Inicio Opinión MEDINA Y BARTLETT, LO MISMO; SOLO CAMBIA EL PADRINO

MEDINA Y BARTLETT, LO MISMO; SOLO CAMBIA EL PADRINO

70
0

Por Martha Elba Torres Martínez

El presidente López Obrador negó tener las manos metidas en la renuncia del ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Eduardo Medina Mora. Pero con las mismas cobijó y hasta limpió a Manuel Bartlett, su director de la CFE. “No es venganza política” con el primero, pero sí “ataque político” contra el segundo.

“Yo le tengo confianza al licenciado Bartlett”, dijo el mandatario. A Medina Mora, ya le busca sustituya o sustituyo que si sea muy honesto. Como sea, las carreras políticas y las fortunas de ambos personajes son igual de sospechosas. La única diferencia está en la redención que se otorga desde Palacio Nacional.

Muy oportuno resultó el escándalo de la renuncia del ministro de la Corte, por las investigaciones en su contra por presunto lavado de dinero, ya que desplazó de la agenda mediática el caso Bartlett que en septiembre pasado explotaron Carlos Loret de Mola y Arelí Quintero.

Con documentos, demostraron que el director general de la CFE, omitió en su declaración patrimonial, que su familia posee 25 propiedades y que está involucrado, directa o indirectamente, con 12 empresas que le podrían generar un conflicto de interés como encargado del sector energético del país, reveló un nuevo reportaje de la periodista Arelí Quintero.

De acuerdo con las investigaciones periodísticas, del 2001 al 2017, su familia supuestamente constituyó 10 sociedades, cinco de las cuales son dirigidas por la pareja de Bartlett, Julia Abdala Lemus, mientras que el hijo León Manuel Bartlett Álvarez, encabeza las cinco restantes.

Por su parte, Manuel Bartlett está presuntamente relacionado con otras dos empresas constituidas antes del año 2000, pero que siguen vigentes en el Registro Público de la Secretaría Economía.

Una de estas empresas en las que estaría involucrada Julia Abdala, de nombre JAL Consultoría Especializada, se dedica a ofrecer servicios de fibra oscura y ahorro de energía, los cuales están vinculados al sector energético.

Además, otra de las sociedades que podría generar un conflicto de intereses para el director de la CFE, se trata de la empresa Cyber Robotics, a cargo de León Manuel Bartlett, misma que obtuvo un contrato por adjudicación directa con el Ejército durante la administración de Andrés Manuel López Obrador por un valor de 2 millones de pesos.

El Director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Barlett, había declarado ante la Secretaría de la Función Pública (SFP), un patrimonio de 51 millones de pesos e ingresos anuales por 11 mdp. Sin embargo, acreditaron los periodistas, su fortuna es más grande, al menos 16 veces más, tan solo en propiedades.

Bartlett se ha hecho de unas 25 propiedades: 23 casas y dos terrenos. Esto, fue posible gracias a familiares, empresas y presuntos prestanombres; el valor estimado de estas posesiones asciende a más de 800 millones de pesos.

Las zonas donde se encuentran estas propiedades son las que cuentan con mayor plusvalía en la capital como Las Lomas, Polanco, Tecamachalco, La Roma, Paseo de la Reforma y Lomas de Chapultepec. En ésta última colonia, la familia Bartlett cuenta con al menos 11 inmuebles en un radio de 2 kilómetros, lo que significa que son dueños de casi toda una colonia.

Al publicarse las investigaciones, el presidente López Obrador aseguró que tiene confianza en Manuel Bartlett y calificó la investigación como un ataque político. “Son de estos reportajes que se hacen con el propósito de desinformar políticamente, pero todos tenemos la obligación de informar. Yo le tengo confianza al licenciado Bartlett”, dijo.

“Estoy muy satisfecho con el trabajo del licenciado (Manuel) Bartlett, que me apoya a limpiar de corrupción la Comisión Federal de Electricidad”, señalaría días después en una mañanera.

Las cuentas de Medina

Eduardo Medina Mora inició su carrera burocrática en la Conasupo, donde comenzó como modesto jefe de departamento. (1979 a 1982). En el gobierno de Miguel de la Madrid, el secretario de Pesca, Pedro Ojeda Paullada, se lo lleva como secretario particular y lo hace coordinador de asesores. Sale en 1987 y establece el despacho de abogados especializado en derecho común de negocios, Medina Mora y Asociados SC, en el que trabajó hasta 1990, año en que se incorporó al Consejo Nacional Agropecuario como asesor jurídico y luego ascendió a presidente del Comité de Vigilancia.

En ese ínter -1985-, fundó junto con la familia, la empresa Consultores en Informática y Computación SA de CV, con un capital de 100 mil pesos, en 2006 modificó su razón social a Compusoluciones y Asociados, SA de CV y a 34 años en operaciones en el giro de las tecnologías de la información, reporta ventas por 200 millones de dólares anuales y genera medio millar de empleos directos.

La empresa creció y se expandió a la par de su carrera en el Gobierno Federal: en el 2000, Medina Mora fue nombrado director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen); del 2005 al 2006, fue secretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón y luego procurador General de la República del 2006 al 2009.

El crecimiento exitoso de una empresa en el giro de las tecnologías de la información, después de 34 años en operaciones, puede sonar lógico. Lo que no, las supuestas transferencias a las cuentas personales del ministro –nombrado en 2015 por el entonces presidente Enrique Peña-, de 2016 a 2018: en el Reino Unido, por dos millones 383 mil 526 libras esterlinas y en Estados Unidos, dos millones 130 mil dólares.

Como en su momento Manuel Bartlett negó poseer esa inmensa fortuna, Medina Mora, en una misiva a sus ex compañeros de la Corte, señaló que son falsas las cuentas en el extranjero, y que solo cuenta con 4.5 millones de pesos en un banco de México.