Inicio Columnas Senado, en pro del juicio político contra Duarte

Senado, en pro del juicio político contra Duarte

*Dejan solo al mandatario veracruzano atrabiliario *Las elecciones que vienen… ¿a tres tercios?

723
0
Foto especial. Javier Duarte, solo con su soledad

Joaquín Herrera

CD de México, 24 Feb/06 (agencia acento)

Contra Javier Duarte, gobernador priista de Veracruz, ahora el Senado se inclina no solo por su salida, sino el juicio político; esto, la cárcel como destino.
En tanto en la casa de Javier Duarte se divulgó anoche la especie de que estaría por pedir licencia al Congreso de Veracruz, publica hoy el diario 24 Horas.
Esto, después de que ayer Manlio Fabio Beltrones, líder del PRI –partido que sostiene con alfileres a Duarte- le urge al mandatario que rinda cuentas  claras. Se refiere a los 14 mil millones que la Auditoría Superior de la Federación, le ubica a este mandatario autoritario, con inconsistencias. Es la forma suave, eufemística de sospechas de desviaciones, “desapariciones” y otras prácticas comunes. Incluyen mil 700 millones que simuló regresar a la federación.

El Senado solicitó a la Cámara de Diputados revivir el proceso de desafuero que existe “congelado” y llevar a juicio político al mandatario jarocho.

A petición del PAN el Senado aprobó un punto de acuerdo para pedirle a la Cámara de Diputados que reponga el camino al desafuero.
$15 mil 700 millones, bailando

Según la Cuenta Pública 2014, presentado por la Auditoría Superior de la Federación, esta encontró daño patrimonial por 15 mil 772 millones de pesos, como argumentaron los senadores panistas que piden la cabeza de Javier Duarte.

Al mismo tiempo la Comisión de Justicia del Senado pide a la Procuraduría General de la República investigue desvío de recursos públicos federales de la Cuenta Pública 2014 en el estado de Veracruz y proceda. En tanto, la Comisión de Educación reveló Duarte no ha devuelto dos mil millones que la federación entregó para la Universidad de Veracruz.

La virtual desaparición de poderes en Veracruz es obvia para cientos de denunciantes por asesinatos, desapariciones forzadas (que la ONU persigue como crímenes de lesa humanidad y no prescriben) como se sospecha del caso de los cinco jóvenes de Tierra Blanca, de los que nadie cree que se hayan investigado.

 

Duarte se queda solo

Ahora que los líderes de todos los partidos lo señalan como atrabiliario, cómplice de crímenes, y de los gobernadores más corruptos y cínicos, como piensa Manlio Fabio Beltrones, aunque no lo declara así, ya no hay quien se atreva a defender lo indefendible.
De no producirse el juicio de desafuero y el consecuente julio político a Duarte, será la bandera para los candidatos.

Tanto Héctor (PRI) como Miguel Ángel (PAN) Yunes y Morena, tendrán en el tema una magnifica bandera. Repetirán las promesas de cárcel a Duarte y cómplices, como hizo Jaime Rodríguez, El Bronco, en Nuevo León o Claudia Pavlovich, en Sonora; como José Ignacio Peralta, en Colima, por citar solo tres de decenas de ejemplos, donde prometer no empobrece, como dicen.

Veracruz, a tres tercios

Gane quien gane en las urnas entre los primos hermanos Yunes (Héctor y Miguel Ángel) se no ve que el partido fuerte, el PRI, ni la alianza opositora de PAN-PRD, tienen posibilidades de una mayoría para restituir y sostener la gobernabilidad perdida.
Es probable que ni PRI ni la alianza, tuvieran una cómoda mayoría, porque ante ellos surgirá una fracción, la de Morena.

Se teme que la fracción a tres tercios de la votación para elegirse gobernador y Congreso estatal, dejará debilitado al gobernante que se elija, salvo una sorpresa y el gobernante tricolor, repite los números de junio de 2015, con una mayoría fuerte.

Aunque las votaciones para gobernador  o diputados federales (este fue el caso de junio de 2015) el electorado cambia su decisión, cabe mencionar el escore registrado entre las principales fuerzas, que ahora compiten por la gubernatura y el Congreso estatal.

El PAN, logró 522 mil votos;  el PRI, 697 mil; el PRD  270 mil;

El PVEM 190 mil; PT, 74 mil; MC, 96 mil; Panal 96 mil; Morena 296 mil.

Si el PRI lograra la misma votación de 2015, en que sumó los sufragios de PVEM y Panal partido local, tendría para su candidato Héctor Yunes, 983 mil, más los que le aporte el partido local, Alianza Veracruzana, AVE.

Así la alianza (PAN, 522 mil y PRD, con 270 mil) tendría 792 mil sufragios esto, una diferencia de al menos 200 mil votos menos que el tricolor.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here