Inicio País Saldo blanco, en las primeras horas del huracán Patricia

Saldo blanco, en las primeras horas del huracán Patricia

*Puerto Vallarta, pueblo fantasma ayer, retoma su algarabía el fin de semana *Manzanillo, palmeras arrancadas de raíz, postes y anuncios, volando; terror *Aguaceros en seis entidades costeras; Guadalajara, anegada, pero sin víctimas *Turistas, solo el susto; en 48 horas, salvo sorpresa, regresa la algarabía playera

609
0
Foto: unocero.com

 

Con información de las corresponsalías

CD de México, 23 de octubre/2015 (agencia acento) Saldo virtualmente blanco –salvo por dos viajeros que murieron en un choque de carretera en Colima- se registraba en las primeras dos horas de que el ojo del huracán Patricia tocó a Jalisco y Colima:

Aguaceros se generalizan hasta Nayarit, Sinaloa, Michoacán, sin víctimas ni daños graves, dijeron corresponsales a medios nacionales.

Puerto Vallarta, como Manzanillo, los dos puertos en mayor riesgo,  escaparon de sufrir víctimas, porque el operativo que indujo el Secretario de Gobernación, coordinado con gobiernos locales, sacó a prácticamente toda la población, en algunos casos hasta con 48 horas de antelación.
Esta noche, había preparativos para regresar a miles de evacuados a su lugar de origen, Puerto Vallarta.
Al parecer México dio una muestra de éxito operativo para prevenirse contra un huracán, anunciado hace días como el más temerario del mundo hasta hoy.

“Patricia” viró levemente y no tocó de lleno a las zonas más pobladas como Manzanillo, aunque media docena de municipios de Colima, sí estaban sufriendo lluviosas copiosas, pero no había reportes de víctimas ni daños graves, conforme a reportes del operativo de prevención y auxilio, antes, durante y después de la entrada de Patricia a México.

Los operativos que coordina el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, parecen haber dado resultados positivos, sin “bajas” directas en la población, hasta las primeras dos horas de castigo del meteoro.

Sin luz, gasolina ni telefonía, lo más grave

Las costas de Jalisco y Colima entraron en la penumbra al caer la noche, sin corriente eléctrica; por tanto, no había servicio telefónico, que fueron cortados por protección.

Igualmente, las gasolinerías estaban cerradas y sus tanques vacíos, como parte de la prevención que atinó y evitó daños.

Pero en algunos puntos -por ejemplo en un hospital de Colima- llegaron plantas eléctricas provisionales para mantenerlos operando a totalidad, reportaron trabajadores.

En Nayarit, 34 municipios son los más afectados; hay mil 75 albergues repletos.

Unos 15 mil turistas fueron evacuados y reubicados en Guadalajara.

En Puerto Vallarta, cientos de árboles fueron arrancados de raíz, cayeron anuncios espectaculares, postes y se dañaron ventanales.

Pasado el susto mayor, el drama de un centenar de ciudades y poblaciones menores costeras en cinco estados afectados, es la escasez de víveres, porque cerraron, por orden oficial, supermercados, bancos, farmacias y no operaron tortillerías. Así cientos de miles dependen de ayuda gubernamental y de centros de acopio que en diversos puntos del país surgieron, como en el centro de la capital federal.

El director del Servicio Meteorológico, Cirilo Bravo, dijo que hacia las 19.00 horas todavía tenía categoría 5, con vientos  de 270 kilómetros por hora. Para mañana se prevé

que terminará como tormenta tropical sobre Zacatecas, y luego en Nuevo León.

Se teme que chocaría con un frente frío de EU que podría provocarle aguaceros a Coahuila y posiblemente Texas que esta noche se mantenía en alerta.

El informante dijo (a las 21 horas) que los huracanes no tienen palabra de honor y que habrá que esperar a que pase el fin de semana para dar por muerto a Patricia.

Cien turistas, llevados a Los Angeles

En tanto, el secretario de turismo de Jalisco, dijo que Air Alaska logró sacar a cien turistas antes de cerrar operaciones los aeropuertos locales.

Sin embargo, repite que la coordinación federal y estatal, salvó a Jalisco: Puerto Vallarta sufrió daños reparables y la furia del meteoro de esta crisis, mas tocó a Barra de Navidad,  Bahía de Banderas o Bahía de Chamela, en donde hasta once islas conforman, y Bahía de Chamela, con su formación  de islas en su interior que se conecta con  Barra de Navidad  a través del camino de las 200 playas.

Entre sus once  islas -La Pajarera o Pasavera, con una gran colonia de aves marinas- y Bahía de Chamela –con Isla Colorada, La Novilla, Cocina, San Pedro, Esfinge, San Andrés, San Agustín, Perula, Felicillas, San Mateo y Fortuna-  serán daños insalvables en lo ecológico.
Otros daños fueron que se pospuso el encuentro de Chivas –Atlas, un clásico de clásicos, pero será el once de noviembre.
Guadalajara seguía recibiendo descargas de agua que Patricia trasladó del mar y no se sabe si su trayectoria siga manteniendo amenazas graves.
En Michoacán, el gobierno estatal del perredista Silvano Aureoles, tomó providencias en sintonía con el operativo federal. Morelia durmió bajo aguaceros constantes que quizá se prolonguen hasta el domingo, perol no hay pérdidas humanas ni daños considerables, que se sepa.

El puerto de Lázaro Cárdenas sí, sufrió inundaciones; estaban sin electricidad y teléfono, cortados en  previsión pero brigadas de la Comisión Federal de Electricidad, estaban preparadas para reinstalar el servicio el sábado.
Sinaloa, tenía lluvias persistente, de 50 milímetros; el puerto de Mazatlán, estaban bajo bandera rioja y no habría pesca las siguientes 48 horas de este fin de semana. Salvo estos aspectos, la entidad parece que amanecerá el sábado con ánimo de reanudar su condición de destino turístico de privilegio.
Parecía que el país escapó a una tragedia incalculable, de no haber sorpresas de Patricia en las siguientes 48 horas a partir de esta noche.
El Servicio Meteorológico, alerta que no hay que confiar, sino vigilar a Patricia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here