Inicio País Niño sicario ejecuta por encargo y no cobra sus $ 31mil

Niño sicario ejecuta por encargo y no cobra sus $ 31mil

*El Chapo o el Mochaorejas ganan a Barbie y Batman en el afecto infantil

1959
0
Foto: larednoticias.com

 

*El Chapo o el Mochaorejas ganan a Barbie y Batman en el afecto infantil



De las corresponsalías

TIJUANA, BC, 15 de octubre de 2015 (agencia acento).- El Chapo, el Mochaorejas o Los Zetas, derrotan a la Barbie o a Batman. Se apoderan, vía Internet, del afecto y sueños de niños y adolescentes.
El último caso, esta semana, conmueve a Baja California. Mantiene en “shock, no sabe cómo tratar al pequeño que por las redes sociales fue cooptado como aprendiz de sicario aquí; ejecutó a un hombre de seis tiros…pero fue arrestado casi in fraganti y no cobro los 31 mil pesos prometidos como “premio”.
Ahora Ulises Ambraham, es una “papa caliente” para Tijuana, como los 150 casos de arrestos en todo el país, para los que la ley no es clara cómo afrontar.

La ilusión de ser “valiente” y rico –como los narcos de la TV y el cine- condujo al estudiante de secundaria, Ulises Abraham, de 14 años de edad, a asesinar -de seis tiros y por encargo- a un hombre identificado como Guillermo Gastelum Jaques, por dos mil dólares (31 mil pesos).
El “niño sicario” fue arrestado in fraganti, con el arma humeante, y corriendo, tras los disparos a la cabeza y tórax de su víctima.

Este pequeño se suma a los 150 “niños sicarios” que el crimen organizado ha venido usando en todo México. Se multiplican casos así. Si con los asesinos comunes la corrupción, negligencia o incapacidad, suelen permitir el escape impune, con los pequeños así, incluso se ocultan los casos. Se oculta información como reacción,  a lo que los agentes de la ley no saben cómo manejar.
Tijuana está en shock.

El estudiante en líos con la ley fue detenido por policías municipales que se percataron del crimen; no ofreció resistencia ni huyó, como si hubiera querido ser detenido, según funcionarios de la Procuraduría de Justicia Estatal.
Los policías uniformados rindieron un parte en que relatan que el agresor armado confesó haber recibido instrucciones mediante internet.

Un cibernauta anónimo logró la atención de Ulises Abraham, como ocurre con casos de niñas en el tráfico de personas tan común y otros delitos generalizados contra jovencitos.
El cibernauta le ofreció dotarlo de arma e instrucciones y ponerlo frente al “blanco”. Y le subrayó que ganaría 31 mil pesos, al final.

Las instrucciones fueron que sería recogido por un taxista; quien le daría el arma y lo llevaría al punto de la ejecución, según narra el coordinador de la Subprocuraduría contra la Delincuencia Organizada, Miguel Ángel Guerrero Castro.
Enganchado así, Ulises Abraham dijo que este jovencito no logró cobrar porque fue detenido.
Este detenido puso en aprietos a la Procuraduría, cuya titular Perla del Socorro Ibarra hizo declaraciones ante Adela Micha en que niega saber que el joven acusado está ya en manos del juez, declaró y solo dice ella que se investiga la suerte del hombre asesinado.
Repite que el juez tiene la decisión del estatus legal del detenido pero recurrió a explicaciones cantinflescas y no dijo si la ley en Baja California puede imputar cargos criminales a un menor de edad y qué indica la ley al respecto.
No supo la respuesta.
Diversos medios si dijeron que el pequeño homicida fue recogido en la avenida Revolución –la más popular de Tijuana-, de la zona centro de Tijuana; llevado por un taxista del que no se ha revelado dato alguno y que el arma fue calibre .40. El manejador le señaló claramente a quien daría muerte.
El niño se bajó con determinación, con forme a la versión del funcionario judicial. No explica cómo es que este jovencito hizo varios disparos como profesional y no capo por efectos de los disparos como suele ocurrir con un neófito en uso de armas y de ese calibre.

El hombre victimado, Guillermo Gastélum Jacques, fue blanco de dos tiros en el rostro; otra en el costado izquierdo del cuerpo y otra en el pecho y una quinta y otra sexta cada  hombro respectivamente.

La ilusión de ser narco arrastra a niños y adolescentes

En Baja California, es el segundo caso en10 años, aunque la procuradora estatal, Pilar del Socorro Ibarra, dijo que es un caso nunca visto aquí. Mostro ignorancia y evadió explica qué procede para la ley cuando un menor de edad (que se alcanza a los 18 años en todo el país) comete un crimen.
La procuradora mostró más preocupación por este jovencito (que está ya en manos de un juzgado especializados en delitos en menores de edad) que por su víctima.

No supo explicar si murió en el acto o –como ocurrió- en un hospital al intervenirlo quirúrgicamente.
Apenas atinó a decir el nombre y dijo no tener más datos.
En un caso peor, hace diez años fue enganchado un jovencito, no por redes sociales sino que por sus compañeros de secundaria; la víctima fue su propia cuñada y sus tres sobrinos de 4, 6 y 8 años de edad, en Sinaloa.
Como el caso de ahora, también fue capturado de inmediato (en abril de 2005) e identificado como César Manuel Ibarra García, entonces de 15 años de edad.

Dijo que buscaba ser reconocido por su » valor» ante los barones de la droga que entonces tenían sometida a Tijuana. Quería  -conforme al expediente de autos- demostrar a los narcotraficantes que podía ser como ellos. Soñaba tener poder, fama y dinero en su natal Sinaloa, la tierra de los principales capos del narcotráfico

 

Cárteles suman más y más niños-sicarios

 

Hay más de 150 “niños sicarios” que el crimen organizado ha sumado a sus filas, conocidos por “la ley” pero infinidad de ellos jamás trascienden.

Jovencitas y varones siguen siendo enganchados en redes sociales, el camino más usual, aprehendidos. Son casos de delincuencia organizada, que incluso modalidades de “halcones” (espías) “burreros” (distribuidores de droga) o cobradores, pero también ejecutores o sicarios.
Cometen acciones de plena delincuencia organizada.
Zacatecas es el estado con más detenciones de ese tipo.
Es lo común en Zacatecas: cárteles como los Zetas, Jalisco Nueva Generación o el cártel del Golfo, y ahora el Cártel del Noroeste abarcan cada vez diversas modalidades.
La disputa territorial incluye a menores de edad que se especializan en “halconeo” (vigilancia) aunque llegan a la calidad del sicariato con años de experiencia.
La PGR registra una cuarta parte de casi niñas en Zacatecas, donde se han detectado 31 casos de detenciones, más los que se ocultan.
En Veracruz que se disputan  el Cártel Jalisco Nueva Generación y los Zetas. Ahí se han dado de 20 detenciones niños sicarios; en Coahuila, 11; en San Luis Potosí y Tamaulipas, diez y nueve, respectivamente.
Mil 460 menores de edad han sido detenidos por portación de arma de fuego.
En el DF ha habido 147 detenciones; en Baja California 145; en  Jalisco133; en Chihuahua, 104, y Tamaulipas con 83.
 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here