Inicio Exclusivas TERREMOTO FINANCIERO ASOMA EN WALL STREET Y LA CITY DE LONDRES

TERREMOTO FINANCIERO ASOMA EN WALL STREET Y LA CITY DE LONDRES

316
0
Compartir
Se sacuden las finanzas internacionales

 

*  La inmensa burbuja de la deuda corporativa está lista para reventarse, y el drástico recorte en los impuestos que les acaban de decretar a esas corporaciones no solo no las ayudará sino que generará más aire caliente a la burbuja para hacerla reventar

 

Por BLAS A. BUENDÍA

Especial para Expediente Ultra

Dentro de cuatro semanas el Presidente Trump dará el informe sobre el Estado de la Unión, y su promesa de reconstruir la infraestructura económica del país está en juego, o en duda. Estados Unidos y Europa enfrentan un nuevo terremoto financiero con sus epicentros en Wall Street y la City de Londres, y el Presidente sigue perdiendo el tiempo pretendiendo que el mercado de valores representa una gran recuperación de la economía estadounidense, anunció la corporación Lyndon LaRouche.

En comunicado, detalla que el pueblo estadounidense, que se ha movilizado con nosotros para defender al Presidente del asalto británico encabezado por el asesino judicial Robert Mueller, le tiene que meter en las cabezas de Trump y de los congresistas que no ha habido ninguna recuperación económica. Ya son múltiples

Las advertencias de que la inmensa burbuja de la deuda corporativa está lista para reventarse, y el drástico recorte en los impuestos que les acaban de decretar a esas corporaciones no solo no las ayudará sino que generará más aire caliente a la burbuja para hacerla reventar.

Tenemos que dividir a los bancos de Wall Street rápido, antes de que ocurra ese crac, y tenemos que crear valor real y productividad mediante la emisión de, no un billón, sino cuando menos de 2 a 3 billones de dólares en crédito federal para construir la nueva infraestructura nacional al más alto nivel tecnológico. Eso significa una red ferroviaria de alta velocidad, tan rápida y eficiente como las que construyeron China y Japón. Significa también tecnología nuclear avanzada, y poner a trabajar a la NASA en la Luna otra vez, y alrededor de esto desarrollar la tecnología de fusión nuclear para poder ir a Marte y más allá.

El secretario del Tesoro y Wall Street le han vendido al Presidente Trump el cuento de que la economía estadounidense se ubica en una gran recuperación. Pero, ¿por qué en todo el 2017 el dólar estuvo por debajo de las demás divisas importantes, y sigue cayendo todavía, a pesar de los recortes en los impuestos y del aumento de las tasas de interés?

¿Por qué sigue aumentando la tasas de mortalidad en Estados Unidos, y sigue cayendo la esperanza de vida? ¿Por qué las muertes por sobredosis de opiáceos alcanzó la escandalosa cifra de 70,000 en 2017, contando entre ellos a cientos de personas que murieron por sobredosis cuando trabajaban? ¿Por qué la última vez que las corporaciones tuvieron que traer dinero del exterior a una tasa impositiva súper baja en 2005, gastaron el 95% de eso en compras de acciones y dividendos? ¿Qué fue lo que sucedió poco después, prosperidad o un crac financiero global?

Los errores del Presidente Trump sobre la recuperación hacen más difícil ahora conseguir la reconstrucción real de la infraestructura quebrada de Estados Unidos, como lo quiere él mismo, y que se supone insistirá en ello en el informe del Estado de la Unión.

Los activistas estadounidenses tienen que hacer que eso suceda: Arreglar lo que hace 65 años el Presidente Eisenhower llamaba “las terribles insuficiencias para satisfacer las demandas de una catástrofe o de la defensa”, que se ven ahora en la destrucción de los huracanes, las fallas en la energía eléctrica, los incendios forestales descontrolados, descarrilamiento de trenes, etc. Se requieren grandes cantidades de nuevo crédito federal, y el fundador de EIR Lyndon LaRouche ha definido como hacerlo.

El Presidente está demasiado afligido por el pensamiento geopolítico, el cual requiere de adversarios externos, y la derrota de estos por guerra u otros medios es la medida de que Estados Unidos “va ganando”. ¿Irá a la confrontación “comercial” con China? China está construyendo grandes proyectos de infraestructura en el mundo y trabajando para eliminar la pobreza, incluso en Estados Unidos, en donde sus inversiones han dado esperanzas al gobernador Justice de Virginia Occidental, que es el tercer estado más pobre de Estados Unidos.

Nuestra tarea para el 30 de enero es hacer que el Presidente, y ese Congreso que no solo no hace nada sino que no sabe nada, integren a Estados Unidos a la Iniciativa de la Franja y la Ruta, la “Nueva Ruta de la Seda” de China. Entonces podremos cantar que la geopolítica ha quedado en el pasado, y que nos dirigimos hacia el logro de las metas comunes de la humanidad.