Inicio Columnas OSORIO CHONG; LOS DESVELOS DEL GRUPO ATLACOMULCO

OSORIO CHONG; LOS DESVELOS DEL GRUPO ATLACOMULCO

84
0
Compartir
Foto: diariojuridico.com.mx

En Condominio

Especial Expediente Ultra

Por Ignacio León Montesinos

Apenas surge una versión  sobre la probable recaptura  del Chapo Guzmán y en el “War Room” del Grupo Atlacomulco se encienden las señales de alerta y se inicia el envío de instrucciones precisas a varios de sus cancerberos de los medios de comunicación para  tratar de enderezar las baterías contra el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong,  confirmando el aforismo de que “golpe que no mata fortalece”.

Quienes apostaron a que la fuga del narcotraficante sería el principio del fin para el futuro político del hidalguense se han convencido, al paso de los meses, que la estrategia fue equivocada y que si bien el hombre de Bucareli tenía la encomienda presidencial de tener un marcaje personal al capo en su celda del Altiplano, fueron otro mandos los que fraguaron su escape, muchos de ellos con vínculos hacia personajes que tienen prendida una veladora a San Benito para que Chong se desbarranque antes del 2018.

Para acabar de quitarles el sueño, los deslindes que el funcionario ha hecho del gobierno federal en torno al asunto de los 43 normalistas de Ayotnizapa, donde con claridad ha  señalado la responsabilidad directa en los hechos de gobiernos municipales como el de Iguala y Cocula, no es de ninguna manera por muto propio. Sólo los parvularios de la política siguen sin entender que golpear al Secretario de Gobernación es golpear al propio presidente Peña Nieto, cuyos enemigos políticos se han cebado hacia su administración con casos como el de los normalistas y la fuga del Chapo.

Si Osorio estuviera inmiscuido en turbios asuntos, júrelo, ya habría salido por cuerdas del gabinete, pero como el que nada debe, nada teme, ha anunciado que en asuntos prioritarios de la agenda nacional como la fuga del capo y la desaparición de los normalistas, no habrá nada que detenga las investigaciones para conocer la verdad, “caiga quien tenga que caer”.

A los empeñados  en dinamitar la imagen de eficacia, sobriedad e institucionalidad  del titular del Palacio de Covián, se les agotó la “temporada de patos” y, por el contrario, la pieza de caza se ha transformado en cazador y con el permiso de la más alta instancia del país para tumbar las cabezas que sean necesarias para llegar a la verdad de los hechos que demanda el país.

Por eso, sus detractores rezan a toda la corte celestial para que la reaprehensión del Chapo Guzmán no se verifique en el corto plazo; saben e intuyen que un hecho de estas dimensiones colocaría  un blindaje especial a Osorio Chong y los pondría a la cabeza rumbo al 2018. Las encuestas, en todas sus variantes,  lo hacen el  candidato con un perfil idóneo para que su partido, el PRI, haga frente a una oposición que ya hace cuentas alegres para sacar al tricolor de Los Pinos.

Ahora ya sabrá usted quiénes son los más interesados en que el Chapo no regrese al penal del Altiplano.

Nuestro correo: garrasleo6@yahoo.com.mx