Inicio Columnas México, tan lejos del progreso y tan cerca del colapso social

México, tan lejos del progreso y tan cerca del colapso social

142
0
Compartir
Gane quien gane, urge nuevo pacto social

 

PICOTA

*MÉXICO, TRANSFORMACIÓN A FONDO

 *¿PODRÁN LOS CANDIDATOS?

 

 POR JORGE VELÁZQUEZ

 MÉXICO, TAN LEJOS DEL PROGRESO Y CERCA del colapso social, esa podría ser la sentencia y advertencia para quien gane las elecciones del próximo 1 de julio.

La llegada de Andrés Manuel López Obrador, de Ricardo Anaya o de José Antonio Meade, a la Primera Magistratura, exigirá imponer las bases de una nueva república en donde la justa distribución de la riqueza, en el sentido más amplio de la frase, deberá ser el pilar principal.

No es catastrofismo ni alarmismo, el actual proceso electoral y la intervención de los candidatos presidencial en todo el país pulsando y exhibiendo la problemática nacional, están despertando y concientizando a una población que, por ejemplo, ignoraba los peligros o beneficios de un nuevo Aeropuerto o las fallas del sistema de seguridad, alimentario o la ausencia de esgrima verbal en las relaciones con Estados Unidos y el mundo.

No está mal todo. Eso sería descalificar el trabajo de millones de mexicanos durante los últimos 90 años y pretender tirar todo a la basura como lo hacen los fanáticos o la ignorancia lamentable de muchos mexicanos; sin embargo, quien llegue al poder tendrá que alentar el trabajo duro de millones de burócratas, revisar a fondo el sistema partidista, sacudir de lacras al Poder Judicial lo mismo que a los tres niveles de gobierno, Federal, estatal y municipal para acabar con corrupción y latrocinios pero sobre todo generar alternativas para el empleo, salud, alimentación y todos aquellos requisitos súper necesarios para que los mexicanos eleven su nivel de vida.

La situación se vislumbra difícil a tal grado que hasta los empresarios, aquellos a quienes Carlos Marx metió en una lucha de contrarios, urgen por mejorar las condiciones de los trabajadores y en general de los habitantes de todo el país.

En su manifiesto “MÉXICO BUSCA CONSTRUIR”, los empresarios llaman la atención  de los candidatos presidenciales a 7 demandas, que buscan impulsar un salario por arriba de la línea de bienestar, una extrema vigilancia en el ingreso, gasto y deuda públicos, además de una nueva reforma fiscal donde se promueva el crecimiento económico y simplificación regulatoria para evitar el alto costo en trámites, entre otras situaciones.

Para los empresarios, afiliados a la COPARMEX, se necesita realizar una reingeniería institucional que fortalezca, en lo nacional y en lo local, los mecanismos de coordinación, monitoreo y evaluación de las instituciones implicadas en la prevención del delito, la seguridad pública, la procuración de justicia, los procesos judiciales, la ejecución de penas y la reinserción social. Desde luego la profesionalización de los cuerpos policiales y los demás integrantes de los aparatos de procuración y administración de justicia y los estándares de conducta de sus miembros son parte fundamental.

También, asegurar la formación de calidad desde la primera infancia e impulsar la excelencia de la educación media superior y superior y su vinculación con de los sectores económicos de alto potencial en México porque son clave en la propuesta para poder tener niveles de crecimiento comparables con países como Corea del Sur, por ejemplo, que lo hizo en los últimos 30 años y ahora es una potencia económica.

El sindicato empresarial demanda también revertir el rezago de 8 años en infraestructura regional y se generen ecosistemas regionales competitivos y sustentables, acordes a su vocación. De igual forma, los empresarios demandan integrar un Catálogo integral de programas sociales, un Padrón único de beneficiarios y una Cédula de Identidad Nacional, para erradicar improvisación, redundancias y discrecionalidad en la política social.

Y no menos importante, implementar un Expediente Clínico Electrónico ligado a la Cédula de Identidad Nacional, que permita transitar a un modelo universal de financiamiento de la prevención y la salud con participación transversal del sector privado, mecanismos de regulación, además de rendición de cuentas en conjunto con la sociedad civil.

Y esa es la voz de los empresarios. La voz que está observando muy de cerca que el famoso tigre, el de la pobreza, hambre y falta de empleo, es el que puede soltarse con todo y sus consecuencias.

PICOTAZOS

DE ACUERDO A LOS REPRESENTANTES de la industria automotriz el reto más importante que enfrentan es el reajuste del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la prohibición para importar vehículos chatarra. El director Adjunto de la Industria Nacional de Autopartes, Ramón Álvarez, dijo que en 2017 se alcanzaron cifras récord de producción con valor de 88 mil millones de dólares, 11 por ciento más que en 2016, de los cuales 60 por ciento se destina a las plantas de Estados Unidos para autos y tracto camiones. El empleo directo llegó a 820 mil plazas, 8 por ciento más que en 2016; se generaron en la frontera norte del país, Bajío, Puebla y Tlaxcala. Esta industria tiene aproximadamente mil 700 empresas instaladas en el país, añadió. Mencionó que algunos de sus retos a enfrentar son el dar continuidad al TLCAN, y que sea en términos favorables, así como revisar las condiciones de educación que existen para los jóvenes en México a nivel técnico e ingeniería, “ya que el nivel educativo del que están saliendo de los tecnológicos y universidades no es suficiente para asimilar las nuevas tecnologías, como los autos híbridos eléctricos”. Subrayó que el sector está rezagado en investigación y desarrollo por falta de presupuesto; por ello, expresó que será un tema a analizar en la siguiente Legislatura. Juan Pablo Calderón Patiño, de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, expresó que durante 2017 México creció en producción 13 por ciento; en exportación, 12, y obtuvo el cuarto lugar en exportación global. “En 2020, los estudios son que México va a rebasar a la India y a Corea del Sur para convertirnos en el quinto productor mundial de vehículos”. Consideró que hoy el país depende más de la industria automotriz que de los ingresos petroleros; “en generación de divisas producimos más que el turismo y las remesas”.

Pero el sector tiene miedo de lo que pueda suceder en los próximos días… NOS LEEREMOS LA PRÓXIMA ENTREGA…