Inicio D.F. Magistrado libera a secuestrador arrestado en flagrancia; le tocaban 62 años...

Magistrado libera a secuestrador arrestado en flagrancia; le tocaban 62 años de prisión

Desoyó a víctima por declarar “inconsistencias”

98
0
Compartir
foto ilustrativa: astrolabio.com.mx

 

 

 

 Por Joaquín Herre
Para Ripley:
La joven estudiante de prepa, Fanya, fue bajada del taxi en que viajaba, jalada de los cabellos; fue atada, vejada y secuestrada durante tres días en el cuarto de un hotel de paso en Tlalpan y su plagiario, liberado, con un amparo.
Esta jovencita de 17 años, fue rescatada por la policía capitalina; se detuvo a sus plagiarios y estos fueron enviados a prisión. Pero un juez -el magistrado Luis Núñez Sandoval- los sentenció… a uno de ellos le impuso 62 años de prisión, pero ahora está libre. A Fanya, ni le avisaron.
El secuestrador es Rafael Ibarra Hernández, puede repetir su crimen; anda en las calles de la capital.
A la víctima, menor de edad, la autoridad la careó con su agresor, lo que está prohibido por la ley.
Su agresor,  fue arrestado en flagrancia, cuando maneja el auto en el que llevaban secuestrada a Fanya para cobrar su rescate.
Nada de esto sirvió para castigar al raptor. Ahora quedó en libertad. El magistrado Luis Núñez Sandoval, por razones desconocidas e inexplicables, le concedió un amparo, pues consideró que Fanya tuvo “inconsistencias” en sus declaraciones.

Hija de un comerciante de Ecatepec y entonces estudiante de preparatoria, Fanya fue raptada en 2009 cuando viajaba en un taxi. A jalones de cabellos y golpes la bajaron de ese auto y luego la llevaron a un hotel donde la mantuvieron cautiva.

Cuando sus plagiarios la sacaron para entregarla y cobrar su rescate, agentes de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP-DF) la rescataron y ahí atraparon a dos de los secuestradores, entre ellos, Rafael Ibarra Hernández. A pesar de la flagrancia en la detención y de que Fanya era víctima, ella misma tuvo que “demostrar” ante el magistrado Núñez Sandoval que fue secuestrada por esos hombres.

En opinión de la presidenta de la Asociación Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, esto “es una clara muestra de que se violan los derechos de las víctimas”.

A Fanya la sometieron a cuatro peritajes para que relatara una y otra vez lo que sufrió durante sus tres días de cautiverio; también para que contara lo que le hicieron sus plagiarios y la forma en que sucedió todo.

Y pese a ello el mismo magistrado le dio mayor peso a un dictamen pericial presentado por la defensa del secuestrador Ibarra Hernández que al emitido por la Procuraduría de Justicia capitalina.

“… con base en la observación y entrevista clínicas, así como en los resultados de las pruebas psicológicas, se establece que la víctima, a partir del delito sufrido en su persona… presenta daño psicológico, afectación emocional relacionada con sentimientos como son ansiedad, impotencia y conmoción… recuerdos desagradables; a la fecha padece tensión muscular, pesadillas, falta de apetito…”, dictaminaron expertos de la Procuraduría.

Sin embargo, el perito presentado por los abogados de Ibarra Hernández aseguró que la menor “no presenta reacciones psicológicas, ni daño psicológicos compatibles con los identificados en personas víctimas de secuestro”.

Y con base en ello el magistrado Núñez Sandoval resolvió que “esas conclusiones se reflejan en las contradicciones (…) de la víctima”.

Repercusiones

El magistrado dio más peso al peritaje que presentó la defensa de Ibarra.

De acuerdo con el dictamen de la Procuraduría la joven presenta:

Daño psicológico.

Afectación emocional relacionada con sentimientos como ansiedad, impotencia y conmoción.

Padece tensión muscular, pesadillas y falta de apetito.

La defensa presentó un documento que señala:

La joven no presenta reacciones psicológicas, ni daño compatibles con los identificados en personas víctimas de secuestro.