Inicio Columnas PRI-HIDALGO, CON EL RETO DECISIVO PARA LAS TRES NOMINACIONES 2021

PRI-HIDALGO, CON EL RETO DECISIVO PARA LAS TRES NOMINACIONES 2021

2524
0

* La batalla por el Congreso ¿año cero?

Por Antonio Ortigoza Vázquez/@ortigoza2010

El futuro del país está en juego en los comicios federales -y 15 gubernaturas- de este año. No es una hipérbole, como las que tanto solían utilizar los políticos durante tantos años. Se trata de poner un freno al demencial retroceso que padecemos, que en materia de salud nos cuesta ya un mínimo de 350 mil muertos por Covid 19 y una caída económica el año pasado de por lo menos 9.5 por ciento.

En función de la gravísima situación que se enfrenta, los partidos que conforman la coalición «Va por México» (PRI-PAN-PRD) tienen la delicada tarea de seleccionar los mejores cuadros para las candidaturas al Congreso federal; hoy por hoy, menos que nunca, pueden dar paso a fracturas, disidencias de última hora ni enfrentamientos internos.

Todo lo anterior se puede evitar con la debida transparencia en los procesos de selección y el respeto a los perfiles idóneos, la trayectoria de peso evidente, por encima de «influyentismo», recomendaciones interesadas de personajes no del todo prestigiados y otros vicios de procedimiento que dan pie a los conflictos.

En el caso específico del PRI, conforme los acuerdos tomados en «Va por México», en el estado de Hidalgo, de un total de siete distritos, le corresponde encabezar la coalición en tres (PAN y PRD con dos cada uno).

Así las cosas, hay 17 aspirantes para los tres distritos, lo que obliga al tricolor a manejar la selección con extremo cuidado (Con todo y Perogrullada al calce).

UNA MIRADA A LAS MUNICIPALES 2020

En los comicios federales de 2018 Morena fue un huracán que casi barrió con el resto de los partidos, con el añadido de una triquiñuela aritmética que le permitió sobrerrepresentación en el Congreso de la Unión. Llegaron a San Lázaro (también al Senado) personajes que mostraron incapacidad total para leer un texto sencillo en el turno en tribuna.

Impulsados por el arrastre de AMLO, los electores votaron por Morena de forma mecánica, sin tomar en cuenta quiénes serían sus representantes en el Congreso.

La consecuencia inmediata -además del severo daño a la vida pública- fue que en Morena se llenaron «de caldo flaco»: escupían por un colmillo y llegaron a creer que los mexicanos les habían endosado el país como suyo. Pero con Hidalgo y Coahuila se cayeron de golpe de la nube.

En Hidalgo, el PRI ganó la capital y las principales ciudades de la entidad. En Coahuila, el tricolor bateó seis a cero para el Congreso estatal.

Se podía suponer que fijarían su atención en esas derrotas, pero las minimizaron, o peor, no les dieron importancia alguna. «Una golondrina no hace verano», dijeron mecánicamente.

Tanto, que en estos momentos en Morena surgen severos conflictos, por lo pronto, por las nominaciones para gobernador en Guerrero, donde Félix Salgado Macedonio se tambalea entre acusaciones de violación; en Colima se anuncia renuncia de precandidata y hay turbulencias en varios otros estados.

En este ambiente pre-electoral, en Hidalgo camina el proceso para la selección de los tres candidatos al Congreso, como cabeza en la coalición «Va por México».

Se advierte como evidente que el PRI no podría nunca caer en la tentación de desaprovechar cuadros de sobra probados como militantes firmes, con experiencia, talento y prestigio en lo político y lo personal.

Entre los aspirantes, hay alguno que, con una relevante carrera empresarial, cuenta con exitosas incursiones en la política local y administración federal, como sucedió con el impulso a la campaña del tricolor para el triunfo en Pachuca el año pasado.

Hay otros relacionados con ex gobernadores, ex presidentes estatales del partido o bien con personajes influyentes a nivel federal en el pasado inmediato.

Por lo tanto, se trata de una revisión cuidadosa de las respectivas trayectorias, el verdadero talento para diseñar una campaña exitosa, ahí donde se presentan obstáculos y situaciones súbitamente adversas, y no solo cuando el viento sopla a favor.

El PRI, en estos momentos cruciales, bien podría dejar para Morena la exclusiva de las imposiciones, la prepotencia, los errores y los conflictos, para apropiarse, en cambio, de la conciliación, la cordura y el respeto impecable que merece la militancia y los prospectos realmente valiosos.

Así que, en Pachuca, ya existe un candidato natural, de peso, empuje y de una aceptación envidiable ¿Quién? Usted, respetado lector, póngale el nombre.

Ante este panorama, en estos momentos es mucho lo que está en juego. Nada menos que el futuro del país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here