Inicio Columnas NO PROCEDIERON IMPUGNACIONES DE MORENA EN MINERAL DE LA REFORMA

NO PROCEDIERON IMPUGNACIONES DE MORENA EN MINERAL DE LA REFORMA

1009
0

*  El Tribunal Estatal Electoral de Hidalgo (TEEH), desechó los alegatos presentados por la candidata de Morena a ese municipio por haber sido incompletos, inconsistentes e inaplicables, por lo que Hilda Miranda no logró su objetivo de invalidar una elección donde perdió por miles de votos ante elpriísta, Israel Félix

Por Antonio Ortigoza Vázquez/@ortigoza2010

Con proyecto de la presidenta del Tribunal Estatal Electoral de Hidalgo (TEEH), María Luisa Oviedo, por voto unánime se desecharon las múltiples impugnaciones presentadas por la candidata de Morena al municipio de Mineral de la Reforma, Hilda Miranda y el Partido del Trabajo, ya que los alegatos fueron incompletos, insuficientes, inconsistentes e inaplicables.

En ninguno de los casos pudo acreditarse causa de anulación de la votación, y por ejemplo, la candidata Miranda reclamó que su nombre no apareciera en las boletas cuando era de dominio público que Morena hizo cambio de candidato de última hora, cuando las boletas ya estaban impresas y de eso fue advertido al partido con toda oportunidad.

Fueron impugnadas 186 casillas y echaron mano de todas las causales de anulación contenidas en la ley, algo curioso, porque todos los alegatos carecían de mínimo fundamento, pero obligó al equipo de la magistrada presidenta a una revisión amplia y minuciosa para verificar cada una de las acusaciones,

Entre los veteranos operadores del viejo PRI (de donde proviene un porcentaje elevado de militantes de Morena) se recuerda al ya legendario Manuel «El Meme» Garza González, un pillo muy simpático que elevó las triquiñuelas electorales a niveles de virtuosismo y acuñó la frase: «Trabajo bien hecho no admite reclamación».

«El Meme» presumía el «nivel técnico» de sus operaciones. Se hacían análisis estadísticos de varias elecciones previas, se detectaban las «casillas clave» para enfocar las baterías para, primero, tratar de superar la votación de la oposición y si eso no era posible, armar un altercado con el equipo de hampones electorales que hacían ostentoso intento de robo de las urnas, o bien tiraban los votos al suelo y les prendían fuego y rompían las actas.

Claro, iban a la cárcel… pero salían rápido y se cumplía la misión: los votos donde ganaba la oposición quedaban anulados sin remedio.

Ahora en Morena optan por «echar montón» en las impugnaciones, con simples ocurrencias, donde se evidencia que los equipos de los candidatos inclusive desconocen la legislación, solo disparan señalamientos sin sustento de ninguna clase, lo que los magistrados documentan con precisión.

Pareciera que la idea básica es clara: «¡Desecharon irregularidades en 186 casillas!» para consumo de titulares de prensa afín al partido que tiene la presidencia, como si eso demostrara lenidad en el TEEH.

Parece, asimismo, un «ensayo general» de lo que se intenta hacer en las «superelecciones» de 2021, cuando estarán en juego tanto la Cámara de Diputados como quince gubernaturas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here