Inicio Mundo Ojo por ojo, plantea México; hoy EPN frente a Tillerson y Kelly

Ojo por ojo, plantea México; hoy EPN frente a Tillerson y Kelly

80
0
Compartir

 

*Rotundo “no” a Trump: Nada de medidas unilaterales

*No aceptaremos deportados extranjeros ni gravamen al TLC 

 

CD de Mx, febrero 23/2007 (agencia acento) Sobre la base de que México no aceptará sin consecuencias cargas fiscales al TLCAN ni deportados extranjeros, este medio día dialogaban el Presidente Peña Nieto y los emisarios de Trump, Rex Tillerson (secretario de Estado) y John Kelly (Secretario de Seguridad Interior).

Tras de que en la víspera  los visitantes y la embajadora de EU aquí, Roberta S. Jacobson, se reunieron  en casa de ella, como acción preparativa.

Este medio día la reunión se daba en la Casa Presidencial de Los Pinos, tras de que México –por boca de su canciller, Luis Videgaray- fijó una drástica postura ante los medios- de que aplicaremos la ley del talión del ojo por ojo a todo abuso contra la ley.

No aceptaremos –advirtió- gravamen alguno a productos pactados en el TLCAN; rechazó la amenaza nueva de una cascada de extranjeros deportables a México conforme a palabras de Trump.

No recibiremos deportados extranjeros

Videgaray adelantó que ya hay una cruzada de defensa jurídica a los connacionales. Si la Unión Americana pretende imposiciones serán rechazadas, como preámbulo a la junta de hoy

El canciller, Luis Videgaray recalco –irritado- que el Gobierno federal no aceptará decisiones unilaterales de Estados Unidos.

Ante medios remachó que no durará en acudir a instancias internacionales, como Naciones Unidas, para defender, conforme al derecho internacional los derechos humanos, las libertades y el debido proceso en favor de los mexicanos en el exterior.

En el marco de visita de los secretarios de Seguridad Interior de Estados Unidos, Jhon Kelly y de Estado, Rex Tillerson, quienes llegaron ayer a nuestro país, el canciller se refirió a las recientes disposiciones en materia migratoria de la era de Donald Trump que permiten al Departamento de Seguridad Interna deportar a México a inmigrantes detenidos cruzando la frontera independientemente de su nacionalidad.

Este será el primer tema a abordar con los secretarios de la Unión Americana durante los encuentros de este jueves.

“Quiero dejar claro, y de la manera más enfática, que el Gobierno de México y el pueblo de México no tiene por qué aceptar disposiciones que de manera unilateral un Gobierno le quiera imponer a otro; eso no lo vamos a aceptar, porque no tenemos por qué hacerlo y porque no es en el interés de México”, enfatizó el secretario antes de que se conocieran las declaraciones de Kelly en Guatemala, quien aclaró que los inmigrantes serán devueltos hacia sus naciones de origen, y no por la frontera que ingresaron.

Durante la ceremonia de la Firma del Acuerdo entre México y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Videgaray insistió en que nuestro país actuará por todos los medios jurídicos posibles.

“Esto implica un despliegue sin precedentes de información a los mexicanos, que conozcan sus derechos, que sepan cómo actuar ante posibles violaciones a su dignidad y a sus derechos humanos. En segundo lugar, actuar por la vía jurídica con absoluto respeto al Estado de Derecho en los Estados Unidos, acudiendo a las instancias jurisdiccionales tanto en casos individuales como en casos colectivos”, expuso.

Por otra parte, el secretario Tillerson llegó a las 16:30 horas a nuestro país, proveniente de Washington, a bordo de una aeronave oficial norteamericana. Fue recibido en el hangar de la Fuerza Aérea por la embajadora de la Unión Americana en México, Roberta Jacobson, y el director general para América del Norte de la SRE, Mauricio Ibarra.

Dos horas después, John Kelly arribó al Hangar de la Policía Federal, procedente de Guatemala. Tillerson fue el primero en llegar (19:00 horas) a la residencia de la Embajada de EU en México para participar en una cena junto con Kelly y los secretarios de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, de Defensa, Salvador Cienfuegos, y el Almirante Vidal Francisco Soberón.

Trump, se topa con un “no” rotundo

En reunión en la Cámara de Diputados con la Junta de Coordinación Política recalcó Videgaray que México no aceptará la deportación de migrantes a nuestro país. Y menos aceptaría recibir deportados extranjeros. “De ningún modo”, dijo.

Por eso se exigirá un proceso de acreditación  sobre la identidad y nacionalidad de deportados. Para,  en cada caso quede definida la nacionalidad .y por tanto desatino – de la persona que estén enviando a México.

En otro tenor, el hombre declaró que los funcionarios mexicanos que han visitado Estados Unidos nunca han recibido algún insulto o falta de respeto ni entre funcionarios ni entre población. Y que continúan trabajos con la nueva administración, aunque no hay en estos momentos intención de que haya un encuentro entre los presidentes Peña y Trump.