Inicio Columnas PRI: VOCACIÓN SOLAPADORA

PRI: VOCACIÓN SOLAPADORA

107
0

Por Samuel Cantón Zetina/@SamuelCanton

El caso del PRI es para psiquiatras: fue contundentemente despojado del poder, y aunque pretende recuperarlo, no aprende de sus errores. A uno de sus diputados federales se le ocurrió que México (los mexicanos) debe pagar el juicio del general Salvador Cienfuegos, acusado por la DEA de colaborar con el narcotráfico, porque como secretario de la Defensa Nacional “sirvió de manera profesional y con honor…”

La iniciativa ha sido respaldada por el dirigente nacional Alejandro Moreno.

¿Por qué la exoneración “a priori”? ¿Por qué no esperar, en todo caso, que Cienfuegos demuestre su inocencia en las cortes de Nueva York?

Es loable que los priistas defiendan la presunción de inocencia, pero en México cientos, tal vez miles de ciudadanos son inculpados y encarcelados injustamente, y jamás pidieron a las autoridades, ni a las de su propio partido, que sufragaran el costo de sus abogados.

Y ya sabemos que si el militar es responsable, en nuestro país jamás se le habría castigado.

Tal vez por eso lo capturaron en EEUU.ADVERTISEMENT. SCROLL TO CONTINUE READING.about:blank

El general cuenta con un importante patrimonio, incluso ofreció una buena suma por una fianza que le habría permitido defenderse en libertad, a diferencia de la inmensa mayoría de mexicanos que pagan por delitos que no cometieron, y ganó muy bien como servidor público. Para servir de manera profesional y con honor a la patria.

Si el PRI está convencido de que no se involucró con carteles, puede asumir los gastos de su defensa con sus prerrogativas.

“No se puede utilizar dinero público para pagar la defensa de detenidos en el extranjero”, respondió el presidente.

Dijo que si Cienfuegos comprueba su inocencia, podrá demandar por daños morales y económicos. Sería más de aplaudir que el PRI exija que se implante ya la reparación de daño a víctimas, y acciones efectivas para evitar el asesinato de 10 mujeres al día (primeros 9 meses de 2019 y de 2020).

Pero le gana su proclividad a defender a ciegas la corrupción.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here