General del PRI nacional, senadora en 1994 por el DF y  Presidencia del Partido Revolucionario Institucional, bajo la presidencia de Ernesto Zedillo hasta 1995.

Tras el Senado, pasó a asambleísta en el 2000 y lideresa ahora del PRI capitalino.
Ahora, Gutiérrez y los suyos son la “nueva” fortuna familiar.

Cuauhtémoc (heredó parte de los 17 mil millones de pesos de los años 80) que se calcula dejó su padre en 1987.

El Rey de la Basura fue diputado federal. Ahora, una de sus viudas, la reconocida legalmente, Guillermina de la Torre,  quien heredó una tercera parte del ‘reino’ que construyó su marido durante 25 años. Es heredera de la diputación no solo del poder que da “proteger” pepenadores, junto con Pablo Téllez y Luis Rojas.

La Zarina de la Basura, como le dicen, actualmente encabeza la Unión de Pepenadores del DF Rafael Gutiérrez Moreno A.C cooperativa con más de mil agremiados, ninguno de los cuales cuenta con salario fijo ni prestaciones sociales. Ella es, además, dueña de la Planta de Selección de Santa Catarina, donde se reciclan residuos sólidos como el vidrio, plástico y PET, entre otros. Claro, con el beneplácito del Gobierno del DF y el Estado de México, desde los años 80.

En tanto, su hija, Norma se sumó a la carrera parlamentaria y en 2003, su hermano Cuau, logró imponerla como diputada a la ALDF. Tuvo que “cauchearla” y tenía que soplarle los discursos y hasta respuestas en entrevistas, ya que era acosada  por la prensa.

Gutiérrez de la Torre, ha sido un remolino: fue preso en 1999, acusado de despojo del predio Minas de Iztapalapa y en 2004, le removieron sus derechos en su partido, por encabezar un zafarrancho a sillazos entre priistas en el CEN.
fue diputado, vía una “Juanita”, la diputada Patricia Jiménez Case. A dos días de tomar posesión, ella pidió licencia y entro él. Su poder fue tanto que a su primer informe acudió el entonces líder nacional del PRI nacional, otra joyita, el ex gobernador Humberto Moreira. Sí, suted lo recordó bien: fue  el mandatario estatal que dejó a Coahuiila endrogada por 30 años.

El Niño verde y su estirpe

Con un historial que incluye crímenes, fraudes, saqueos y malversaciones, los parientes del presidenciable en sus tiempos, Emilio Martínez Manautou, de alguna forma recibió como premio de consolación el no llegar a Los Pinos, una fortuna nada despreciable: el permiso para que sus descendientes no tengan que trabajar de aquí a medio siglo.

Jorge Emilio, “EL Niño Verde” –por lo del Partido verde Ecologista de México, PVEM, que le entregaron en bandeja de plata- es un botón de muestra de excesos y privilegios a un apellido.

Tras una etapa de escarceos en sus inicios, el PVEM se convirtió en una franquicia más exitosa que varias paraestatales. En el año 2000, fue aliada del PAN para llevar a la presidencia a Vicente Fox y en 2003, del PRI. A la fecha ha cosechado dividendos. En 2012 fue clave para que Enrique Peña fuera electo con el 38 por ciento de votos y se cree que en este 2015, hará llegar a ese partido al 40 por ciento de las preferencias del voto. Por eso la alianza PRI-PVEM, apunta a llevarse la tajada en la mayoría de puestos en juego.

Los González y Martínez, son así, apellidos signo de fortuna.

Los primos, cuñados y hasta el suegro de El Niño Verde, pueden atestiguar este fenómeno. El primo, José Antonio González, va por una diputación; el suegro de Jorge Emilio, José Alberto Coutolenc, ha sido diputado.

Igualmente se ha beneficiado su cuñado, Alfredo Coutolenc Buentello; Alejandro Agundis ya fue diputado federal, igual que su hermano, Francisco de Paula, quien va por una diputación federal pluri.

Entre los González y Martínez ya suman hoy 43 años de presencias en la nómina (aunque por separado) si se suman sexenios y trienios, y van por más.
No cabe duda: la moda de pactas victorias y derrotas, es otra cara der la historia no oficial.

El DF seguirá solo produciendo marchas y políticos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Paginas Web
Paginas Web
Paginas Web

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO