Inicio Exclusivas LOS DUDOSOS ANTECEDENTES DE LOS QUE ASPIRAN DESTRONAR A CARLOS...

LOS DUDOSOS ANTECEDENTES DE LOS QUE ASPIRAN DESTRONAR A CARLOS ROMERO

4152
0
Mario Ross, cuentas pendientes con la justicia

*  Luego del triunfo de Andrés Manuel López Obrador, diversos personajes relacionados con actos de corrupción e inhabilitados para dirigir al gremio petrolero, emergieron en busca de apoyos y bendiciones oficiales, sin contar con el apoyo de las bases

 

Especial de Expediente Ultra

Desde que en campaña el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el fin de los cacicazgos sindicales, surgieron por todo el país movimientos y líderes que buscan apropiarse del trono petrolero con el objetivo primario de gozar de los  lujos y excentricidades que le endosan al actual Secretario General del STPRM, el ex senador Carlos Romero Deschamps.

Una vez consumado el triunfo de Morena en las urnas, infinidad de personajes se adjudican cercanía con el mandatario pero sobre todo, el derecho a ser los salvadores de la grey petrolera, siempre sometida bajo la férula del viejo corporativismo priísta desde el férreo cacicazgo del desaparecido líder, Joaquín Hernández Galicia, “La Quina”, destronado en 1989 por el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari, mediante el llamado “Quinazo” al acusarlo del homicidio de un agente del ministerio público federal y acopio de armas en su coto de poder de la Sección Uno de Ciudad Madero, Tamaulipas.

Hernández Lira, su fraude con seguros La República

Una investigación realizada por Expediente Ultra detalla parte de los orígenes e intereses personales de los enlistados a suceder a Romero Deschamps, cuya caída libre inició el pasado 18 de Marzo cuando ya no figuró como invitado especial a la celebración de la Expropiación Petrolera realizada en Tula, Hidalgo.

¿Quién es María de Lourdes Díaz Cruz (“Lula”)?

A esta aspirante se le olvidó que el STPRM se rige mediante un acta constitutiva y estatutos generales, mismos que en su artículo 38 dicen al pie de la letra: “Son causas de renuncia”. VIII. La separación definitiva del trabajo”. Y de acuerdo a datos recopilados ella tiene más de 20 años de haber renunciado a Pemex, lo que la inhabilita para contender.

De manera extraoficial se le liga al hijo de la “Quina” Joaquín Hernández Correa, de cuya figura ha intentado colgarse como sucedió el pasado 10 de enero en que pretendió engañar a los petroleros del país realizando un supuesto acto y elección para entronizarse en el cargo. No lo logró.

Sus detractores se preguntan cómo diciendo ser una  mujer de izquierda, no ha logrado explicar su fuente de financiamiento para viajar por todo el país. Se dice además que se ha colgado en la figura de su desaparecido esposo, Ismael Chimal, que se dice, fue miembro de la guerrilla urbana allá por los años 70s.

Al no clarificar quién la financia arranca mal en su protagonismo por depurar al sindicato, sobre todo cuando en todas sus reuniones no se cansa de ensalzar la figura de La Quina, un líder que como Romero Deschamps nunca se caracterizó por su honradez y transparencia.

¿Quién es Mario Rubicel Ross García?

Tras la caída de La Quina, en 1989, Ross García fue apoyado por el entonces nuevo secretario general del STPRM, Sebastián Guzmán Cabrera, para apoderarse de la Sección 44, con sede en Villahermosa, Tabasco.

La hoy senadora, una petrolera consentida por los líderes del STPRM

Durante y después su periodo, donde logró ubicarse como diputado federal por el PRI, se caracterizó por reprimir a los trabajadores a los que en varios ocasiones envío al hospital por contusiones producto de los batazos que les propinaban a mansalva sus golpeadores, al exigirle transparencia y democracia sindicales.

El artículo 308 de los estatutos del STPRM, dice: “Comete el delito de falsificación de documentos sindicales, todo socio que realice alguno de los hechos siguientes:

1.- “El que altere una firma verdadera de algún socio o funcionario sindical”.

De la fracción I al IX párrafo, ya que por este delito fue encarcelado el 30 de junio de 2011, por falsificación de documentos al ostentarse como presidente de la Sociedad Cooperativa Grupo Unificador 6 de Mayo del STPRM, por lo que los socios de esta organización lo denunciaron. De hecho, todavía sigue el proceso penal en su contra.

Hay pruebas contenidas en el expediente penal 05/2011, radicado en Villahermosa, en el juicio promovido por Francisco Javier Padilla Higareda iniciado a raíz de que el ex dirigente promovió un juicio ordinario mercantil contra quienes firmaron la Sociedad Cooperativa Grupo Unificador 6 de Mayo.

Para ello se ostentó como presidente de esta agrupación cuando no lo era, según determinó la sentencia el juzgado segundo de distrito de Tabasco. El juzgador fundamentó la forma prisión al determinar que Mario Ross falsificó documentos. El propio acusado admitió en la Asamblea Extraordinaria del 6 de abril de 1995 que le fue revocado el cargo de presidente de la Cooperativa.

Este líder junto con otro personaje que ahora busca enarbolar la bandera de honestidad y depuración, Jorge Hernández Lira, creo el Grupo Coalición Petrolera Independiente, pero después Jorge terminó siendo liquidado por su aliado en 12 de octubre de 1992; el propio Mario Ross fue separado y liquidado de Pemex en el 2002. Ambos personajes ya no son miembros activos por lo que están impedidos para aspirar a cualquier cargo de elección en el STPRM.

Pocos saben, incluso los despistados diputados de Morena que buscan alentar a Ross García, que éste junto con Hernández Lira y Miguel Arturo Flores Contreras “Pay”, se encuentran en la mira de los petroleros por el fraude conocido como “El Seguro de la República” donde prometían a los petroleros tener la llave  para abrir el candado de Seguros La República, y pagarles una supuesta “reserva matemática” del seguro, pero todo fue un fraude pues obligaron a cada persona a pagar de 600 a cinco mil pesos. El monto que se embolsó esta “trinca” fue de 80 millones de pesos, según denuncias de medios informativos de Tabasco.

¿Quién es Cecilia Margarita Sánchez García?

Autonombrada como “Embajadora de la Unidad”  del STPRM, hace años le rendía pleitesía a Carlos Romero pero al llegar al senadora de Campeche, por Morena, se sintió con ínfulas para darle también al espalda a su jefe inmediato, Víctor Kidnie de la Cruz, en la Sección 47 En Ciudad del Carmen.

La ahora legisladora fue consentida  Kidnie quien por once años le tuvo especiales consideraciones como otorgarle amparos médicos y vacaciones adelantadas, así como permisos y comisiones sindicales. Su cercanía es tal con el dirigente local que durante su campaña fue bautizada con el mote de Lady Volvo, por la camioneta de lujo que asegura la vox populi de Campeche, le fue regalada por el líder de la 47.

Los estatutos del STPRM inhabilitan a la senadora para acceder a la dirigencia nacional, pues en su artículo 36, se expone: “Son causas legítimas de renuncia a los puestos de dirección o representación sindicales, las siguientes:

Fracción IV.- “El desempeño de un cargo gubernamental”.

Para buscar el liderazgo debería renunciar a su escaño en la Cámara Alta, lo que no se visualiza a corto plazo luego de estar probando las mieles del poder.

Otro de los que se mencionan además de Jorge Hernández Lira,  es Omar Toledo Aburto, cuyo máximo mérito fue haber tomado por unas horas las oficinas del STPRM en la colonia Guerrero, de la CDMX, en diciembre del 2008. En enero pasado quiso repetir su hazaña pero solo pudo hacer una “toma simbólica” colocando una manta a las afueras de la sede sindical. Como los ya enunciados ya no es trabajador activo y está impedido para ser líder nacional.

Esto, parte de los antecedentes de quienes buscan tener la bendición del presidente para derrocar a Carlos Romero Deschamps, no por méritos propios ni ascendencia en las bases, sino por la búsqueda de los acuerdos políticos, al viejo estilo priísta.