Inicio Exclusivas Señales de alerta para el PRI en cuatro de doce gubernaturas (SEGUNDA...

Señales de alerta para el PRI en cuatro de doce gubernaturas (SEGUNDA PARTE)

698
0

En la tierra del Benemérito el PRI busca sepultar al PRD y PAN

(SEGUNDA PARTE DE TRES)

Por Joaquín Herrera

Fotos Especiales

5.-OAXACA.– Esta entidad enfila a una anhelada sucesión del gobernador más desprestigiado de la alianza  (PRD-PAN-NC-PT) de 2010, Gabino Cué. Digno aspirante al mayor voto de castigo entre los doce procesos de su tipo en el país.

Cué cosecha lo que sembró, como PAN y PRD, que lo llevaron al poder.

Ahora el que parece inminente regreso del tricolor, llegará abanderando con el PVEM y el Panal, al ex director del Infonavit, Alejandro Murat.

Gabino Cué, voto de castigo
Gabino Cué, voto de castigo

Si al priista le pudiera pesar llevar el apellido del exgobernador, José Murat Casab, su padre sería por el temor a que se repita en Oaxaca el escenario de Nuevo León. El priista Rodrigo Medina, tuvo en su padre, Humberto Medina, “el Señor quince por ciento” al poder tras el trono más escandaloso del sexenio. Hizo a Nuevo León, reino de los “moches”, mordidas” o “entres” en beneficio de la familia y aliados.

Aunque Alejandro jura que su padre no meterá las manos en su administración, el político de segunda generación se crió bajo la sombra de un padre con mala fama. Y el que anda con lobos, dicen los rancheros, a aullar se enseña. De tigre pintito; o mejor sea dicho, ¡manchadito¡

PRI, barrió a PAN-PRD y Morena

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (el ala antipriísta del magisterio sindicalizado) tomó el control educativo y con este, el mayor presupuesto en manos estatales, de modo que el gobernador constitucional,  quedó mermado y desplazado hasta que la federación puso orden en 2015. De 11 diputaciones, logró 11 y 4 el PRD. Ni Morena, ni el PAN tuvieron una. El 28.54% de votos priistas contra la mitad de PRD y PAN juntos fueron una bofetada a Gabino Cue y su cómplice, la CNTE. Y de paso, fue un coletazo a Andrés Manuel López Obrador, de Morena.

Ahora, la alianza que abatió al PRI en 2010, con PRD-PAN, PT y MC, se redujo a los dos primeros, que se cree mermados. En tanto, el PRI, repite alianza con el PVEM y suma al Panal.

Pero un invitado incómodo para la oposición, Morena, parece que disputará más votos a la alianza azulamarilla.

Se dividirá el voto de “las izquierdas” con Morena (que lleva de candidata a Salomón Jara Cruz) igual que el PT, que va con un perredista “despechado” –era el favorito en el Sol Azteca- Benjamín Robles.

Si se suman los factores de división del voto y el desencanto o repudio que aporta Cué, en gobernador –“totalmente palacio”- de salida, pocos creen que el PRI tenga por destino el fracaso.

PAN, favorito; Alcalá (PRI) no levanta

6.- PUEBLA.- Antonio Gali de la alianza (PAN-PT-Panal-Compromiso por Puebla y otro partido local) lidera con 11.5 % de intenciones del voto aquí. Supera así a la exalcaldesa angelina priista, Blanca Alcalá (PRI-PVEM-PES).

En Puebla “la sorpresa” del termómetro es Abraham Quiroz, de Morena. Llega a 10.8 % de las simpatías, el doble que el PRD, que lleva a Roxana Luna Porquillo. Ella no logra 5 %.

Aquí ponderan que Manlio Fabio Beltrones deja sola a Blanca y prefirió acompañar al candidato Alejandro Murat de Oaxaca en el despegue de campañas.

Blanca Alcalá
Blanca Alcalá

La priista arrancó la campaña en el lugar más alejado de Puebla. Ante los asistentes la ex alcaldesa se comprometió rescatar marginados con infraestructura carretera, desarrollo económico y de vivienda.

Que el PAN no vaya en alianza con el PRD parece que importará poco, cuando el Sol Azteca no registra ni 5% de intenciones del voto.

Así, resulta “la sorpresa”del termómetro electoral  que Abraham Quiroz, abanderado de Morena, lleve 10.8% de las simpatías, el doble que Roxana Luna Quiroz, la aguerrida candidata del PRD. Incluso a la fórmula del Sol Azteca, le ha salido fuego amigo de alcaldes que repudian a su candidata.

Grupo Cozumel, desplazado: oposición, sin fuerza aparente

7.- QUINTANA ROO.- El Grupo Cozumel, que ha puesto a la mayoría de gobernadores aquí desde 197, se quedó sin candidato. Ni el gobernador, Roberto Borge, su representante estatal; ni la cabeza visible de este clan, que es Pedro Joaquín Coldwell, secretario de energía federal, lograron imponer candidato. El primero quería a José Luis Toledo, “Chanito”, líder del Congreso estatal y el segundo, a Carlos Joaquín, funcionario en la Secretaría de Turismo y su primo.

…Ni modo. La política es así.

Aquí la división quebró al PRI -único caso en las doce entidades que renuevan gobernador- y se dio un rompimiento entre Carlos Joaquín González y el gobierno estatal, así  como con el CEN de Manlio Fabio Beltrones.

Carlos Joaquín se asume “echado” del partido y fue cachado por la descafeinada oposición: PAN y PRD encontraron forma de pelear en alianza y lo llevan de candidato ahora.

Claro, ahora Carlos Joaquín dice que peleará contra la destrucción de nuestro tejido social, herencia cultural y riqueza ecológica que no atiende el PRI. Acusó a su ex partido de “traicionar su origen, fracturó a su propia militancia e ignora los legítimos reclamos de la gente a la que debería de servir”.

Sin candidatos, los números daban al PRI 31.8% de intenciones del voto, frente al principal competidor, el PAN con 9.8%, es decir, 20% de ventaja.

El llamado Grupo Cozumel, del que cabeza visible el Secretario de Energía del gobierno federal, Pedro Joaquín Coldwell y operador local, el gobernador Roberto Borge.

Pero ni el funcionario federal  ni el gobernador pudieron poner a su gallo. El primero, optaba por Carlos Joaquín, su primo y el segundo, por José Luis Toledo “Chanito”.

Ante esto, el CEN tricolor optó por un tercero en discordia que rompería el “empate” de poderes, frente al CEN que por ley decide a sus candidatos de ese nivel.

Así, un político que aparece como figura de medio pelo, como alcalde del municipio de Solidaridad, Mauricio Góngora Escalante,  es el elegido.

Ahora se verá el peso del partido en el poder en QR.

También se verá cuan mermados están PAN y PRD en la votación, en una entidad que apenas figuran.

Carlos Joaquín le apuesta a su cauda de trabajo como ex funcionario de turismo y otros, bajo la bandera de PAN-PRD. Lo único seguro es que el Grupo Cozumel, parece sepultar su fuerza como tal. Aunque, de manera inédita, Góngora ha venido subiendo en las encuestas. Un volado en el aire es el que se mantiene en la entidad peninsular.

Regresa al PRI, la Sinaloa aliancista

8.- SINALOA.- Sinaloa, de regreso a los brazos del PRI, tras la alianza PAN-PRD fallida. El tricolor va con con 36.6% de intenciones del voto, contra su principal rival, el PAN, con 21.18%

El caso de Sinaloa es especial: el gobierno de Mario López Valdés, Malova, llegó al poder como abanderado de la alianza PAN-PRD en 2010. Al poco tiempo, Malova comenzó a coquetearle al gobierno de Enrique Peña Nieto desde 2012 en que llegó a la Presidencia y hoy es considerado el mandatario estatal más priista.

La oposición aquí se centra en el PAN. Al ganar como candidato independiente Manuel Clouthier Jr. una diputación federal, el PAN dio por hecho que sería su “gallo”. Pero Clouthier menospreció a su ex  partido.

Se esperaba su candidatura independiente al gobierno estatal del hijo del “Maquio”, pero extrañamente dijo que no competiría ni por el gobierno estatal, ni por la presidencial de 2018.3Z7UcY8u

Así, el PRI retoma su papel de dominante y los números se basan en el resultado electoral de 2015 en elecciones de diputados federales. No necesariamente se vota exactamente igual, pero da la idea de las preferencias por partidos:

Así, el PRI se ubicaría en 36.7% de intenciones del voto, contra el 21.1% del PAN. Este, sin coalición, no parece gallo para la fórmula del tricolor que encabeza Quirino Ordaz Coppel, empresario en tierra de empresarios, como lo fue El Maquío.

El PAN parece que dará batalla solo para la foto, con Martín Heredia Lizárraga. El PRD y el PAS, van solos.

Morena está igual de deslavada y no figura electoralmente en buena parte del país, menos en el norte que incluye a Sinaloa.

Como se ve, solo un milagro cambiaría el inminente regreso del tricolor a la gubernatura.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here