México arrinconado por narcos, la CNTE y Donad Trump

México arrinconado por narcos, la CNTE y Donad Trump

0
Compartir

 


*Dentro y fuera, buscan devorar al país por la buena o a la mala
*Hillary, esperanza débil: empata con Donald a 45% de votos
*AMLO propone negociar con el republicano o ¿callar y rezar?

De la redacción

CD de México, julio 24/2016 (agencia acento) En lo interno, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, CNTE se disputa con el narco, formas de taladrar al gobierno  constitucional para obtener el poder a la mala.

En lo externo, lo visible –no para todos entre los diez partidos registrados, embebidos en retener o aumentar lo conseguido- Donald Trump llega al despegue de las campañas, empatado con Hillary Clinton.

No hay una sola voz que contrarreste las embestidas del candidato republicano. ¿Dónde están todos los grupos que viven desgarrándose las vestiduras en supuesta defensa de los derechos humanos, la seguridad o hasta la vida de otros?

¿Por qué en México, famoso en el mundo por sus tres mil o cinco mil marchas al año, ninguna es para protestar por la cacería de mexicanos por policías uniformados que diario exhiben las televisoras en actitudes de mafias asesinas?

Quizá porque eso no da votos.

Así, entre el narco, la CNTE y Trump, México sigue arrinconado y al borde del precipicio. No se ve que un solo partido político esté ocupado –ya no digamos preocupado- por el riesgo que significaría que el candidato republicano llegara a la Casa Blanca.

Se abrió hoy la Convención del Partido Demócrata y buena parte del futuro inmediato se decide sobre si se cae la última esperanza para nuestro país… y el mundo.

Los Presidentes Peña Nieto y Obama intercambian temores y providencias pare eventualidades del desastre que podría aquejarles a sus respectivos países, mientras las élites políticas juegan con el futuro inmediato.
Lo que estaría en juego, con Trump

México tiene un comercio de 550 mil millones de dólares con EU al año, gracias al Tratado de Libre Comercio de América Latina, que Donald amenaza derribar, mientras erige un muro entre EU y México. No es suficiente el actual, copia del Muro de Berlín, aunque en forma de una alambrada.

El hoy candidato republicano ha dicho que sacaría a EU del TLCAN “en un santiamén (…) Es el peor acuerdo comercial firmado en la historia de este país y uno de los peores acuerdos comerciales firmados en el mundo. El TLCAN es un desastre”

Este hombre podría hacerlo aún que se opusiera el Congreso de EU, el mayor contrapeso posible.

Lo que buena parte de México no ve hoy –inmerso en la oleada antisistémica y antiPRI, que gustaría de ver este desastre, porque sería un castigo a ese gobierno y sistema- es su fuerza alcanzada. Y solo la verá ahora que sea más claro que podría perderla:
El país escapó en los años de la recesión del 2009, gracias a varios factores: la industria automotriz que despuntó como nunca y sigue haciéndolo.  Esta locomotora de la economía mexicana, la industria automotriz, comenzó a crecer anualmente dos dígitos.

 

Los agropecuarios, otra palanca

Hoy México logra el mayor nivel de producción y  exportaciones agrícolas; por primera vez son mayores que las ventas de crudo.

México comienza a ver que un cambio tipo Trump del TLCAN acabaría con la etapa de baja inflación de que goza el país, mientras en sus vecinos del sur, los tres puntos porcentuales aquí, como máximo este son envidia: allá predominan dos dígitos (Venezuela anda en los tres).

México tiene en EU el 80% de sus exportaciones.

En síntesis, el 35% del Producto Interno Bruto aquí, está ligado a la suerte del vecino del norte. Depende de nuestras exportaciones.

Trump advierte que implantaría a un 35% el arancel que hoy del 4.3 %.
La exportaciones anuales automotrices –y distan de ser las únicas- equivale a casi cinco veces el de las exportaciones de  petroleras del 2015.

Este año, aumentaron en 10.6% interanual las exportaciones agrícolas mexicanas en los primeros cinco meses del rubro exportador con crecimiento positivo.

Según el portal FiveThirtyEight  la probabilidad de que Trump resulte presidente de EU aumento en casi 20 % y llegó al 40.2 por ciento este fin de semana reciente.
¿Es posible salida del TLCAN de EU?

 

Al firmarse no se previó pero se dejó abierta la posibilidad de salirse unilateralmente del TLCAN. Nunca ha sido puesta a prueba esa posibilidad por Canadá, EU o México.
El Artículo 2205 del tratado establece esa posibilidad, en forma ambigua y en solo 34 palabras:

…“Una Parte podrá retirarse del presente Acuerdo seis meses después de haber notificado por escrito su retirada a las otras Partes. Si una Parte se retira, el Acuerdo seguirá vigente para las Partes restantes”.

Previo al TLCAN, Estados Unidos aplicaba a México un arancel promedio de 4.3 por ciento a las importaciones mexicanas, según datos del Instituto Peterson para la Economía Internacional.

Afectaría a EU por igual

Según publica Reporte Índigo, en una eventual separación de EU, Trump enfrentaría a las empresas estadounidenses que se verían afectadas sobremanera.  Y es que dependen del comercio mexicano. “Arrastrarían al gobierno a la corte al siguiente día”, según dijo Gary Horlick, un abogado especializado en comercio, en entrevista con CNN.

Sin embargo las cortes tendrían que recurrir a precedentes muy antiguos para saber cómo resolver la controversia: Estados Unidos no se ha retirado de un acuerdo comercial desde 1866.

El Acuerdo

Cuando se firmó el TLCAN, las autoridades de política económica de México, Estados Unidos y Canadá tenían un objetivo en mente: hacer de América del Norte la región más competitiva del mundo.

A partir de este enfoque, México se ha posicionado como una economía con un lugar privilegiado dentro del bloque norteamericano: cuenta con acceso geográfico directo al mercado más grande del mundo, mano de obra barata, costos energéticos competitivos y barreras arancelarias mínimas.

Estas condiciones han sido explotadas ampliamente por la industria automotriz mexicana. En el 2015, el sector exportó automóviles por un valor de 114.5 mil millones de dólares, casi cinco veces más que el valor de las exportaciones petroleras en ese mismo año. En los años posteriores a la recesión del 2009, la industria automotriz de exportación representó el único motor de la economía que crecía a una tasa de dos dígitos, con un crecimiento de la producción de más del doble entre el 2009 y el 2015.

Entre políticos, el tema Trump, no preocupa

Vivimos vísperas de otra disputa electoral aquí. El Estado de México, al fin botín, es lo que quita el sueño a Morena, al PAN, al PRD y, obvio, al PRI, no Trump.

Un año de llamados de “ahí viene el lobo”, pudieron menos que la ambición del poder. Más ahora que Morena festina que empató con el PRD, en la disputa que le significaron cinco o seis diputados a cada cual. Es parece la medida de sus preocupaciones.

La del PRI, es angustia de no perder más su calidad de  invencible; para el PAN, la gloria sería del desquite, por haberle sacado de Los Pinos, a solo dos sexenios de probar esas mieles.

Para AMLO, su insomnio no es ni Trrump ni nada. Tiene que cumplir con su destino de gobernar como sólo él sabe y al costo que sea. Ya hasta dijo que hay que negociar con Trump. Mientras ¿lo que conviene es callar y rezar?

Paginas Web
Paginas Web
Paginas Web

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO