Inicio País Oaxaca, sin alimentos, turistas, clases ni gasolina o aeropuerto

Oaxaca, sin alimentos, turistas, clases ni gasolina o aeropuerto

6
0
Compartir
Foto especial.

*Nadie sale ni entra; terminales camioneras desiertas; carreteras cerradas

* “Si no tuviéramos razón, no nos apoyarían intelectuales”: CETEG

*Ni  la CNDH ni Unicef defienden la niñez sin escuela, alimentos ni medicinas

Con información de las corresponsalías
CD de México, junio 29/2016 (agencia acento) Un mes  de bloqueos carreteros operados por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, CNTE, logran ahorcar a Oaxaca. Millón y medio de oaxaqueños están impedidos para recibir alimentos Diconsa para los sectores más pobres.

Hay gasolina para solo unas horas y surge el mercado negro que la vende hasta en 50 pesos litro.

El aeropuerto afectado, hoteles sin visitantes –nadie puede entrar ni salir de Oaxaca- pues no hay circulación en las 20 carreteras interestatales y nacionales, las terminales dejaron de operar, sin combustible y sin pasajeros.

Los bancos quedan sin servicios de camiones repartidores de dinero; los cajeros, vacíos y miles no pueden cobrar sus pensiones, hacer operaciones cotidianas bancarizadas por ley e incluso se traban los pagos de impuestos, servicios, incluso se imposibilita el pago de tarjetas de crédito o depósitos diversos.

Los hospitales de urgencias, comienzan a perder pacientes, sin medicinas, instrumental y sin servicios de ambulancias que van quedando sin combustible.

En Oaxaca, el 90 por ciento de expendio s de combustible están su abasto desde hace once días y hay pleitos a puñetazos entre automovilistas para alcanzar una dotación limitada a unos cuantos litros por auto.
La CNTE, peor que los narcos; escenarios como Venezuela

La maldición de Oaxaca se llama Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, CNTE, que de agrupación sindical en protesta, pasó a una turba de asaltantes. Peor que las bandas del narco, que solo tiene agresiones con otras bandas similares y no con inocentes: so pretexto de cerrar carreteras y tomar casetas, en “protestas pacificas”,  forman bandas que cobran derecho de piso a comerciantes y la

circulación vehicular.
En las carreteras tomadas, estafan a unos cuantos “privilegiados” que permiten el paso a cambio de dinero, siempre que no sean repartidores de alimentos, gasolina, medicinas ni transporten pasajeros o turistas.

El peor trato es para repartidores de alimentos, procesados por trasnacionales. Esto, en una especie de copia a lo que anhelan la CNTE y Morena para México.

Castigan a los marginados

Según el titular de Sedesol, José Antonio Meade, no han sido resurtidas tiendas de comunidades alejadas que benefician a un millón de oaxaqueños.

“Hace algunos días el reto implicaba poblaciones donde vivían un millón y medio de oaxaqueños, esto es venimos logrando mejorar el abasto”, expuso el funcionario este martes, al término del evento Inclusión y Progreso para Todos. Con la habilitación de rutas alternas de distribución de alimentos, se ha podido abastecer a 800 de las mil 852 tiendas de Diconsa ubicadas en diversas regiones de la entidad, lo que representa 43.2%.
El funcionario cree que en unos días se podrían normalizar  la entrega de alimentos ya sea porque se liberan los bloqueos o  porque encontremos rutas alternativas para abastecer a los almacenes”.

Podrían repartir vía aérea

El funcionario reveló que estudian la alternativa del aéreo con tal de no dejar sin alimentación a través de las mil 852 tiendas cuyo abasto ha sido interrumpido; estas son abastecidas desde tres almacenes: Istmo, Mixteca y zona de Valles Centrales.

La idea es habilitar almacenes en Puebla, Veracruz, Guerrero y Chiapas, construir nuevas rutas de distribución, aprovechando otros espacios logísticos para poder llegar.

“Si no tuviéramos razón no nos apoyaban intelectuales”

Los líderes de la CNTE, que someten a Oaxaca, como los que lo hacen en Chiapas, recurren al sobado argumento que defienden sus derechos como maestros, ante la Reforma Educativa, que restituye a la Secretaría de Educación Pública la atribución de otorgar plazas, ascensos.
Tal reforma arrebato a los líderes sindicales que habían convertido en un mercado, la compra venta, renta y subarriendo de plazas y ascensos.

Desaparece el argumento de la CNTE y aliados de darles el privilegio de controlar tales beneficios para egresados de las escuelas normales y que han sido un botín de un puñado que en cuatro décadas se han sorteado esa mina de oro, con una especie de fuero para ellos, en el sistema clientelar que ha dominado en el país y que se pretende acabar.
El líder de la CETEG (copia de la CNTE en Guerrero), dice por boca de su líder: Ramos Reyes Guerrero “si no tuviéramos razón, no nos apoyarían tantos intelectuales”, incluido el aspirante presidencial, Andrés Manuel López Obrador. ¿Será?

La Comisión Nacional de Derechos Humanos, guarda silencio

La Comisión Nacional de Derechos Humanos, guarda silencio ante este atropello a millones, empezando por un millón de niños con clases interrumpidas todo el año.

Con millón y medio de oaxaqueños cuya dieta depende de la Sedesol que reparte leche en polvo, frijol, arroz, aceite y toda la canasta básica a precios reducidos, no ha reaccionado ninguna de las agrupaciones que suelen desgarrarse las vestiduras por “menos” que este escenario solo superado por países en guerra como Irak o Siria o cerca de la guerra civil, como en Venezuela.
No se sabe de ningún llamado de la UNICEF de la ONU para salvar a millones de niños abandonados a sui suerte en educación y alimentación, así como sin  medicinas.

Oaxaca no figura en la agenda de los defensores de los derechos humanos ni locales ni internacionales.