Inicio Hidalgo Los mapaches de la “Sosa Nostra” secuestraron a MORENA, en Hidalgo

Los mapaches de la “Sosa Nostra” secuestraron a MORENA, en Hidalgo

2307
0
Compartir
La orden de pago, una prueba contundente de las tropelías de MORENA en Hidalgo

En Huejutla, pagos en Efectivo a campesinos

Por Antonio Ortigoza Vázquez / Fotos News Hidalgo

La tarde del pasado lunes, los clientes habituales de la sucursal de Bancomer en Huejutla, Hidalgo, observaron con asombro la irrupción de un nutrido grupo de campesinos en el local, los que llegaron a cobrar, cada uno, un monto promedio de dos mil 500 pesos de una cuenta del Partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Los campesinos mostraban una orden de pago en ventanilla para reclamar el dinero. Una fuente interna de Bancomer nos confirmó que “el documento presentado en el banco es lo que se conoce como un tipo de órdenes  de pago en ventanilla, por el número de referencia que tiene. Existen estos tipos de pagos con la presentación del beneficiario con su credencial del INE y se realiza el pago en efectivo. Este tipo de servicio es el mismo que utilizan, por ejemplo, las Afores, el IMSS en pago de incapacidades. El titular de la cuenta libera, desde su portal digital de la cuenta bancaria, o también ordena el pago mediante un escrito y así se procede al pago, con el número de referencia que muestra el beneficiario”.

AMLO TIENE 50 MILLONES DE RAZONES PARA APOYAR A SOSA CASTELÁN

Aquí podría surgir otro litigio ante la Fepade contra Morena, por el posible delito de compra del voto y se sumaría a otros escándalos similares, como el caso de la Tesorera de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Gabriela Mejía Valencia, la que fue detenida con un millón 400 mil pesos escondidos en su camioneta y cuyo caso fue turnado a la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales de la PGR; la detención con kilo y medio de mariguana del ex agente del MP (liberado casi inmediatamente), hijo de la candidata de Morena a diputada federal, Lidia García (también funcionaria de la UAEH) y las protestas de militantes de Morena en el mitin de cierre de campaña de López Obrador en Pachuca, quienes exigían “sacar de Morena” al cacique sempiterno de la universidad, Gerardo Sosa Castelán. El candidato presidencial se enfureció ante la manifestación de inconformidad: “¡No protesten, no protesten!” les exigía y como los militantes no se callaban, AMLO les advirtió: “Si no se callan, voy a pensar mal (de ustedes), voy a suponer que los mandó Fayad” (el gobernador del estado).

Morenistas y “clientes” fueron sorprendidos en el pago de “honorarios”

Pero en realidad, hay indicios de que Andrés Manuel López Obrador tendría unos “50 millones de razones” para apoyar de esa forma a Sosa Castelán, el jefe de la Sosa Nostra (grupo de choque pagado por la universidad), ya que en medios de la casa de estudios hay gente muy molesta porque el cacique “echó mano de 50 millones de pesos que entregó a López Obrador, con lo que se reservó el 60 por ciento de las candidaturas de Morena en el estado”.

Porque el uso de fondos universitarios para propósitos ajenos es algo frecuente en Sosa Castelán. Otro botón de muestra es que, para la defensa de la tesorera detenida por la Fepade, Gabriela Mejía Valencia, ya contrató nada menos que a dos de los abogados más caros de todo el país: Juan Velázquez (defensor del “Negro” Arturo Durazo Moreno) y Carlos Pratts.

Sosa Castelán ya era intocable hace muchos años, cuando era miembro del antiguo grupo político dominante  del estado, y ahora, con el cobijo de Andrés Manuel López Obrador.

El cielo hidalguense, según parece, se cubre de nubes negras.