Inicio Columnas RAÚL CAMACHO, CANDIDATO AL PRESIDIO

RAÚL CAMACHO, CANDIDATO AL PRESIDIO

4781
0
La corrupción, su estandarte

*  Mineral de la Reforma se ha convertido en un municipio, plagado de corrupción y obras inconclusas lo que ha derivado en la apertura de carpetas de investigación en contra de su edil, una de ellas en la Fiscalía del Estado por la desaparición de todo un arsenal que se dice, pudo ser sustraído por Jesús Garcés, mejor conocido como El Jarocho, un ex policía con malos antecedentes y ligado a Los Zetas, al que el panista “tragabalas” le dio cobijo en su gobierno

Por Antonio Ortigoza Vázquez

Especial de Expediente Ultra

El aún alcalde del municipio de Mineral de la Reforma, Raúl Camacho Baños, empieza a padecer el síndrome del roedor “que ya no quiere queso, sino salir de la ratonera”.

Abatido y preocupado, Camacho Baños espera en la antesala de la justicia para pagar por sus pecados cometidos en su administración, pues el clamor ciudadano para que sea investigado por un sinfín de excesos, ha hecho eco en las instancias de impartición de justicia.

“Camachito”, como odia que le digan, será el culpable en que el PAN desaparezca en las preferencias electorales de los ciudadanos de ese municipio.

Habilidoso para la manipulación de la Cuenta Pública, pero negado para gobernar con honestidad, el alcalde saliente dejará pendientes muy graves al término de su gobierno municipal, pues en todos los rubros tiene serios problemas, uno de ellos es la inseguridad que se vive en esa localidad. Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNS), el robo de vehículos, robo a casa habitación y robo a transeúnte han aumentado de forma alarmante.

Entrañables amigos

Los hechos no mienten y Camacho Baños resultó un neófito en eso de brindar seguridad a sus gobernados, a tal grado que en enero pasado fue denunciado por el propio secretario de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH), Mauricio Delmar Saavedra, por el faltante de más de 22 mil    cartuchos útiles  calibre .223 y 9 milímetros: “Estamos dándole vista a la Fiscalía General de la República (FGR) y a la Procuraduría General (de Justicia) del estado (PGJH) para que, en caso de que se cometa un ilícito, se tenga conocimiento”, señaló el secretario Delmaar.

La desaparición del “parque” por parte de este deshonesto “tragabalas”, despertó sospechas entre las filas policiacas, pues un mes antes de la denuncia presentada por el secretario de seguridad de Hidalgo, en el fraccionamiento Los Tulipanes de ese municipio, era detenido uno de los ex policías ministerial más temido en Hidalgo: Jesús Garcés Jiménez, mejor conocido como “El Jarocho”.

Se debe recordar que el “Jarocho”, excomandante de la Policía Ministerial de Hidalgo fue detenido en 2009 en Pachuca por la Policía Federal y después de 10 años fue puesto en libertad por  suspensión de sentencia, gracias a los “benditos” derechos humanos.

La sospecha recae en que fue Camacho Baños quien dio cobijo al “Jarocho” en las filas de la policía de Mineral de la Reforma, pues no hay ciudadano que no conozca el pasado de este ex policía, fue él quien junto con otros policías municipales de Pachuca–esto en la década pasada– intentaran secuestrar a un joven en el VIP´S ubicado en la Plaza Bella de esta ciudad capital, al que con engaños, comprarían unos pases para un palco del estadio “Huracán”, del equipo Pachuca. Siempre vinculado con el grupo criminal de Los Zetas, el “Jarocho” salió de prisión y de inmediato fue apapachado por Camacho Baños—hoy, nuevamente se encuentra recluido en el CERESO de Pachuca acusado del delito de tentativa de secuestro–. Ante esto, comentan nuestras fuentes que seguramente el “parque” desaparecido llegó a manos de criminales para fastidiarle la vida a los hidalguenses.

Pero no solamente las “balas” lo metieron en problemas, pues  Camacho Baños también fue acusado de desaparecer dos millones de pesos que fueron destinados a la celebración del centenario de la creación del municipio que gobierna.

Pero ¡oh, sorpresa!, como dijera López Obrador sobre la pandemia del COVID-19, le cayó “como anillo al dedo”, pues el regidor de ese municipio, el priista Israel Navarrete, en entrevista con la periodista Marisol Flores del portal A.M. Hidalgo, acusó a Camacho Baños de ocultar el destino final de la millonaria suma.

En la entrevista, el regidor priísta aseguró que esos dos millones de pesos serían destinados como un apoyo especial a personas que perdieron su empleo y sus ingresos por el confinamiento social y aseguró que “no sabemos dónde están, en qué se ocuparon, se redireccionaron o que pasó”.

Pero todo se aclaró el 15 de julio, ya que durante una sesión de Cabildo entre los regidores de Mineral de la Reforma y su alcalde, el regidor tricolor señaló durante la entrevista con la reportera Marisol Flores, que: «al no ser un asunto de urgente resolución, se turnó a la Comisión de Hacienda y la desecharon porque esa partida es para el sueldo de policías y que como apoyos a familias afectadas por COVID-19, se habían repartido leche y limones».

Todo indica que Camacho Baños es hijo de tigre pintito en esto de los timos, pues su señor padre en al año 2017 fue detenido y encarcelado por el delito de fraude procesal, por la supuesta venta de un terreno ubicado en ese municipio; pero la mamá del centelleante alcalde, también trae sus pecados, pues  existe un juicio mercantil en contra de ella, pero ese juicio está detenido gracias a la intervención, en su momento, por el ex magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de hidalgo (TSJH), Juan Manuel Menes Llaguno, quién recibiera ordenes por parte del entonces gobernador Francisco Olvera Ruíz, de ayudar a la madre del hoy alcalde, María Baños Madrid, pero hoy son otros tiempos y todo indica que el brazo de la justicia la alcanzará.

Arely Maya Monzalvo, el último «cartucho» de Camacho Baños

Hoy es tal el grado de desesperación el de Camacho Baños, que busca postular, en cualquier partido, a la silla que dejará en septiembre próximo, a su concubina Arely Maya Monzalvo, para así mantenerse bajo el amparo protector del poder y huir del brazo de la justicia ante tanta corrupción, la cual cuenta con carta de naturalización en su fallida administración. Es por eso, que el aún alcalde, mantiene excelente relación con los diputados locales de Morena, algo que ha inquietado mucho al ingeniero Francisco Patiño.

Son decenas de pecados cometidos por el casi ex presidente municipal Camacho Baños; desvío de recursos, obras fantasmas, inconclusas, sobre valuadas, denuncias por amenazas y gastos superfluos, pero además es un hombre apasionado por el amor, la aventura y relaciones sutiles y melosas—no de alcoba, sino de escritorio–; todo esto, en conjunto, lo convierten en un legítimo candidato…! pero a la prisión!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here