Inicio CDMX D.F. Mancera pide renuncia a miembros de su gabinete *En realidad se deshace...

Mancera pide renuncia a miembros de su gabinete *En realidad se deshace de “morenistas” y “marcelistas”

*Anunció en minutos que evaluará quienes se quedan *Prepara a su gobierno a una guerra que le atiza AMLO

775
0
Foto: sopitas.com

Por Joaquín Herrera

Aunque había dicho que no renunciaría a “morenistas”  emboscados o funcionarios más leales a sus antiguos jefes, como Marcelo Ebrard o Andrés Manuel López Obrador, el Jefe de Gobierno efectúa una purga en su gobierno. Anuncia la renuncia de Héctor Serrano, Secretario de Gobierno

Oficialmente, anunció esta tarde que someterá a casi una veintena de quienes forman su gabinete para una evaluación, pero “casualmente” se sabe que no terminarán con el este sexenio, especialmente Héctor Serrano, Secretario de Gobierno, Joel Ortega, director del Metro e Rosa Isela Rodríguez, de Desarrollo Social, quien apoyo a AMLO con
recursos diversos. Un  obvio (y negado por Mancera) caso de traición.

Entre quienes  llegaron como típicas cuotas a grupos de poder, es obvio que Mancera da por terminado su pago a antecesores que tenían así, parte del “pastel” en forma de gabinete.

Héctor Serrano, es el más señalado como una cuota a Marcelo Ebrard, a quien se debe haber ganado entonces la delegación Iztapalapa, disputada por leales a AMLO, como Clara Brugada y Jesús Valencia, quien tanto contribuyó a desprestigiar al PRD que llevó al poder a Mancera.

Joel Ortega ha sido identificado como una figura formada en la administración de AMLO

Mancera hizo el anuncio en dos minutos y ya

El jefe de gobierno del Distrito Federal (GDF), Miguel Ángel Mancera, solicitó la renuncia a todo su gabinete, que entrará en vigor el 15 de julio con el objetivo de “evaluar su desempeño”.
No explicó lo que se sabe entre columnistas: que prepara a su gobierno, de pies a cabeza, para enfrentar la embestida de Andrés Manuel López Obrador, que no solo lo derrotó; quiere derrocarlo, desde la Asamblea corrigiéndole la plana, conforme al “Decálogo Batres”.

Este plan, delineó Martí Batres, va contra Mancera y el gobierno federal. En el DF tiene la fracción más numerosa de legisladores, pero a nivel federal, solo tiene veintitantos diputados, contra 260 del PRI, al que posiblemente le apoyen otros partidos además de las tradicionales.
A través de Luis Serna, su secretario particular, se solicitó la renuncia a cada funcionario de primer nivel para evaluar su desempeño y definir quién de ellos se quedará después de la fecha mencionada.
En los tres años que Mancera lleva al frente del DF ha sido fama que algunos de sus colaboradores, han sido señalados por figuras perredistas, el partido que lo llevó al poder y al que se debe, de generar más conflictos de los que resolvieron.
A Héctor Serrano, a quien muchos identificaban como el operador del PRD pero nunca se ha podido sacudirse el olor a “marcelista”.
Serrano fue, durante el sexenio pasado, el operador político de Marcelo Ebrard. Ha tenido mano libre para promover  candidaturas, como  es el caso Jesús Valencia, jefe delegacional en Iztapalapa saliente y ahora diputado electo. El que se haya visto inmiscuido en un accidente vehicular salvó a Mancera de verlo posesionarse como líder natural para presidir la Asamblea Legislativa, siendo un “marcelista” de corazón y un peligro para Mancera ahora que necesita de lealtades para enfrentar a la ola “morenista” en Donceles.

Un caso obvio de conflicto es  Rosa Icela Rodríguez

La mayor deslealtad (la sabe y niega Mancera) es quien durante la última elección fue acusada por candidatos perredistas desviar recursos de programas sociales a favor de algunos candidatos de Morena. Un dedo flamígero fue el del líder negroamarillo en el Senado, Miguel Barbosa. Este incluso la señaló y pidió a Mancera renunciar a Icela.

Abundan casos de locura: el Secretario de Movilidad, Rufino León Tovar, no supo resolver la crisis de los taxistas organizados de la ciudad.

La amenaza incluso de una huelga de impuestos de la revista vehicular y tenencia. Querían repetir la estrategia de maestros chantajistas, para eliminar la competencia que se les viene con Uber y Cabify.
El director del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Joel Ortega Cuevas –a quien se debe el alza de dos pesos a boleto del Metro- prometió mil mejoras, pero estas no llegaron; lo que sí llegó fue  el choque de convoyes en la línea 5, que pudo ser una tragedia colosal.
Tampoco desaparecieron y los “vagoneros” que ahora hasta dan escenitas con enfrentamientos contra personal de seguridad.
Mancera está más cerca de la imagen del ranchero enamorado, vestido de Presidente, como Vicente Fox, que del estadista que debe mostrar al respetable que lo debe apoyar para suceder a Peña Nieto ¿Qué no? como dice el spot del PAN.

Esta es su oportunidad de desprenderse de compromisos y cuotas y manejarse como lo que Bismark creía que define a un estadista: es el que ejecuta obras para la siguiente generación, no para la siguiente elección.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here