Inicio Exclusivas Señales de alerta para el PRI en cuatro de doce gubernaturas (Tercera...

Señales de alerta para el PRI en cuatro de doce gubernaturas (Tercera y última parte)

7
0
Compartir

(Fotos especiales)

 

Tamaulipas, entre el narcovoto y la rifa del tigre

9.- TAMAULIPAS.– El empate técnico del inicio de campaña, entre PRI y PAN en la batalla por Tamaulipas, se despejó a favor del primero con casi diez puntos porcentuales arriba de su rival:

El diagnóstico que tiene en su escritorio el dirigente del tricolor registra 36.5% para su candidato, Baltazar Hinojosa (cercanísimo a Luis Videgaray), más los sufragios que sumen sus aliados, el PVEM y el Panal. Algo como 43 por ciento.

El panista Francisco García Cabeza de Vaca, lograría 34.7%.

Fuera de ellos no hay fuerza alguna de consideración: Morena apenas aparece con 4.4% .

Pero un factor que puede ser determinante, más no las urnas, es el voto del narco.

Foto especial
Foto especial

Tamaulipas, significa la ruta de la droga más codiciada en el país, después de Guerrero.

En la guerra por los votos aquí se incluye pues la mano de golfos y zetas, por el control del narcotráfico y el gobierno estatal rara vez ha estado ajeno a este espanto.

La sucesión del gobierno priista que encabeza Egidio Torre, quien llegó a gobernador al ser asesinado su hermano, Rodolfo, el candidato del PRI, en 2010, marca al estado en su justa dimensión.

Hinojosa, cerca del Pemexgate

Los peros contra el candidato tricolor Baltazar Hinojosa, sería su formación: llegó a la diputación que ostenta en San Lázaro, como pieza del Secretario de Hacienda, Luis Videgaray. Por eso presidía la comisión de Presupuesto, al pedir permiso para ausentarse y pelear la gubernatura de su tierra natal.

Hinojosa se formó en la escuela del Grupo Coahuila, en el gobierno de Rogelio Montemayor, del que sirvió también Tomás Yárrington.

Baltazar Hinojosa, a la cabeza en Tamaulipas
Baltazar Hinojosa, a la cabeza en Tamaulipas

Montemayor fue un estratega en asuntos financieros y del presupuesto, como hoy Baltazar, hasta que llegó a Pemex y vino el llamado Pemexgate o usar recursos de la paraestatal para financiar la campaña presidencial de Francisco Labastida.

En tanto, su contrincante en esta batalla, Francisco García Cabeza de vaca, no tiene mejores credenciales.

Hace seis años que competía por la candidatura, una orden presidencial lo dejó helado. Felipe Calderón, ordenó bajarlo de la competencia.

El presidente tenía información confidencial de nexos de aspirante a gobernador, con el narco. Incluso, advertía que peligraría su vida si llegaba a triunfar.

Poco después caía abatido no Francisco García Cabeza de Vaca, sino el candidato del PRI, Rodolfo Torre Cantú, a días de la elección, cuando todas las encuestas lo ubicaban favorito por dos dígitos. Es decir, fue muerto el virtual gobernador electo. El PRI logró convencer a los competidores por el cargo de que el hermano de Rodolfo, Egidio, fuera el sustituto y por eso, hoy es el gobernador.

Ahora, García Cabeza de Vaca vuelve a la carga.

Se enfila a competir, confiado de que su papel como alcalde de Reynosa le abonó la  popularidad necesaria para ganar.

Divorcio PAN-PRD, alfombra roja al PRI

10.- TLAXCALA.- Ni el PAN ni el PRD cedieron y la esperanza de una alianza opositora, juntas las dos fuerzas, se desvaneció. Adriana Dávila (PAN) y Lorena Cuéllar (PRD) seguro que nunca olvidarán que estuvieron a un paso de la gubernatura, pero separadas, jamás.

Así, la coalición PRI-PVEM-Panal Partido Socialista, que lanzó a Marco Antonio Mena, lleva todas las de ganar. El tricolor obtuvo en 2015 el 28.16% de los votos, más de 10 puntos arriba del PAN, que obtuvo 15.14 % de los sufragios y el PRD, menos.

En Morena se registró a la senadora Martha Palafox. El partido de AMLO es la tercera fuerza ya: en 2015 obtuvo 13.06% de los sufragios, más que el 9.25 % del sol azteca. Como se sabe, el sueño de AMLO es derrotar a su antiguo partido y no tanto al PRI, como parece.

Divorcio  PAN-PRD, hace feliz al PRI

PRD y PAN lograron hacer feliz al PRI; no lograron enfrentarlo con  su alianza, única esperanza para ambas fuerzas electorales, en desventaja infinita, yendo separadas. La gubernatura de la más pequeña entidad en juego este 2016, parece definir su futuro inmediato.

Ni el repudio a González Zarur para al PRI

Mariano González Zarur ganó en 2010 con el 46.4 por ciento de los votos emitidos.

Gonzáles Zarur, contrapeso al PRI
Gonzáles Zarur, contrapeso al PRI

Asimismo, las fuerzas políticas federales que lo respaldaron, el PRI y el Verde, consiguieron el pasado 7 de junio de 2015 sólo el 32.5 por ciento de los sufragios. Esto, a pesar de haber sido un desencanto para los tlaxcaltecas.

Los Yunes: tan malo el pinto como el colorado

11.- VERACRUZ.- La disputa más polarizada, la de Veracruz,  entidad con 5.6 millones de votantes, uno de los padrones electorales más numerosos del país, cuya incidencia en 2018 será relevante en el camino a la Presidencia.

Yunes Landa
Yunes Landa

En el alto mando tricolor los números derivados de la encuesta más confiable indican que al despegar las campañas, el priista Héctor Yunes Landa registra 29.3 por ciento de intenciones del voto, contra 25.8 por ciento del candidato aliancista (PAN-PRD) Miguel Angel Yunes, aunque los números han variado en favor de ambos primos.

La diferencia de casi tres puntos porcentuales, se eleva para el priista, si se considera el efecto de la votación que se espera le aporten sus aliados, el PVEM, Panal, que en la última elección, en 2015, lograron 7.7 y  2.2; de votar similar, sumarían así 10 puntos porcentuales en números  redondos más lo que aporte AVE, su uno por ciento que sumaría once.

Así, las intenciones del voto para la coalición que encabeza el priista, lograría más del 40 por ciento.

En tanto, la alianza PAN-PRD, se calcula que los probables votos a alcanzar se basarían en la votación que registraron cada cual, en el mismo año 2015, la última elección:

El PAN logró 21.8 por ciento; el PRD, 11 por ciento, que harían 32.8 por ciento.

Las dudas que quedan  en el aire son: cuánto afectará al aspirante el desprestigio del gobernador saliente, Javier Duarte de Ochoa poder,  cuánto incidirá en su contra  la alianza opositora y la presencia de un tercer “invitado” al juego electoral, el “efecto López Obrador” o Morena.

La fuerza de AMLO-Morena, en Veracruz logró en 2015, su primera competencia electoral aquí, 12 por ciento de votación.

Es de esperarse que esta vez aumente ese nivel. Pero ese aumento será con votos que le rebane a su antigua placenta como partido (el PRD) y que reduciría posibilidades a la alianza opositora.

Otro elemento que complica la vida a PRI y PAN como punteros en disputa por Veracruz en sus dos coaliciones, es que el PT, pelea separado de su eterno aliado, el PRD.

El PT logró apenas el 1.5 por ciento, el PES, 1 por ciento y van por separado.

Los expertos calculan que las fuerzas opositoras “de izquierda” suelen rebanarle más votos a otra izquierda que a otra parte de la oposición (en este caso el PAN) y menos al partido oficial. En otras palabras, la proliferación de partidos de oposición, especialmente la presencia de Morena, será un peso contra la alianza opositora más que un enemigo para el tricolor.

Un elemento adicional que hace complicado prever un resultado en Veracruz es que se trata de una elección para la gubernatura de dos años. Eso significa que en 2018, en plenas presidenciales, Veracruz volvería a votar y contaría mucho para los candidatos del PRI y el PAN, la pérdida de Veracruz y su cascada de votos para esa contienda.

En la guerra por Veracruz, han querido entrar en apoyo de Héctor, ex gobernadores como Patricio Chirinos o Fidel Herrera Beltrán, pero Héctor se ha cuidado de lo que sería así el beso de Judas.

Chirinos –gobernador 1992-1998- repitió los modos del panista  Vicente Fox, gobernador entonces de Guanajuato: se mantuvo ausente más que presente en su entidad. En Veracruz, fue ocasión en que el PRI sufrió las peores derrotas de su historia. Chirinos encargó el proceso electoral a su secretario general de gobierno, Miguel Angel Yunes Linares, hoy candidato de la alianza opositora. Y ese fue el resultado

Veracruz, sólo puede perder por los priistas. Y lo sabe Héctor Yunes. Importante destacar que tras el debate entre los aspirantes al gobierno jarocho, caracterizado por los ataques entre los primos Yunes, el ex Director del ISSSTE y traidor a la causa de la maestra Elba Esther Gordillo, es quien ha salido más raspado sobre todo porque fue él mismo quién se enredó en sus mentiras y baños de pureza al haber declarado que no posee una fortuna mayor a los 11 millones de pesos, versión que se encargó de echar abajo el grupo Anonymous que en las redes exhibió su infinidad de propiedad valuadas en 498 millones de pesos.

No obstante sus pésimas cartas de presentación, los operadores de Yunes Linares le apuestan a un factor  de mayor descrédito como lo es la presencia consentida y, se dice, hasta alentada por el propio Manlio, del gobernador Javier Duarte en los actos de campaña de Héctor Yunes Landa. No hay una sola encuesta de opinión que sitúe al aún mandatario en un rango mínimo de aprobación y no obstante esto, Duarte sigue estando en primera fila como una abierta ofensa y afrenta al ofendido pueblo de Veracruz. Un lastre permitido a sabiendas del costo político que pueda implicar.

Yunes Linares
Yunes Linares

La última aparición que llenó de oprobió al sur del estado fue su presencia en la comita que acompañó al Presidente Enrique Peña Nieto en su recorrido por la devastada planta de Pajaritos, en Coatzacoalcos. En cinco de junio próximo, se sabrá cuál de los dos lastres peso menos en el ánimo de los votantes veracruzanos: el escandaloso enriquecimiento de Yunes Linares o el de Javier Duarte. El PRI, pese a los trapitos al sol que cuelgan de la persona del candidato panista, no la tiene nada fácil por los excesos de Los Porkys de la Costa de Oro, y la desaparición de jóvenes en los municipios de Tierra Blanca y Papantla.

 

Palacio rococó para Miguel Alonso Reyes

 

ZACATECAS.- Esta entidad parece arrancar la campaña en triple empate.

Este que ha sido señalado como foco rojo para el PRI. Se percibe que los candidatos arrancaron en virtual empate las tres fuerzas de más peso: la alianza PRI-PVEM-Panal, con Alejandro Tello Cristerna; la alianza PRD-PAN, con Rafael Flores Mendosa y Morena, con David Monreal.

El retiro del INE a la candidatura de Monreal, porque de acuerdo al organismo electoral no  informó los gastos de su  precampaña, se ha convertido ahora en un peligroso bumerang que lejos de restarle puntos le ha ganado simpatías.

Los números previstos daban un posible resultado a tres tercios, entre  29 y 28.5 y 32 por ciento, las respectivas propuestas que encabezan PRI, PRD y Morena.

Esta fue la primera entidad ganada por la oposición de izquierda, el PRD en manos de Andrés Manuel López Obrador, en la administración zacatecana de 1998-2004.

El liderazgo que logró Ricardo Monreal, alcanzó a su familia y su hermano David, fue diputado y luego alcalde de Fresnillo (2007-2010) y compitió, sin éxito por la gubernatura hace seis años.

En 2012, llega a senador y hace unos meses pidió licencia para competir nuevamente por la gubernatura, ahora bajo la bandera de Morena, como su hermano, que así llegó a delegado de Cuauhtémoc en la capital. Ricardo se ha declarado ya aspirante a Jefe de Gobierno para 2018. De triunfar ambos podría ser gobernantes, el uno por Zacateca y el otro, de la capital federal.

 

Alejandro Tello, hijo de tigre, entra a la pelea por Zacatecas

Hoy Zacatecas apunta a ser la primera victoria de su nuevo frente de lucha, Morena. El PRI titubeó con su candidato original y terminó por llegar Alejandro Tello Cristerna, heredero de una heráldica ilustre en el país:

Entre sus ancestros hay políticos y diplomáticos  como encuentra Manuel Tello Barraud, Carlos Tello Macías y Manuel Tello Macías, así como el escritor Carlos Tello Díaz y el famoso periodista Javier Tello Díaz.

Don Manuel Tello Barraud, estuvo en el servicio exterior como canciller dos veces, embajador en la ONU y dejó un brillante legado.

Su hijo, Manuel Tello Macías, también fue canciller. Y, su nieto, ahora podría llegar  gobernar la tierra de ese apellido ilustre.

Este senador con licencia  es de los candidatos más jóvenes entre los  aspirantes a una gubernatura en el país.

Aquí, como en Veracruz, su  peor enemigo es el gobernador saliente y su protector, el priista, Miguel Alonso Reyes. Asiduo visitante de Las Vegas, que se ha tirado a la hamaca.

De acuerdo a Reporte Índigo, una de las primeras acciones de su  administración –Zacatecas es uno de los estados con más pobre cuya gente emigra  a EU por falta de oportunidades- fue remodelar la Casa de Gobierno.

Invirtió once millones de pesos iniciales que luego fueron 20.

Y cómo no, si la habitación principal es una réplica de la suite presidencial del Bellagio, mientras en la casa se pisa bonito y bien sobre mármol italiano y español, los sistemas de audio y video tienen un valor de casi medio millón de pesos, un mueble para camisas costó más de 60 mil pesos y un accesorio para corbatas más de 11 mil.

Este gobernante es así el mejor aliado de la oposición.

Habrá que esperar para ver si Tello logra remontar ese dique y al apellido Monreal, como también las fallas que vivió su candidatura en su partido.