Inicio País “No va a salir más; sería imperdonable”: Osorio Chong

“No va a salir más; sería imperdonable”: Osorio Chong

*El Altiplano, blindado. Nuevos protocolos –secreto de estado- mientras viene la extradición; no será ipso facto * La recaptura, sin apoyo de EU; el caso de Kate, sólo un elemento más; ni más ni menos *Pléyade del crimen, a buen resguardo en El Altiplano; Guzmán, regresó avergonzado

608
0

CD de México,  enero/15 (agencia acento) “No va a salir otra vez”, advierte –voz imperativa, determinada- el segundo hombre fuerte del país, clave en el arresto de El Chapo, Miguel Ángel Osorio Chong, al  periodista Ciro Gómez Leyva. Acalla a voces que se molestaron por un triunfo oficial, como antes –la fuga- fue una derrota.

Sobre que Kate haya sido clave, aclara que fue un elemento que se sumó, pero la cacería tenía meses. Tampoco hubo presencia de agentes de EU, salvo intercambio de información.
Por ahora, el hombre se asume entregado a nuevas normas para evitar sorpresas en el caso de la prisión y la seguridad del país en general. Implementó un blindaje contra fugas a El Altiplano. Sí, el mismo penal del que escapó el mayor capo del mundo.
Cumplida su misión de regresar al peor narco a su “hogar”, el segundo hombre fuerte del país, implantó un protocolo que incluirá cambiar a ese procesado de celda en periodos irregulares y sin previo aviso, que ya no gustó a sus abogados ni al capo. Y estos filtraron la nota de que su cliente está incomunicado –lo cual está prohibido por el Tratado de San José que alentó México, por cierto- entre otras mentiras.
“Sería imperdonable otra fuga”, recalcó el responsable de la seguridad pública nacional que ha venido mostrando cómo se han desmantelado estándares de violencia, como la que sometió a Ciudad Juárez y varios estados.
Juárez, cero secuestros: en paz

Si la palabra convence, el ejemplo arrastra. Y Osorio optó mostrar su dicho de haber pacificado a la ciudad más violenta del mundo, Ciudad Juárez. Y lo hizo con una caminata –que desea que hagan todas las familias de esa urbe, la más grande de Chihuahua-  familias todas, en Ciudad Juárez. La que por cierto visitará pronto el Papa Francisco.

Le acompañó en ese paseo nocturno, Rosario Robles,  y comentó que visitan los espacios públicos para hacer más trabajo con el objetivo de reunir a la comunidad, así como restablecer el tejido social fracturado por la violencia e inseguridad.
Ciro tendió su red. Lo picaba. “Visto que hay dos presidenciables punteros, le decía, palabras más palabras menos, Andrés Manuel López Obrador y usted, que con este golpe se posesiona mejor”, Osorio lo esquivó. Solo le dijo que falta.

Y a insistencia, le comentó que AMLO –no es sorpresa- tiene muchos años en ese papel de aspirante, criticando y no aportando nada.
A pregunta del comentarista en Radio Fórmula, Ciro Gómez Leyva, le aclaró que no hay tal incomunicación al capo recién recuperado y encerrado en el penal del que se fugó últimamente, El Altiplano, en Almoloya, Estado de México.

Él explicó que fue este el gobierno que sí lo atrapó, después de su fuga de Puente Grande, Jalisco; que ante su fuga, tardo sólo unos meses y no los dos sexenios panistas en que nada lograron estas administraciones respecto al líder del Cartel más temerario.
Explicó que se le están respetando sus derechos –los presos pierden solo sus derechos políticos, como votar y ser votados, pero no el trato digno de seres humanos- y desmintió que este incomunicado: lo han visitado sus abogados.

Hay malestar entre quienes se irritaron por esa victoria gubernamental y habían filtrado incluso que el arrestado de nueva cuenta no era El Chapo.
El Secretario de Gobernación, mantiene a la prisión de Máxima Seguridad –en que quedaron fuera de combate medio centenar de los capos más peligrosos del país- rodeada con policías federales, estatales y municipales, apoyados por tropas, un tanque de guerra y helicópteros patrullando.

Ciudades seguras

El hombre que le bajó la guardia a Michoacán y Jalisco, y terminó por calmar a zonas de la frontera, recorrió Ciudad Juárez con grupos de lugareños, acompañado de Rosario Robles. Y dijo en el Estadio Olímpico, ante periodistas que esa tranquilidad que se respira ahora allí, es producto de trabajo compartido entre gobierno y población que quiere mantener su localidad en paz.

Fue reiterativo en que el apoyo popular es la clave para que los programas oficiales se arraiguen.
Hasta un tanque, cuida al hogar de Guzmán

 

El Chapo vuelve a su “hogar”. A la ciudad amurallada en que se consumen lo máximo los peores enemigos del país y fuera.
Con la cabeza baja, avergonzado ante sus vecinos de penal, Guzmán Loera no soporta volver al lado del líder de Los Zetas, Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40; el creador del Cártel Beltrán Leyva, Héctor Beltrán, alias El H o El General.
Se encuentra en el penal de máxima seguridad de El Altiplano el cabecilla de Los Caballeros Templarios, Servando Gómez Martínez, La Tuta, máximas joyas del crimen organizado de Michoacán, amo de la comarca que influía en la suerte de sus últimos gobernadores.
Cobró fama este centro por alojar a Osiel Cárdenas Guillén, el otrora líder del Cártel del Golfo, que cumplía una condena de 25 años de prisión en una cárcel de Estados Unidos.

En tanto, sí está en Almoloya, Mario Cárdenas Guillén, huésped de El Altiplano que ocupa la celda número 19 del área de tratamientos especiales. El Chapo ocupaba la número 20, pero no ahora.

Terror  a delatar a El Chapo

 

Entrevistado por El Universal Cárdenas Guillén jura que no escuchó nada la noche de la fuga de Guzmán Loera, pues tenía puestos los audífonos.

Joaquín Guzmán termina como burla ante sus  demás vecinos del penal, desde  La Tuta, hasta El H, y El Z-40,  los jefes de Los Caballeros Templarios, Los Beltrán Leyva y Los Zetas.

En la lista de huéspedes “distinguidos” a donde regresa el aspirante a filmar su vida como héroe, El Altiplano ostenta a ex integrantes del Cártel de los Beltrán Leyva como Gerardo Álvarez Vázquez, El Indio y Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, el de la sonrisa, tipo Mona Lisa.

Hay buena parte de los noventaytantos capturados que mencionó el Presidente Peña, tras la recaptura de El Chapo, de los 122, que había en la mira.
Se ubican en este penal el líder del Cártel Independiente de Acapulco (CIDA), Víctor Hugo Aguirre Garzón, El Gordo.

En El Altiplano, “pléyade” del crimen
También ocupan celdas de este conjunto ahora sellado contra fugas, los hermanos José Ángel, Sidronio y Mario Casarrubias Salgado. Como se recordará eran los cabecillas de Guerreros Unidos, al que la Procuraduría General de la República (PGR) imputa el secuestro y desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero.
Se trata de dos grupos escindidos del Cártel de los Beltrán Leyva, que en su momento secuestraron y descuartizaron a los tepiteños en el bar Heaven de la zona Rosa en la capital mexicana.
En Iguala, también hubo al menos un descuartizado con ese estilo. Se supo que su primera víctima sufrió desollamiento, antes de morir.

En lo que se refiere a Los Zetas, en El Altiplano se alojan Óscar Omar Treviño Morales, El Z-42, que es hermano de Miguel Ángel Treviño; Sigifredo Nájera Talamantes, El Canicón. A este le adjudican el asesinato de siete militares; igual está Raúl Lucio Hernández Lechuga, El Lucky o Z-16.

Por parte de Los Caballeros Templarios, comparte prisión con su padre, Huber Gómez Patiño, hijo de Servando Gómez La Tuta, además, en ese lugar también está el ex gobernador interino de Michoacán, Jesús Reyna García.

Otras “celebridades”  enfrentan proceso allí Víctor Manuel Félix, consuegro de El Chapo Guzmán Loera. Enfrenta un proceso de extradición a EU. Podría acompañar a su pariente político.

Misión de Osorio mantener “guardado” a El Chapo

 

Ahora que el más famoso procesado regresa a su “hogar” aquí, en proceso de ser extraditado a EU, se estableció un protocolo que ideó el titular de la Segob, de rotar las celdas para Guzmán Loera.

La decisión de no darse la extradición ipso facto, es para mostrar que México tiene la capacidad de control sobre criminales tan poderosos como El Chapo.

No hay prisa, pero la extradición es un compromiso, pero no tiene por qué haber prisa y menos por temor a fallar.
Osorio Chong se juega así su futuro inmediato, ahora que conforme a analistas, como Ciro Gómez Leyva lo ubican como un presidenciable exitoso.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here