Inicio Columnas Octavio, candidato… hoy

Octavio, candidato… hoy

149
0

Por Samuel Cantón Zeina/@SamuelCanton

Si en este momento se eligiera al candidato de MORENA a gobernador, Octavio Romero Oropeza sería el ungido.

De él dijimos antes que enfrenta los desafíos más grandes y el mayor desgaste ante la opinión pública, y que en su futuro únicamente hay dos caminos: el gobierno de Tabasco, o el fracaso y su separación de PEMEX.

También, que si fallaba en su misión de incrementar la producción de petróleo -en 2004 reportó caída ¡del 53%!, tras su máximo histórico de 3 millones 451 mil barriles diarios-, no habrá tenido sentido rehabilitar las actuales seis refinerías ni construir la de Dos Bocas.

No habría crudo qué transformar.

“Y tendrá que dejar Petróleos por la puerta trasera -anotamos-, junto con su pretensión de gobernar al Edén”. Sin embargo, a juzgar por dos recientes puntualizaciones del caudillo -“fiel de la balanza” también en 2024 aquí-, la ventaja de Romero es muy amplia.

Aunque falta mucho.

AMLO declaró “salvado” a PEMEX del yugo de su gigantesca deuda, y constantemente externa satisfacción por “la franca recuperación” de la producción.

Espaldarazos totales a su amigo y colaborador de décadas, al que confió -a pesar de ser ingeniero agrónomo- el rescate de la palanca del desarrollo del país.

Romero Oropeza es visto en Palacio desde dos ángulos: el de la necesidad vital de extraer más gas y petróleo, que de acuerdo al propio presidente está logrando, y el del referente obligado de la 4T: la batalla contra la corrupción, donde destaca su participación en el desmantelamiento del “huachicol”.

Pero la última palabra se mira lejos.

Y DE MAÑANA…

DICE DAGOBERTO Lara que Tabasco “necesita” al PRI. ¿Tanta angustia ve? ¿O su percepción, por ser hombre de bueyes y vacas, es atroz?…***EVARISTO echa la bolita al gobernador respecto a las condiciones del edificio del Ayuntamiento, y si se construye -o no- uno nuevo. Al menos, desistió de vender los terrenos de Tabasco 2000. “Si acaso, se podrían rentar…” ¡Muere por bisnes!…