Inicio Opinión SEÑALES DE ALERTA ECONÓMICA; RECESIÓN EN PUERTA

SEÑALES DE ALERTA ECONÓMICA; RECESIÓN EN PUERTA

104
0
Compartir
En peligro de sufrir una recesión (Foto especial)

*  Keynes en su “General Theory…”, afirma que los booms pueden crear alguna que otra inversión mal direccionada. Y que el bache puede ayudar a deshacerse de la madera muerta. Pero, que es mucho mejor tener inversiones mal direccionadas, a no tener ninguna

 

Rodolfo Sosa Cordero

Por Rodolfo Sosa Cordero

Especial para Expediente Ultra

Todos vemos como algo “natural” que las tasas de interés sean manipuladas por los bancos centrales. Se nos dice que el banco central las fijará de acuerdo con las condiciones de inflación y de crecimiento en la economía, que cuando se cae en un bache en la actividad económica el banco central debe bajar las tasas de interés, cuidando, según esto, que la inflación no se dispare, y viceversa, si existe inflación y/o el crecimiento económico es demasiado vigoroso y se amenaza con la inflación, entonces el banco central subirá las tasas de interés.

Es decir, según esta tesis, el banco central tiene un acelerador y un freno que le permiten acelerar o frenar la actividad económica, al acelerar o frenar la inflación.

También, aunque no implícitamente, los gobiernos no se tientan el corazón para fijar altas tasas impositivas para cubrir “sus gastos”. Al hacer esto, los gobiernos desechan la importancia del ahorro y la formación del capital porque creen que puede eficazmente substituirse por crédito barato.

El responsable de estas ideas, es, por supuesto Lord John Maynard Keynes que en su “General Theory …”, afirma categórico que las tasas de interés no son auto ajustables a un nivel propicio para tener una ventaja social y constantemente tienden a subir demasiado.

Y, explica que el mundo después de varios milenios de ahorro por los individuos, es tan pobre…que se explica…por las altas tasas de interés. ¿No será que en realidad es por culpa de los gobiernos que destruyen la riqueza?

Y que esto se explica por qué la gente “atesora” su dinero por miedo, lo cual crea escasez en los fondos disponibles lo que sube las tasas. Parcialmente por que los dueños del dinero no “aceptan” tasas razonables.

Por consiguiente, Keynes recomienda que sea el gobierno el encargado de bajar las tasas de interés a un nivel “razonable”, al incrementar la cantidad de fondos disponibles para el crédito. Esto se logra creando dinero nuevo, y, por consiguiente, dando la ilusión de que existe mucho dinero ahorrado.

Dice Keynes que “El dinero nuevo que es impreso por el gobierno e introducido al sistema financiero mediante la expansión en el crédito de los bancos es tan genuino, tan real como cualquier tipo de ahorro. Esto debido a que no existe ninguna virtud en la tasa de interés alta preexistente no existe mal alguno en bajarla mediante la intervención del gobierno.”

El ataque de Lord Keynes a las tasas de interés va más allá y nos dice que “Es deseable y factible reducir las tasas a la meta final: Cero. Pero no deberá de llevarse en forma abrupta: Para una comunidad adecuadamente administrada, será posible llevar las tasas de interés a cero en aproximadamente una generación”.

Pero aquí viene lo bueno, veamos cual es el objetivo final de Keynes con este ataque al nivel de las tasas de interés:

“Nuestro objetivo (no existe nada que no se pueda lograr), deberá ser incrementar la cantidad de capital hasta que deje de ser escaso, de tal forma que los dueños de los ahorros dejen de percibir un premio” …

Keynes también en su “General Theory…”, afirma que los booms pueden crear alguna que otra inversión mal direccionada. Y que el bache puede ayudar a deshacerse de la madera muerta. Pero, que es mucho mejor tener inversiones mal direccionadas, a no tener ninguna. Por lo que concluye que las recesiones no son necesarias para el progreso económico ya sea por su característica de purgatorio o para moderar la especulación al introducir el miedo a la toma de riesgos alocada.

Por el contrario, dice lord Keynes que es menester, “Abolir las recesiones”.

Y, en su lugar, mantener (mediante a la intervención de los gobiernos vía los bancos centrales) un “Perpetuo Cuasi-Boom.”

EL REMEDIO KEYNESIANO PARA LAS RECESIONES

Para Keynes el ahorro es la causa de todos los problemas de crecimiento económico, en sus palabras “sufrimos de exceso de ahorro”. Paradójicamente él soluciona este problema introduciendo una nueva forma de “ahorro”, esto es, dinero nuevo creado por los gobiernos que será tan “genuino” como lo son los ahorros privados. Este nuevo dinero no deberá causar inflación (en el sentido keynesiano, por supuesto, es decir incremento en los precios al consumidor).

Por eso, cuando exista un crash financiero, una recesión o primero uno y luego el otro Keynes recomienda la intervención del gobierno “pronta, decisiva y sin contemplaciones”, escribe que: “Las recesiones profundas nos dicen que estamos en un embrollo colosal. Que hemos realizado una pifia en una maquinaria delicada que requiere urgentemente ser reparada. Se deberán aplicar por tanto acciones atrevidas, intrépidas y drásticas al menor signo de problemas, deberán ser tan radicales como sea necesario, porque de lo contrario, los mercados perderán su capacidad de rebotar” (Keynes collected writings).

DE LA CRISIS DE 2008 A LA DE ¿2019-2020?

Así ha sido, las “recetas” de Keynes han sido seguidas al pie de la letra por los banqueros centrales de la Reserva Federal.

Las tasas de interés efectivas de la FED que, por cierto, mañana podrían aumentar.

Vemos (en la gráfica superior) como en 1999-2000 vino un alza que terminó con la burbuja de las “punto” com, la baja fue decisiva llegando hasta el 1% en 2004. Esto creo la burbuja inmobiliaria, durante 2005-2006 la subió hasta 5.25% lo que provocó la crisis de hace 10 años con la quiebra bancaria generalizada, la crisis hipotecaria de los “Ninjas”, la desaparición de Lehman Bros. A lo que la Fed respondió bajando las tasas de interés a cero (o casi) desde 2009. La tasa permaneció a esos niveles hasta principios de 2016 en que tímidamente empezó a subir.

En ese tiempo sobrevinieron los QE (Quantitative Easing) o “Aligeramiento cuantitativo”, en el que la Fed con el fin de bajar las tasas de los bonos a largo plazo, se puso a comprar deuda del gobierno, lo que subía el precio del bono y bajaba la tasa de interés. No sólo fueron bonos de deuda gubernamental, después se siguieron con bonos hipotecarios.

La gráfica muestra MZM que es la medición más general del dinero en la economía de EU, que nos revela que en todos estos años ¡La duplicó!

La Escuela Austriaca de Economía nos dice que esto es inflación, que es un fenómeno monetario, la subida de los precios al consumidor y/o productor, no es inflación, es una consecuencia de la inflación, esto es, de la cantidad de dinero en circulación.

Pero ¿qué pasó con toda esta cantidad bestial de dinero? En la gráfica inferior puede observarse no ha hecho más que caer, lo que implica que el dinero no se ha estado usando para actividades comerciales o de inversión ¿Entonces?

Aquí se muestra la Velocidad de MZM que mide como un dólar se mueve en la economía en consumo, inversiones

Como Keynes apunta a los ahorradores hay que fregarlos, hacer que el capital sea infinito, que no haya restricciones, tasa cero su objetivo. Y, así fue, o casi cero….

Pero los ahorradores encontraron la forma de “compensar” la caída de su premio por sus ahorros, y decidieron tomar RIESGOS invirtiendo en acciones de las Bolsas de Valores.

El día 6 de febrero de 2009 alcanzó su nivel mínimo 666.79. El 21 de septiembre de este año alcanzó su máximo histórico en 2,940.71 esto es un alza de 341.55% en poco más de 10 años. Si quieren verlo como alzas anuales 34 % es simplemente demasiado para una economía en recesión. Se creó pues una burbuja. El día de ayer el mínimo del día fue de 2,531.28, es decir se tiene una caída de casi 14% en 59 días de operación. Este mínimo fue previamente alcanzado el 9 de febrero, por lo que puede decirse que es un soporte importante.

Aquí el índice más general de EU el S&P 500 que contiene las 500 empresas más importantes de EU.

Podría decirse que después de la caída de febrero y el “rally” que llevó al techo histórico, que parece definitivo es “el regreso a la normalidad”, y hoy ya empezamos a navegar en aguas de “miedo”.

El típico mecanismo de los reventones de burbujas, esa gráfica fue elaborada por el Bitcoin, pero la estructura es muy semejante.

 

¿Y qué si el mercado accionario colapsa?

Pues, para empezar, miles de millones de dólares desaparecerán de la economía. Y la palabra desaparecer es apropiada, recordemos que las acciones, como todo, tienen un valor SUBJETIVO, en septiembre se valuaban en 2,940 hoy se valúan en 2,566.7 la diferencia multiplicada por el número de acciones es la cantidad de dinero que se extinguió, por simple valuación.

La consecuencia es que, como explicamos millones de ahorradores, decidieron jugársela con acciones tomando riesgos ya que los premios a sus ahorros eran inexistentes. Esto incluye claro está fondos de pensiones como el 401k.

La gente al perder una parte importante de su patrimonio, dependiendo cuando entraron al mercado, frenarán abruptamente su consumo y sobrevendrá una recesión…

Qué por lo pronto, si no es inmediatamente, es difícil garantizarlo, si es de esperarse en el corto plazo.

Recesión que será MUCHO PEOR que la de hace 10 años, porque la Fed ya tiene muy poco margen de maniobra, y porque, al menos por ahora, existen presiones sobre los precios al consumidor.

Y si EU entra en recesión, imaginen lo que va a pasar por acá, con un montón de INEPTOS, llevando las riendas de la economía.