Inicio CDMX MADRE REVELA TRASTADA DE MAURICIO TOLEDO PARA NO RECONOCER A SU HIJO

MADRE REVELA TRASTADA DE MAURICIO TOLEDO PARA NO RECONOCER A SU HIJO

4680
0
Aparece el peor crimen del ex perredista

*  Un delito más se suma a la larga lista de atropellos y corrupciones cometidas por el candidato al desafuero en San Lázaro: Pamela González, madre de un presunto hijo biológico del ex delegado de Coyoacán, denuncia las artimañas empleadas en 2014, para alterar un estudio de ADN, con el fin de librar al “Tomate” de sus responsabilidades de manutención, buscando no dañar su imagen pública, con el apoyo de Clementina Gutiérrez, su progenitora

Por I. León Montesinos

Especial de Expediente Ultra

Producto de la malformación ideológica de la izquierda perredista, Mauricio Toledo apunta a ser una de las primeras cabezas que rodarán por la plaza pública de la CDMX, en la anunciada batida contra el Cártel Inmobiliario del ex Jefe de Gobierno y actual senador, Miguel Ángel Mancera.

El ex delegado de Coyoacán, ex asambleísta y actual diputado federal, está en la mira de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Fiscalía capitalina y de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien exhortó a los diputados de Morena, en San Lázaro, a desaforarlo y llevarlo ante la justicia por el delito de enriquecimiento inexplicable.

Pamela González decidida a pelear los derechos de su hijo

Pero hay un pendiente más deleznable en la lista de corrupciones y atropellos del conocido “Tomate”: el abandono en que ha tenido a un presunto hijo biológico del que rehuyó su manutención justo antes de asumir por primera vez su cargo como asambleísta, en 2006, según denuncia en amplia entrevista, Pamela González Villegas, madre de Santiago, que en septiembre de este año cumplirá 15 años.

Apenas había cumplido la mayoría de edad cuando en 2003, Pamela González conoció por medio de los abogados con los que trabajaba, al entonces estudiante de la carrera de Derecho, Mauricio Toledo, quien bromeaba con la joven, de sus malas calificaciones. “Esto parecía darle gracia y poca preocupación”, recuerda.

MAL ESTUDIANTE Y POLÍTICO EN CIERNES

La amistad se transformó en una relación que terminó fracturada a finales del 2005 cuando González Villegas se percató del gusto de su novio por el alcohol, las infidelidades y su mitomanía. Por esas fechas, recuerda, Toledo ya iniciaba su labor para postularse a la Asamblea Legislativa. El hoy diputado federal, tenía apenas 25 años e iniciaba su meteórico ascenso que ahora está en franca picada, a las puertas del desafuero y quizá la cárcel.

A mediados de enero de 2006, relata Pamela, se percató que estaba embarazada, situación que la alteró seriamente pues sin terminar sus estudios y temiendo la reacción de sus padres, decidió comunicar la situación a Mauricio Toledo a principios de febrero, quien sin dudarlo, vía telefónica, la conminó a practicarse un legrado: “No debes tenerlo, lo mejor sería que abortes porque una madre soltera no es bien vista ante la sociedad”, le pontificó el incipiente perredista.

Una madre violentada por la mafia perredista

El siete de septiembre de ése año, González Villegas dio a luz a un varoncito y a la semana recibió la llamada de su ex novio, quien lejos de preguntar por su hijo la invitó a festejar que ya era diputado local, proponiéndole tener relaciones. “Esas fueron exactamente sus palabras, pero al decirle que me encontraba en reposo por el reciente alumbramiento, se quedó mudo por unos segundos y colgó”, añade en la charla.

Relata que comenzó a trabajar en una universidad para mantener al bebé pues a pesar de ser apoyada por su madre, los gastos iban en aumento, por lo que decidió comunicarse con el padre de su hijo para solicitarle su auxilio. El entonces joven y flamante asambleísta le propuso reunirse, pero el día del encuentro más que apoyo, la madre recibió una andanada de reproches y amenazas.

Señala: “Me dijo que solo había tenido un hijo para abusar de su cargo político y pedirle dinero; también me amenazaba diciendo que tenía mucho poder y podría perjudicarme. No seguí escuchándolo y le hice saber que lo demandaría”.

AMENAZAS A UNA JOVEN MADRE

La demanda de la que se burló el legislador perredista

Días después, la joven madre recibió una llamada de un hombre que se identificó como Héctor Barrera, abogado de Toledo, pero el tono beligerante no cambió. “Me amenazó y me dijo que Toledo era amigo de jueces y que era una pérdida de tiempo intentar demandarlo ya que era él quien aprobaba las leyes y no podía hacer nada en su contra”.

La demanda contra el entonces diputado local del PRD, se radicó en el Juzgado 37 Familiar, iniciándose el proceso el 17 de octubre del 2007, pero transcurrieron los meses y tras doce notificaciones en las que Mauricio Toledo nunca se presentó, el asunto se fue el archivo muerto, siendo una más de las tantas demandas instauradas en los gobiernos perredistas de Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera, contra el prepotente y violento legislador, que este 2021 cumplirá 15 años ininterrumpidos de brincar de un cargo de elección a otro.

Pamela González se quedó sin empleo en marzo del 2010 y se vio en la necesidad de emigrar a Chetumal, Quintana Roo, donde radica desde entonces. Ese mismo año, y de manera sorpresiva, recibió una llamada del padre de su hijo que para su sorpresa le ofreció un apoyo económico para el menor. Mauricio Toledo había brincado del recinto de Donceles a San Lázaro al convertirse en diputado federal, en 2009.

Las amenazas del entonces delegado de Coyoacán

La condición para ayudarla con algo de los gastos de Santiago –de cuatro años y que ya iba al kínder–, era que debía viajar por el dinero a la Ciudad de México y guardar discreción pues para entonces, Toledo había iniciado una relación sentimental con la conductora Gaby Elizalde. “No quería que ella supiera la existencia de nuestro hijo, a lo que no me negué puesto que no me interesaba la vida amorosa de Toledo”, añade la mujer que actualmente trabaja como empleada por contrato en el Sector Salud de Quintana Roo, para sostener a su hijo.

Poco después, Toledo le confesó que su novia ya sabía de la existencia de Santiago e incluso, en uno de sus últimos viajes a la CDMX, la presentó con la conductora de televisión para que a través de ella se formalizará la entrega del apoyo a Santiago, pero al poco tiempo las cosas volvieron a estar mal pues el diputado del PRD le alegaba que tenía amigos empresarios que solo daban tres mil pesos de pensión a sus hijos.

IRRESPONSABLE PADRE DISFRAZADO DE NOVIO AMOROSO

El 14 de febrero del 2013, en el Jardín Hidalgo de Coyoacán, Mauricio Toledo convocó a los medios para atestiguar la jornada denominada: “Un Beso por el Amor, la Aceptación y la Buena Convivencia”, donde festejó el Día del Amor y la Amistad con un apasionado beso a su novia, Gaby Elizalde, a quien llamo su “Premio Mayor”, al punto de dar la exclusiva de que se casaría ése año y formaría una familia con la conductora.

Otra de las tantas promesas incumplidas del perredista, porque el enlace no se dio de acuerdo a lo declarado y, por el contrario, la pareja comenzó a tener serios desencuentros como lo confesara la guapa modelo que fue portada de la Revista Extremo, a la desesperada madre, quién nuevamente volvió a tronarse los dedos por la manutención de su pequeño.

Se decía protector de la niñez

Recuerda Pamela González que terminó siendo parte de la tortuosa relación de la pareja pues “cuando peleaban yo me quedaba sin la mensualidad”. En abril de 2014, Toledo dejó de enviarle dinero al menor y la madre perdió contacto con ambos, pero tras una azarosa búsqueda pudo conseguir el número telefónico de Rosa Clementina Gutiérrez, progenitora del ya delegado de Coyoacán.

Tras exponerle la situación la presunta abuela no dudó, a mediados de junio de ese año, en enviarle boletos de avión para que viajara a hacer una prueba de ADN al niño. Una vez en la Ciudad de México, la citaron en una cafetería donde acudió tanto Clementina Gutiérrez como Nelson Toledo, presunto abuelo y Francisco Nelson Toledo, hermano de Mauricio y presunto tío de Santiago.

La madre de Toledo, rememora Pamela, insistía en que el menor “era moreno mientras su hijo demasiado blanco; tú también estás muy blanca; ¿a quién se parecerá?”, por lo que optó por ignorar los comentarios racistas de la parentela del delegado.

El 17 de junio de 2014, la madre fue convocada para que llevara a su hijo con el fin de realizar en los Laboratorios Genos ubicados en Guanajuato 92, Colonia Roma, las pruebas acordadas de ADN. De hecho, Clementina Gutiérrez se ofreció a trasladarlos con su chofer, pero curiosamente el conductor se “extravío” por 40 minutos, por lo que al llegar al sitio la madre nunca pudo constatar que realmente el padre se hubiera hecho prueba alguna; solo lo vio salir cuando ellos llegaban.

DUDOSAS PRUEBAS DE ADN

Dice Pamela González que de hecho nunca los pasaron a algún consultorio y la muestra se la tomaron a su hijo a un costado de la sala de espera. Al finalizar el trámite, la presunta abuela compró ropa al menor e invitó a Pamela a retornar a Chetumal, pues dijo que las pruebas se tardarían unos 20 días. No dejó de extrañarle su insistencia por recalcar que si el niño no era de su hijo, “me seguiría apoyando económicamente”, advirtiéndole que “no debía comentar esto con nadie para que no afectara en su carrera política a Mauricio”.

Estudio de ADN, cuestionado por Pamela González

Las precauciones que tomaba la madre del delegado de Coyoacán eran justificadas pues el doble lenguaje de su vástago lo dejaba mal plantado ante la opinión pública si trascendía el abandono en que tenía a Santiago, cuando ponía en marcha programas delegacionales como el de “Bebé Seguro”, para aayudar a las madres desamparadas. Demagogia y cinismo de 18 kilates.

No transcurrió ni una semana cuando Pamela González recibió la llamada de la señora Rosa Clementina, para decirle: “Qué crees, que no es hijo de Mauricio; entonces debes recordar entre tus novios y relaciones de quién es”. La agraviada mujer no quiso discutir con su presunta suegra y al día siguiente optó por llamar al laboratorio, llevándose la sorpresa de que no podían darle ningún informe o copia.

Manuel Granados y Héctor Serrano, protegieron abusos y corrupción de Toledo

Lo único que le comentaron fue que buscara a la doctora Marisol González, pero todavía no colgaba cuando de manera inmediata recibió una nueva llamada de Rosa Clementina, gritándole que “le declaraba la guerra”. “Me decía que yo no tenía por qué haber llamado al laboratorio, que no fuera necia, que ella ya me había dicho que el niño no era de Mauricio, que cuando quisiera viajara a la CDMX y hacíamos un nuevo estudio, pero que el resultado era negativo. Estaba muy agresiva y le colgué. Intentó llamarme otras dos veces pero ya no le contesté”.

Pamela tuvo en sus manos los resultados del estudio hasta dos meses después cuando la madre del delegado se dignó hacerle llegar una copia, pero conforme fue adentrándose en el procedimiento de la prueba, comenzaron a brincarle varias contradicciones. Por ejemplo, Gaby Elizalde le comentó que había acompañado a Mauricio Toledo a recoger los resultados al Hospital Ángeles, donde le fueron entregados de propia mano por la genetista, Marisol González. Según narró la conductora a la madre de Santiago, el entonces delegado “salió muy contento y le dijo: ¿ya ves? no es mi hijo”. ¿Por qué entregar resultados del Laboratorios Genos en el Ángeles y no en sus oficinas de la colonia Roma?, se preguntó la madre de Santiago.

Pero al tener en sus manos copia del documento, sus dudas se acrecentaron porque la madre de Toledo aseguró a los pocos días de la prueba que los resultados eran negativos, cuando en el documento la fecha del resultado es el 25 de julio de 2014; esto es, casi más de un mes después de que se tomara la muestra al pequeño Santiago, el 14 de junio del 2014.

LA BOLA DE CRISTAL DE LA MAMÁ DE TOLEDO

¿Cómo era que la progenitora de Toledo aseguraba que los resultados fueron negativos cuando era imposible saberlo en tan pocos días? Al tiempo, la madre entendió el por qué Clementina Gutiérrez no pudo comprobar sus palabras con un estudio que, a la distancia, corrobora las interrogantes planteadas por la propia doctora González.

“Contacté por Facebook a la genetista; ahí venía su número de celular y le llamé. Muy amable me empezó a explicar el procedimiento del ADN y mencionó que efectivamente esa prueba había sido negativa, que Santiago no era hijo de Toledo, pero un comentario me llamó mucho la atención cuando me dijo: A mí no me consta que la prueba se la hayan tomado a Mauricio Toledo, porque yo únicamente hice la comparación genética. No te quiero causar más dudas, pero yo no vi que a él le tomaran las muestras”, destaca.

Una contradicción llevó a otra pues Gaby Elizalde le comentó a la madre del menor, que Toledo conocía a la doctora González a través del médico de cabecera de su familia, quien les recomendó a la genetista, que por cierto no fue la responsable de firmar los resultados finales del estudio de ADN, sino la Médico Genetista Melania Abreu González, con cédula profesional 6926520. Pamela quiso que Marisol González le diera una explicación, pero comenta que la doctora “cerró sus redes sociales y cambió su número”.

JUSTICIA PARA SANTIAGO

Las dudas y la indignación de Pamela persisten hasta hoy, por lo que hace un llamado a la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum y al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para pedirles justicia, solicitando una nueva prueba de ADN en otro laboratorio y ante una autoridad imparcial pues asegura que Santiago es hijo de Mauricio Toledo. “Mis padres fallecieron y estoy luchando por salir adelante. No pido nada para mí, pero sí para mi hijo”, dice al término de la entrevista.

El pequeño Santiago (Foto álbum familiar de Pamela González)

En tanto y como cruel paradoja, el hombre que negó su paternidad a un menor y regateó su apoyo a una madre, es acusado de haber acumulado recursos no comprobables en sus cargos de diputado local, federal y delegado, por más de once millones de pesos. Dos condominios en Benito Juárez y un rancho en Tlalpan, son algunas de las propiedades cuyo origen ya investiga la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

La Fiscalía de la CDMX asegura que la denuncia contra El Tomate por enriquecimiento ilícito, es sólida y en San Lázaro ya preparan su desafuero para llevarlo ante la justicia, sin el halo protector de su ahora también coacusado, Miguel Ángel Mancera.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here