Inicio Columnas SE ESFUMAN LOS CASTILLOS QUE PACO OLVERA TEJIÓ EN EL...

SE ESFUMAN LOS CASTILLOS QUE PACO OLVERA TEJIÓ EN EL AIRE

726
0

 

ENTRELÍNEAS

 

 

Por Emmanuel Islas

Especial de Expediente Ultra

La expectativa generada por la administración que encabezó Francisco Olvera Ruiz, sin duda fue mucha, ya que su antecesor hizo tan buen trabajo que hoy en día la sociedad hidalguense aún se lo reconoce.

Cual caballo de carreras, Paco se planteó diversas estrategias que serían a la posteridad, su legado; así, temas como la educación, la seguridad y las centenas de obras en cada una de las comunidades de la entidad, hoy en día, se han puesto en tela de juicio.

La Ciudad del Conocimiento y la Cultura, sin lugar a dudas que podría ser un gran complejo en el que la ciencia y la tecnología impulsaran a una sociedad, basada en la educación para alcanzar su desarrollo.

Sin embargo, nada más alejado de la realidad. Actualmente ese lugar tiene deficiencias en sus servicios básicos, los proyectos más ambiciosos para este lugar, como fue un gran Centro de Convenciones no verán la luz, por falta de planeación y presupuesto.

De los edificios que comienzan a construir la UNAM y otras instituciones de prestigio en el país, hay muy pocos avances, a pesar de que Francisco Olvera los presumió como su carta de presentación.

Otra muestra de la deficiencia que presentaron sus proyectos es el Tuzobús, concepto de movilidad urbana para la ciudad de Pachuca, mismo que no se consenso  con los usuarios del transporte público; y de lo que se trató más bien fue de imponer este tipo de sistema, con precios poco accesibles provocando una gran inconformidad, misma que se reflejó en las urnas con la derrota del PRI en la capital hidalguense.

Ya entrados en el tema político-electoral, hay alguien a quien Francisco Olvera le debe facturas muy caras y que hoy comienza a pagar.

Se trata del hoy gobernador del estado, Omar Fayad Meneses, quien fue objeto en todo momento -previo a su designación y posterior a ella-, de calumnias, guerras sucias, división de la estructura del Revolucionario Institucional, así como de falta de apoyo por parte del mandatario en turno.

Esta columna anunció con anticipación, el veto del que fue objeto en medios de comunicación el entonces senador de la República, Fayad Meneses, ya que desde la oficina de la Coordinación de Comunicación Social del gobierno del estado, literalmente se prohibió a todos los medios publicar sus boletines y hacer mención de su persona o trabajo.

Con ello, se evidenció algo que nunca en la historia política del estado había sucedido, la confrontación abierta del gobernador en turno, con un fuerte aspirante a sucederlo.

La amenaza hecha a directivos de los medios de comunicación, no sólo implicaba la nula aparición de Omar Fayad en sus medios, sino también, en caso de no obedecer la orden, ponía en riesgo el pago de «publicidad», por parte del gobierno del estado.

El discurso pronunciado por el hoy gobernador, durante su toma de protesta, no dejo entrever nada más que la realidad, la confrontación abierta que existe entre Paco Olvera y Omar Fayad, así como la política de realidades que habrá de buscar construir su gobierno, frente a una administración que sólo construyó castillos en el aire, mismos que hoy se derrumban ante el asombro de propios y extraños.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here