Inicio País Tlaxcala, sin alianza opositora; ¿Marcara tendencia al 2016?

Tlaxcala, sin alianza opositora; ¿Marcara tendencia al 2016?

*El PRI se frota las manos; va con PVEM, Panal y el PS, local *cayó la coalición PRD-PAN; habrá 8 candidatos a gobernador

679
0
Foto: pulsored.com.mx

 

 

Joaquín Herrera

TLAXCALA, Tlax. 5 de enero/15 (agencia acento) Al vencer el plazo legal, el viernes 1 se cayó la anhelada alianza opositora PRD-PAN para darle pelea al imbatible PRI aquí. La gubernatura de Tlaxcala tendrá así ocho aspirantes que pulverizarán el voto, lo que significa una alfombra roja adelantada para el tricolor. ¿Marcará esta una tendencia para más elecciones estatales este 2016?
El tricolor se frota las manos y sí registró su coalición: la PRI-PVEM-Panal-Partido Socialista; en cambio PAN y PRD y Morena, con media docena de chiquilines se disputarán voto por voto, con pocas esperanzas.

De acuerdo con la ley, el PAN, PRD, PT, Morena, Partido Alianza Ciudadana, Movimiento Ciudadano. y Encuentro Social deben de registrar sendos candidatos a gobernador.
El primero en registrarse hasta esta primera semana del 2016, fue el diputado local, Serafín Ortiz Ortiz (hermano del exgobernador aquí, Hector Ortriz Ortiz 2005-2011). Inició su precampaña para la candidatura a por el Partido Acción Ciudadana, PAC.

En el PAN se prevé que la senadora Adriana Dávila sería la candidata y por el PRD, la también senadora, Lorena Cuéllar.

En Morena se perfila a la senadora Martha Palafox. En MC todavía no está definido si participan el expriista Federico Barbosa y el exdiputado federal, Edilberto Algredo. Encuentro Social no ha dado a conocer ningún nombre.

PRD y PAN lograron hacer feliz al PRI; llegó el plazo y no lograron enfrentarlo con  su alianza, única esperanza para ambas fuerzas electorales, en desventaja infinita, yendo separadas. La gubernatura de la más pequeña entidad en juego este 2016, parece definir su futuro inmediato.

Especialmente la división que enfrentó el PAN, en pro y en contra de aliarse con su opuesto ideológico, pero excelente para abatir al imbatible PRI, fue el atorón.
La estrategia que en 2010 significó a ambos atajar y vencer al PRI en Sinaloa, Puebla y Oaxaca, no se repitió y podría afectar los planes de otras entidades donde solo unidos así, dos fuerzas (PAN y PRD) tan distantes en ideología, podrían darle pelea al partido favorito en la mayoría de las 12 entidades que cambian gobernador este año.
Por lo pronto Tlaxcala irá a las urnas con quizá doce candidatos a gobernador. El voto así, pulverizado, ofrece una alfombra roja al tricolor, casi sin resistencia alguna.
NI PAN, ni PRD ni Morena, tendrían apoyo popular para hacerle frente al partido gobernante.

El primero en registrarse como aspirante es Serafín Ortiz, hermano del ex gobernador. Héctor Ortiz, por el Parrido Alianza Ciudadana.

Repudiado, el CEN salvó a González Zarur

Mariano González Sarur ganó en 2010 con el 46.4 por ciento de los votos emitidos. Asimismo, las fuerzas políticas federales que lo respaldaron, el PRI y el Verde, consiguieron el pasado 7 de junio sólo el 32.5 por ciento de los sufragios.

Esto, a pesar de haber sido un desencanto para los tlaxcaltecas.
Los excesos de su hijo, a quien entregó el PRI estatal, devaluaron a este ganadero de reses bravas metido a político, pero el electorado lo prefirió como voto de castigo a yerros de PRD y PAN, en dos sexenios anteriores a este.

En segundo lugar en 2010, la alianza del PAN y Nueva Alianza, obtuvo el 21.8 por ciento de los sufragios.
Emergió Morena como tercera fuerza política, como se vio en elecciones federales en 2015.
Fue el CEN del tricolor quien se hizo cargo del proceso de selección y elección, o hubieran barrido con él las fuerzas opositoras, juntas o separadas.

Ahora, el sueño de una elección fragmentada parecía imposible ante el avance, aparente al menos, de la alianza soñada de la oposición. Podría involucrar al  PRD, PAN, MC, Panal, y hasta al PAC, aliado del PAN.

Así, al provocar divisionismo especialmente entre azules, se vio que fallaría el intento de una alianza opositora ganadora.
Salta al ruedo Ortiz Ortiz, sin fuerza

 

Serafín Ortiz Ortiz se postuló como precandidato a la gobernador por el Partido Alianza Ciudadana en diciembre, ante el fracaso de ir coaligados panistas y perredistas.
Caducó este fin de semana la posibilidad legal de una alianza como se hizo en Oaxaca, Puebla y Sinaloa en 2010.
La figura más popular de AN, la senadora Adriana Dávila, nunca recibió la seguridad de ser la candidata de su partido. Incluso se le vio criticando la posible alianza y dijo que sería un riesgo si las cúpulas (Ricardo Anaya y Agustín Bsave) impusieran esa fórmula.

Amenazó irse por la libre como candidata independiente y esto aún no está descartado.

El PRD, cohesionado con Lorena Cuéllar

Lorena Cuéllar ha sido apoyada por el PRD cohesionado a su derredor, como se vio en el último evento con ese fin, su III Informe como senadora en Tlaxcala, a mediados de diciembre. Lució su labor altruista de 30, que incluye el manejo de una fundación en la que hoy se dan mil consultas mensuales para afectados con insuficiencia renal en Tlaxcala.

Esta epidemia figura entre las tres o cuatro causales de muerte, sobre todo de gente sin recursos. ya que se trata de un mal caro en su tratamiento.

El PRI no había mencionado aún a su posible candidato y se cree que se conocerá en cuestión de días.

Alianza registrada

Sobre la alianza político-electoral que se veía venir “decidimos ir juntos en esta coalición para postular candidato a gobernador en el presente proceso electoral”, explicó Gabriela Razo Becerra, dirigente estatal del PRI. Estaba acompañada por los presidentes estatales PVEM (Jaime Piñón Valdivia) y Panal (Humberto Hernández).

Razo Becerra explicó en rueda de prensa que el acuerdo entre los cuatro partidos (PRI-PVEM-Panal y PS) estipula que el candidato que presidirá la alianza sa quien designe en lo interno del PRI. Se sabrá el nombre “en las próximas semanas”.

Por su parte, Humberto Hernández, del Panal, indicó que la alianza “hará historia”, y auguró la victoria de su candidato pues “ahora tenemos una oportunidad de caminar juntos y tenemos la seguridad de dar nuestro mejor esfuerzo”.

Rosalía Peredo, dirigente del PS dijo que “una coalición debe ser no sólo para buscar la suma votos sino de ideas, y las encomiendas que la población nos delega para resolver”.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here