Inicio Columnas RENOVAR INSTITUCIONES, PASO INICIAL PARA RESCATAR A MEXICO DE LA CORRUPCIÓN

RENOVAR INSTITUCIONES, PASO INICIAL PARA RESCATAR A MEXICO DE LA CORRUPCIÓN

* En México, la corrupción es el "impuesto más regresivo" y el "obstáculo directo para el acceso" a salud, educación, seguridad y justicia, servicios elementales para el desarrollo

675
0
Foto especial

 

¡…GUERRA DE PAPEL…!

 

Especial de Expediente Ultra

Por BLAS A. BUENDÍA

Sólo con base a los principios, el irrestricto respeto al Estado del Derecho serían los pasos fundamentales para rescatar la imagen de México ante el mundo, a cuya nación la consideran una de las más corruptas debido a su cadena eslabonada de obtener dineros fáciles en todos sus ámbitos de desarrollo.

Lo anterior se desprende del hecho en que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), advirtió en su último informe en relación a Trasparencia Internacional, México sufre de un “estancamiento histórico” y no existe fuerza invisible que pudiera enderezar este barco que está asociado a múltiples problemas y que incluso hasta los “ejemplares” gobiernos de la mal llamada izquierda mexicana, pecan no solo de ingenuos, sino que omiten en castigar a los responsables de este flagelo antisocial cuando de funcionarios deshonestos se trata.

Bien se conoce que un gobierno se maneja con probidad cuando desde el escritorio de los Jefes del Ejecutivo, ya sea federal o local, se conduzcan con apego a sus leyes, pero si no lo hacen es como una manzana que al hallarse el gusano dentro de esta fruta, destruirá toda su estructura. Es un ejemplo medio burdo, pero es verdad.

Los más de 120 millones de mexicanos deben de sentirse apenados o avergonzados por ser ubicados por la OCDE como un ente corrupto, donde impera la ley y el ejercicio del crimen organizado.

Decenas y cientos de personas han perdido la vida por la amplia inseguridad que México nunca había vivido, lamentablemente ni la misma autoridad puede salvar a este México inseguro.

Los despachos internacionales aseguran con diversas interpretaciones que México se ha convertido en una nación donde impera la ley del revólver. Recientemente escuché de un ciudadano al denunciar que a plena luz del día, un sujeto andaba como en su casa, portando una metralleta ante los ojos atónitos de la misma autoridad.

La policía se ve amedrentada, rebasada porque el crimen organizado está mejor equipada cuando debería de ser al revés. Pero no. Ese hecho que se consumó en un suburbio popular, no tuvo mayor repercusión pero se entiende que el sicario andaba en  busca de su víctima para cobrar un ajuste de cuentas.  Detrás de todo esto, se supone que es la guerra de las drogas.

Pero entre que si el Congreso de la Unión o los congresos locales están pendientes de las Reformas al Código Pernal Único en México, la ola de asesinatos en el país azteca no cesa. Su crecimiento es como un aparente tsunami, va arrasando con todo y nadie se atreve hacer algo para frenarla.

Los sectores ortodoxos de la sociedad han manifestado un “¡ya basta!”, la Iglesia Católica en sus homilías se ha dejado escuchar las voces de sacerdotes sobre una alerta de que la vida de millones de mexicanos pende de un hilo, la inseguridad la carcome, y volvemos al mismo sitio, no hay nadie que nos ayude.

Empero, a nivel mundial, México no obtuvo mejora en el Índice de Percepción de la Corrupción 2015, el país se cobijó como el más corrupto de los 34 integrantes de la OCDE, mientras que del listado de los G-20, la nación azteca fue antepenúltimo, sólo superó a Argentina y Rusia, en el grupo.

El análisis, elaborado por Transparencia Internacional y Transparencia Mexicana, destaca que el país gobernado actualmente por el priista Enrique Peña Nieto no tuvo cambios a pesar de que en 2014 y 2015 se aprobaron reformas constitucionales para crear los Sistemas Nacionales de Transparencia y Anticorrupción, pero hubo temas que hicieron imposible una mejora, tales como la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la investigación de la Casa Blanca que pertenecía a la primera dama y actriz de telenovelas Angélica Rivera, los casos Oceanografía y OHL.

Además de las investigaciones contra los ex gobernadores: el panista Armando Reynoso Femat de Aguascalientes; el priista Humberto Moreira de Coahuila, detenido y luego liberado en España; el perredista Ángel Aguirre de Guerrero; el priista Rodrigo Medina de Nuevo León; el panista de Guillermo Padrés Sonora; y el priista Andrés Granier de Tabasco.

En pocas palabras, México está como los cangrejos, dando tumbos y caminando hacia atrás. Lo cierto que el rostro de la corrupción no tiene colores, arrasa con todo: priistas, panistas y perredistas, son los principales depredadores del erario federal.

El Índice de Percepción de la Corrupción 2015 destaca que la situación del país podría mejorar solo si se implementan correctamente las reformas en materia de transparencia y anticorrupción, las cuales han sido destacadas en más de una ocasión por el Peña Nieto.

El estudio demuestra que en México, la corrupción es el «impuesto más regresivo» y el «obstáculo directo para el acceso» a salud, educación, seguridad y justicia, servicios elementales para el desarrollo.

Según las estadísticas incluidas en el índice del 2015, en la tabla general donde se incluyen los 168 países evaluados, México se ubica en el sitio 95 con 35 puntos reprobatorios, la misma cifra ha sido obtenida en los listados del 2014, 2013 y 2012; el listado es encabezado por Dinamarca con 91 puntos, Finlandia con 90, Suecia con 89 y Nueva Zelanda con 88; mientras que la parte más corrupta de la tabla fue ocupada por Somalia y Corea del Norte con 8 puntos.

Para la OCDE, México es el más corrupto

De los 34 integrantes de la OCDE, México fue ubicado en el último sitio, por debajo de Turquía, Italia, Grecia y Hungría, las naciones que le siguen en el listado. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico reúne a las naciones más desarrollada del mundo y representan a más del 60% de las exportaciones globales.

En cuanto al Grupo de los 20, el cual representa el 88% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, México su ubico en el sitio 18, sólo logró superar a Argentina y Rusia.

TPP y continente americano

Entre los once países que integran el Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico (TPP), México se ubica en la posición diez, sólo superando a Vietnam. Mientras que de los 25 integrantes evaluados del continente americano, se ubicó en el sitio 15, superado incluso por Surinam, Perú, Colombia, Brasil y Trinidad y Tobago.

Recomendaciones para mejorar

Según Transparencia Internacional y Transparencia Mexicana, si México quiere reducir los niveles de corrupción e impunidad y salir del estancamiento histórico debe seguir las siguientes recomendaciones:

 

1.- Avanzar una agenda legislativa en anticorrupción que vaya más allá de las dos leyes generales que señala la reforma constitucional (Ley de Responsabilidades y Ley del Sistema Nacional Anticorrupción). Transparencia Mexicana ha identificado más de 15 leyes que impactan en el control efectivo de la corrupción.

 

2.- Prestar especial atención a las leyes vinculadas con la contratación pública, como la «Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas», que actualmente se discute en el Poder Legislativo.

 

3.- México en el sitio 95 de los evaluados, según imágenes y tablas de Transparecy International.

 

4.- Incorporar en la legislación secundaria indicadores que midan el desempeño e impacto del Sistema Nacional Anticorrupción.

 

5.- Aplicar con efectividad tanto la «Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita» (ley antilavado) como la «Ley Federal de Extinción de Dominio» para desmantelar redes de corrupción.

 

6.- La Procuraduría General de la República (PGR) debe dar seguimiento puntual y prioritario a las recomendaciones entregadas por la ASF en materia de procedimientos penales en contra de funcionarios públicos que han hecho un uso ilícito de recursos públicos.

 

7.- El Poder Judicial debe asumir su responsabilidad en el sistema anticorrupción, implementando medidas que garanticen la independencia de jueces y que reduzcan el riesgo de corrupción al interior de este poder del Estado.

 

8.- Incorporar planes y acciones anticorrupción en las empresas nacionales y extranjeras que son proveedoras del Estado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here