Inicio País Posible alcanzar autosuficiencia alimentaria en seis años

Posible alcanzar autosuficiencia alimentaria en seis años

74
0
Compartir
Fin a las importaciones

*  José Dolores López, líder de la CIOAC-JDLD, señaló en conferencia del Movimiento Plan de Ayala Siglo XXI, que el presupuesto debe reorientarse porque en el sexenio de Peña Nieto, los recortes a los pequeños productores fueron superiores a los 100 mil millones de pesos

 

Por La Redacción

Especial de Expediente Ultra

La meta de lograr la soberanía alimentaria para el país en seis años, es un reto totalmente alcanzable, consideraron dirigentes campesinos, indígenas y afromexicanos integrantes del Movimiento Campesino Plan de Ayala Siglo XXI, quienes consideraron que tras la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, se abre un cambio profundo para la política agroalimentaria de México y la creación de un nuevo campo.

José Jacobo Femat, dirigente de la Central de Organizaciones Campesinas y Populares, COCYP; Rocío Miranda, dirigente nacional de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina, UFIC;

José Dolores López Barrios, dirigente de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, CIOAC-JDLD; Macario Hernández, dirigente de la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas, UNORCA; Héctor Llescas, de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, CNPA, así como Angélica de la Torre, del Centro de la Mujer Mexicana, consideraron que en tras años estaremos creciendo entre el 80 y el 85 por ciento de las necesidades que tiene la población nacional en el abasto de alimentos e insumos para la industria alimentaria.

En conferencia de prensa para informar la posición respecto al nuevo gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador, la propuesta de los campesinos para el rescate del #CampoMexicano, el Presupuesto de Egresos 2019, así como la agenda legislativa campesina, entre otros temas, los líderes campesinos dijeron que el planteamiento del movimiento Campesino Plan de Ayala Siglo XXI pone como centro de la atención de la nueva política pública para el sector agroalimentario, a la persona, no al dinero, no a la empresa.

“No estamos contemplando repetir esquemas de desarrollo, incluso se ha propuesto una reingeniería de programas porque los que actualmente están vigentes, están orientados a favorecer a las grandes empresas, todos los programas de comercialización, de incentivos, de apoyos estaban dedicados específicamente para las grandes empresas que incluso fue lo que ha estado representando los últimos secretarios de agricultura”, dijo José Jacobo Femat de la COCYP.

Lograr la soberanía alimentaria es una meta totalmente alcanzable, desde el momento en que hay un abandono en la inversión, en la asistencia técnica, en la investigación, en la tecnología, en la mecanización, en la infraestructura, que hemos padecido en los casi 40 años de modelo neoliberal, el hecho de que el nuevo gobierno implemente programas universales, no para un sector, sino para todos los sectores, va a permitir homogeneizar apoyos, impulsos, incentivos que van a detonar el crecimiento que se ha contenido, consideró.

Señaló que el crecimiento de la  producción de maíz, prácticamente está estable desde 1994 a la fecha, y éste fluctúa entre 26 y 28 millones de toneladas, dependiendo del temporal, porqué no ha crecido.

Los dirigentes campesinos dijeron que los incrementos presupuestales que ha habido no se han aplicado, no se han ejecutado porque han estado orientados a empresas privadas, como Su Karne, incluso las empresas de insumos como Monsanto, y otras que han sido beneficiadas del impulso presupuestal que ha sido una conquista nuestra.

Por su parte, Rocío Miranda, dirigente nacional de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina, UFIC, destacó que las organizaciones campesinas cumplieron su palabra, ya que de los más de 8 millones 564 mil votos de secciones rurales y mixtas que obtuvo Andrés Manuel el 49 por ciento fueron de dichas secciones del total de la votación nacional.

A su vez, José Dolores López Barrios, dirigente de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, CIOAC-JDLD, señaló que  en el tema del presupuesto, la propuesta es que el nuevo gobierno reoriente las políticas públicas para el campo, ya que durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, los recortes fueron por arriba de los 100 mil millones de pesos.

Por lo que esperan que la propuesta para el 2019 mantenga un monto equivalente en términos reales pero reorientados hacia las pequeñas y medianas  unidades de producción, a la defensa del territorio, el cuidado del agua, las energías renovables y la recuperación del presupuesto de los pueblos indígenas; así como un presupuesto social que dignifique a la población rural.