Inicio Columnas Quieren empatar elecciones locales y presidenciales

Quieren empatar elecciones locales y presidenciales

*Con Eruviel, Edomex, es tabla de ajedrez , con miras a 2018 *Propuesta del PRD, podría darle un año más de ventaja obvia *PRI pierde votos, aunque el PAN y PRD, parecen peor *Corte pone en aprietos a AMLO sobre uso de mariguana

56
0
Compartir
Foto especial

Edomex, hoy

Por Joaquín Herrera

CD de México, 9 de nov/2015 (agencia acento)  En el Estado de México se cocina empatar las elecciones presidenciales de 2018, con las de gobernador estatal, que el calendario oficial establece para 2017. Para esto, se elegiría un interino, por doce meses.
Hay que recordar que, de ir en serio el intento, sería un movimiento de ajedrez con la entidad como tablero. Este estado ostenta casi 15 millones de votantes para elegir Presidente y a 60 de los 500 diputados del país.
Los enterados en el Altiplano creen que esto podría ayudar al gobernador estatal a posesionarse mejor. ¿Por qué?

Porque de llegar a esa decisión –votada en el Congreso estatal- no sería sin la bendición del Presidente Peña Nieto.
Su se da sin su anuencia, significaría que el gobernador de la entidad con más peso electoral estaría jugando a las vencidas con el poder de Los Pinos.
Y lo que se sabe hasta ahora es una propuesta desde el PRD, que siempre ha buscado debilitar al inquebrantable partido dominante en la entidad y en el país, el PRI.
El Partido del Presidente, ha tenido en el Estado de México su coto de poder. Desde aquí se fraguó la creación de su abuelo, el PNR, fundado por Plutarco Elías Calles en 1929.
De esta entidad salió la idea de controlar masivamente al país vía la CTM, con el Presidente Lázaro Cárdenas, pero “materia prima” –es decir grupos obreros-numerosamente de origen mexiquense. Y el sucesor de Lombardo Toledano, el viejo lobo del marxismo, duró hasta que llegó el “alemanismo”, y tras de él, el Grupo Atlacomulco y optó por Fidel Velázquez, que operó esta estrategia hasta su muerte.
Así las cosas, el nuevo siglo entró a su segunda década, sin el relevo del partido dominante.
Según los enterados –como Roderic Ai Camp, cuya tesis doctoral se centra en las elites del poder mexiquense- el Estado de México encabeza las entidades sin las que nadie puede ganar una elección presidencial.
Ante el riesgo de perder al entonces candidato más fuerte para la gubernatura estatal, el entonces gobernador saliente alentó la candidatura de Eruviel Ávila, quien supuestamente se iría con una alianza opositora, que pondría en riesgo mantener el poder del PRI aquí.

Si esto era condición para ganar las presidenciales de 2012, Peña acertó y prefirió al favorito, por sobre su primo, Alfredo del Mazo Maza, quien había abultado sus credenciales en el servicio público, como director de Banobras, y parte del gabinete estatal, así como alcalde de Huixquilucan.
El PRD y el PAN, planeaban una alianza para enfrentar a esa fuerza dominante, el Grupo Atlacomulco –que ahora se asume es el Grupo Peña Nieto- y ahora vuelve la misma amenaza y con  la misma gente: con Eruviel Ávila.

Eso es lo que parece emerger a trasfondo de una reciente propuesta pero del PRD, para homologar las elecciones para la gubernatura estatal, previstas para 2917, conforme al calendario oficial, salvo que prospere la reforma.

Eruviel figura en séptima posición frente media docena de presidenciables de entre las tres principales fuerzas electorales, conforme a encuestas por encargo aquí.

Independientemente de la veracidad de los números, el PRD y el PAN, sufren las peores crisis de su historia, electoralmente, con mas rigor que la que afecta al propio superpartido, el PRI.
La alianza, que buscaría repetir triunfos como los que en 2010 les significaron el relevo del PRI en Oaxaca, Puebla y Sinaloa, no así en Hidalgo y otras entidades, a nivel municipal.
En esa desesperación por sobrevivir, tras la merma de millones en votos de este año, PAN y PRD, siguen jugando en declaraciones de que podrían repetir alianzas.

Sin embargo, el arribo de un Basave titubeante, lo mismo dice que sería posible una alianza PAN-PRD, mientras busca la cara a Andrés Manuel López Obrador, para el mismo fin.
Basave ha tenido una carrera errática, como eterno militante priista, que, tras la muerte del candidato presidencial, Luis Donaldo Colosio, buscó formas de oposición al partido tricolor.
Aceptó una diputación perredista, pero poco después, aceptó sumarse la servicio exterior del Presidente Vicente Fox, a inicios del nuevo siglo; el declara que renunció al PRI entonces (hace 12 años) y hace unos meses se afilió al PRD, al calor de ser mencionado como candidateable al cargo.
Entrevistado por Carlos Loret de Mola, esta mañana, se muestra a un Agustín disperso: ante preguntas, elogió lo mismo a Miguel Ángel Mancera que a AMLO, a Ebrard y al “Señor de las ligas” René Bejarano.
En su costal político-ideológico caben tirios y troyanos. Villamelones y apasionadas entregas; la honestidad valiente y su peor detractor, el señor de las ligas; Mancera y el peor desastre de un gobierno perredista, el Mejor Alcalde del Mundo, hoy, virtualmente autoexiliado.
El cargo de Basave, no queda claro si es un presidente titular, interno, provisional o se podría reelegir en 1917, cuando termina.
Por el PAN, no es menos vacilante Ricardo Anaya; ha dicho que si, perol no a las alianzas. Ha criticado que en Oaxaca como en Sinaloa, no sirvieron para posesionar a Acción Nacional. Es más fácil que triunfe pues, el independiente, Manuel Clouthier, hijo del excandidato presidencial panista, cuyo nombre es detestado en las entrañas de las élites de este partido.
Así las cosas, no parece haber un riesgo para el dominio del tricolor en la entidad que gobierno Avila y que a todas luces busca una senda al 2018.

La propuesta del PRD

La propuesta perredista para empatar elecciones estatales y presidenciales, fue avalada por la fracción del PRD y presentada por Juana Bonilla. Dijo que en esta legislatura se buscará empatar las elecciones de gobernador y de Presidente de la República. No quedan claros los motivos del perredismo en este sentido.
En las últimas elecciones, PAN y PRD quedaron muuuy distante del nivel del PRI, que se llevó el 80 por ciento de cargos de elección popular, notoriamente mayoritario en las 125 alcaldías en juego.
Eso sí, el PAN recuperó la otrora alcaldía más ricas del país, Naucalpan, retuvo Atizapán y a Huixquilucan; el PRD, logró retener su coto de Nezahualcóyotl y otras posiciones. Ambos, muy lejos de cuando el Estado de México fue dividido a tres tajos, en lo que se supone fue un acuerdo del entonces Presidente Salinas, para entregar porciones del país, a cambio de gobernabilidad; ese mapa mexiquense, fue multiplicando a escala, con cesión de estados en el país, que ambos partidos fueron perdiendo hasta llegar a su punto más críticamente bajo hoy.
En el Estado de México se cree que con Basave vendrán tiempos de definiciones. Por ejemplo, ¿deberán seguir los modos de manejar al partido por quien ostenta una diputación?
Así Omar Ortega Álvarez, no es creíble que dejaría su curul; pero entonces el cargo de jefe en la entidad, debe correr la misma suerte que el CEN que encabeza Agustín Basave.
Renovarse o morir ¿qué, no?

Baja nivel de votos en PRI, pero PAN y PRD no están mejor

Para el PRI hay preocupación por retener el poder en el Estado de México, pero más en sus opuestos por alcanzarlo o, al menos, retener lo que han logrado.

Los resultados electorales que han tenido hablan por sí solos; por ejemplo en la elección de gobernador del 2011, con Eruviel Ávila Villegas, obtuvieron 3.1millones  de votos; en la de ayuntamientos del 2012, bajaron a 2.8 millones y en el 2015, sumaron 1.4 millones.
En tanto, los de Acción Nacional se fueron hasta el tercer lugar en 2011: 598 mil votos, con Luis Felipe Bravo Mena, un candidato sin luz propia (ni ajena) que jamás ha ganado ni una sociedad de alumnos.
En 2012 Acción Nacional logró 1.6 millones de votos y en  2015, solo llegó a 780 mil.
En tanto, el PRD, alcanzó poco menos de 650 mil.
Vientos de renovación del PAN en Toluca

 

A propósito, hay ansias de renovar comité directivo municipal en Toluca en el PAN. El líder loca de Acción Nacional, Gerardo Pliego Santana se ve muy activo dialogando con sus operadores y buscando alianzas para definir la sucesión. Las reuniones de los hombres y mujeres claves del blanquiazul, son cosa de todos los días en los desayunaderos y comederos VIP, faltaba más.
Alcanzar o retener posiciones es la comidilla del día; por eso, la búsqueda de apoyos rumbo a la renovación del CD.
Claro, para Pliego el panismo de Toluca avanza en unidad. Y con una mano apuntala elecciones, pero con la otra y a veces con las dos, mejor su reelección. No está ahí por tonto.

No hay definición de AMLO frente a “Juanita”

La corte puso en aprietos a AMLO. No tiene claro si enfrentarse o sumarse a promotores de la mariguana o “Juanita”. Entre ellos, están su eterno aliado, el ex rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, pero también el perredismo. El sol azteca es el principal promotor.

¿Cómo reaccionará el tabasqueño, al que el solo nombre de PRD le provoca urticaria?
En la entidad, cunde la canabbitis y llaga hasta a la Universidad Autónoma del Estado de México. Esta se abre al debate y lo alienta.
Para el rector, Jorge Olvera García, no hay por qué atajar, sino alentar el debate sobre el uso por placer de la mariguana. Ya se dio la razón en la Corte y con el primero de mil amparos a cuatro solicitantes, puso el tema en el tapete.
Agradeceré crítica, denuncias, comentarios o información
a joaquinherrdi9@gmail.com