Inicio Hidalgo NO MANDAR A NIÑOS A LA ESCUELA SI PRESENTAN MALES RESPIRATORIOS

NO MANDAR A NIÑOS A LA ESCUELA SI PRESENTAN MALES RESPIRATORIOS

218
0
Compartir
Ilustración especial

*  La SSH en coordinación con la SEPH y la Subsecretaría de Protección Civil, organizan filtros sanitarios en los planteles escolares a fin de detectar posibles casos de enfermedades respiratorias y/o Influenza

 

Por Erika Ruiz Merino

Especial de Expediente Ultra

Ante las bajas temperaturas que se registran en nuestra Entidad, la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH), reitera el llamado a los padres o tutores para que, si sus hijos presentan cualquier padecimiento respiratorio, no los envíen a la escuela.

La SSH, que dirige Marco Antonio Escamilla Acosta, en coordinación con la Secretaría de Educación Pública estatal (SEPH), y la Subsecretaría de Protección Civil, organizan filtros sanitarios en los planteles escolares a fin de detectar posibles casos de enfermedades respiratorias y/o Influenza.

Con el apoyo de madres y padres de familia, así como de personal docente y administrativo, al ingresar a clases, se realizan revisiones para detectar alumnos que presenten tos, escurrimiento nasal, dolor de cuerpo, fiebre o dificultad para respirar.

Quienes presenten alguno de estos síntomas, deberán regresar a sus casas y acudir en las primeras 24 horas al médico para ser valorados y evitar complicaciones.

Para disminuir la propagación de estos padecimientos, se recomienda continuar con las medidas de preventivas, como son:

 

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o usar alcohol en gel.

 

  • Toser y estornudar cubriéndose con un pañuelo, o con el ángulo interno del codo.

 

  • En caso de presentar algún problema respiratorio, permanecer en casa y no acudir a lugares concurridos.

 

  • Abstenerse de fumar y no permanecer en lugares donde haya humo de cigarro.

 

  • Abrigarse bien, usar ropa gruesa, de preferencia de algodón, evitando prendas ajustadas y de tela sintética.

 

  • Si permanece mucho tiempo en un lugar caliente, cubrirse boca y nariz al salir a la intemperie.

 

  • Evitar las corrientes de aire frío.

 

  • No auto-medicarse y acudir a la unidad de salud más cercana ante los primeros síntomas.

 

  • Reforzar las defensas de los niños y adultos mayores con alimentos y complementos con alto contenido de vitaminas A y C (frutas y verduras), así como abundantes líquidos.

La prevención es importante para evitar cualquier tipo de enfermedad, por ello la SSH reitera la importancia de aplicarse la vacuna, y atenderse ante cualquier sintomatología respiratoria descrita con anterioridad dentro de las primeras 24 horas para evitar mayores complicaciones.

Principalmente los llamados grupos de riesgo: Menores de 5 años, adultos de 60 años en adelante, embarazadas, personas con diabetes no controlada, obesidad grave, enfermedades del corazón, cáncer y VIH.