Inicio Columnas OTRA LLAVE CERRADA A LA CNTE: LOS LIBROS

OTRA LLAVE CERRADA A LA CNTE: LOS LIBROS

143
0

*Sacaba millonadas de dinero para fotocopias

*Siquiera las monografías de papelería son a color

Por Martha Elba Torres Martínez

Los libros oficiales que están autorizados por la Secretaría de Educación Pública son los que regulan todos los planes y programas de estudio en México, por lo que “cualquier material debe de pasar por el análisis y aprobación del área respectiva” de la SEP.

Así de claro lo dejó el titular de esa dependencia, Esteban Moctezuma, en días pasados en Palacio Nacional, donde se anunció también la dotación de la Cartilla Moral a todo el magisterio nacional para que la socialice en clases, al ser de lectura obligatoria, agregó el Presidente López Obrador

Así de claro también, que el millonario negociazo que hacía la Sección 18 de la CNTE con su “programa alternativo” de educación en el estado, se terminó. Eso sí, sus hasta ahora famosos libros, que presumió su dirigente Víctor Zavala Hurtado, serían distribuidos y usados en seis mil escuelas de Michoacán, primero deben de pasar “por un proceso de análisis, de discusión sobre la calidad pedagógica, el tipo de información, los valores atrás de cada uno de los planteamientos”, estableció el titular de la SEP.

Y ahora que el proyecto de la nueva Ley General de Educación Pública va incorporar la participación de los medios de comunicación masiva -Capítulo V, artículos 139 y 140- en los fines de la educación que imparte el Estado, tendrán que ser más certeros en la información que difundan.

A mediados de julio, varios medios capitalinos levantaron declaraciones de los centistas Víctor Manuel Zavala y Juan Melchor Román, en el sentido de que los libros de su “programa alternativo” serían entregados en el próximo ciclo escolar para sustituir a los oficiales editados la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg).

Nada más vean lo que publicó el portal CCNews:

“La repartición comenzó. Los libros de texto alternativos han llegado a Michoacán para ser utilizados por los estudiantes en lugar de los libros oficiales de la Secretaría de Educación Pública.

“De acuerdo a información de El Financiero, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, la CNTE, inició la distribución de sus libros de texto «alternativos», para ser usados por alumnos de secundaria. En ellos podremos encontrar desde críticas al neoliberalismo, así como las biografías de Ernesto ‘Che’ Guevara, Fidel Castro y sí, también muchísimas faltas de ortografía”. (Disponible en: https://news.culturacolectiva.com/mexico/entrega-la-cnte-libros-de-texto-alternativos-en-michoacan/)

Así de irresponsablemente se construyen las historias noticiosas, con datos falsos.

De acuerdo medios ex defeños, Zavala Hurtado declaró que la CNTE “distribuirá libros de texto en 6,000 escuelas, con contenidos que incluyen el desembarco del Granma, la Revolución Cubana, Fidel Castro, la Revolución Sandinista, la “conquista y saqueo” de América, a Karl Marx y el comunismo, los “grandes monopolios” de la televisión y una crítica social contra la mercadotecnia”.

Que “en total son 48 títulos —28 de primaria y 20 de secundaria— elaborados por maestros de la Sección 18 de la CNTE, como parte del Programa Democrático de Educación y Cultura para Michoacán”, según El Universal.

“El objetivo es generalizar que todas las escuelas lleven el programa alternativo en Michoacán”, según Reforma. Y que no permitirán que los libros de la Conaliteg lleguen a las zonas donde la CNTE tiene presencia, como se hizo el ciclo escolar pasado.

Finalmente pude conseguir gran parte de los libros, que amigos de esa corriente magisterial me juntaron. Y los guardo como oro molido, por su valor para el análisis e histórico. Porque literal, ya tiene un buen de tiempo que no se fotocopian. Es más, con decirles que sus contenidos no incluyen a las Tecnologías de la Información y el Conocimiento (TICs), lo que confirma su desuso y desactualización.

Eso sí, todos estos años han sido parte del jugoso negocio de las minutas de la Coordinadora en Michoacán. En eso no mintió Juan Melchor. Cada año sacaban al gobierno del estado, para la supuesta edición de más material. Hay que entender, que era parte de los gastos que implica sostener un movimiento político como el suyo: dos millones de pesos mensuales.

Confieso que en algún momento, creí que los libros de la CNTE eran un mito de la disidencia. Casi. Porque en casi 30 años que tengo radicando en Michoacán, apenas los pude tener y revisar, lo que me permitió confirmar sus contenidos tan ideologizante, como tan básicos y rudimentarios; faltas de ortografía y sintaxis y graficados a mano, los primeros, y con las estampitas de las monografías que en el siglo pasado, compraba en la papelería. Eso sí: portadas a color e interiores a una tinta.

No son cuentos míos: Libro de Cultura de Primaria (quinta edición) pág. 150 de la Unidad 7 Diversidad Cultural del Estado y su Devenir Histórico. Título: “Disparen sobre Rigoberta”, un artículo de Eduardo Galeano sobre “los gases de la infamia”.

En la Unidad 6 sobre Ciencia, Tecnología y Saberes Válidos en la Cultura ¡wow! ¡La televisión a color! Pero no se agüiten, para la Cultura como Fuente de Identidad, las y los niños aprenderían a cantar “Despedida”, del cubano Daniel Santos: “… Vengo a decirle adiós a los muchachos…”. Pero eso ya es un avance, porque en la segunda edición del libro de Cultura, la Alimentación de la Comunidad en el Municipio y el Estado, la Unidad 1,la simboliza con un tamal.

A lo que voy. Con más de dos décadas de creación, los libros de la CNTE ya ni siquiera son usados por los propios maestros y maestras centistas, por dos razones elementales: Implica doble carga de trabajo, llevar los suyos y los oficiales. Por tanto, la dos: a fuerzas tienen que impartir sobre los libros de la SEP, porque la boleta oficial de calificaciones no incluye ni sus títulos ni sus materias. Así de simple. Por eso, los medios de la capital dieron por verdad, las mentiras de los dirigentes de la Coordinadora, sin someterla a la verificación.

Por cierto, otro dato falso de Víctor Zavala, es el número de escuelas que controlan. Declaró que sus libros llegan al 50 por ciento de las escuelas de Michoacán, que son unas 11 mil. Entonces, ¿por qué sus paros recurrentes no tocan ni al 10 por ciento de los planteles?

La verdad, estos libros no pasar el rigor pedagógico para el siglo XXI…

LA COMIDILLA

La iniciativa que López Obrador envió al Congreso para obligar a los integrantes de los órganos autónomos, a los gobernadores y a cualquier servidor público a ganar menos que él.

Los nuevos tabuladores que entrarán en vigor a partir de 2020, incluye a los estados, así que la 74 Legislatura tendrá que techar el más alto sueldo en menos de 108 mil 656 pesos mensuales. A ver. Se supone que el sueldo del gobernador debe ser el más alto. Así que si Silvano Aureoles cobra alrededor de 75 mil pesos al mes, las y los diputados locales deben ganar menos. ¿Se bajarán más de 20 mil pesos mensuales? Y todavía: a ver cómo sale el Poder Legislativo de la fiscalización que realiza la Auditoría Superior de la Federación. Adelantan que mal.