Inicio Columnas ¡TODOS QUEREMOS VER A OLGA! ¿DÓNDE ESTÁ?

¡TODOS QUEREMOS VER A OLGA! ¿DÓNDE ESTÁ?

177
0

Por FRANCISCO RODRÍGUEZ/@pacorodriguez 

¡Todos queremos ver a Olga! ¿Dónde está? 

En teoría, sobre la letra muerta, la Secretaría de Gobernación atiende el desarrollo político del país y coadyuva en la conducción de las relaciones del Poder Ejecutivo Federal con los otros poderes de la Unión y los demás niveles de gobierno para fomentar la conciencia armónica, la paz social, el desarrollo y el bienestar de los mexicanos en un Estado de Derecho. 

Su misión, allá en Fantasilandia, es contribuir a la gobernabilidad democrática, a la paz pública y al desarrollo político a través de una buena relación del Gobierno Federal con la ciudadanía, sus órganos de representación en los sectores social y privado, para garantizar la unidad y seguridad nacionales.  

Ser el motor principal para que México tenga una sociedad en paz, abierta, libre, plural, informada y crítica, con una sólida cultura democrática y una amplia participación ciudadana, promoviendo y reconociendo que el Estado de Derecho es la única vía que permite a los mexicanos vivir en armonía.  

Y usted dirá: de lengua me como un plato. Y tiene razón, lo que pasa es que lo apuntado está en la ley, en toda la legislación secundaria y en el reglamento interior de esa dependencia.‎ Desarrollo, todo lo ignoran los fruncionarios, y si algunos pocos lo saben, lo desprecian y se lo pasan por el arco del triunfo.

Los bisnes de Luis Calvo – Ricardo Peralta – Olga Sánchez Dávila 

La titular de Gobernación, ausente de todos los problemas, sólo se hace presente en lo protocolario. De sus funciones, todas subejercidas, igual que su magro presupuesto, sólo le quedaban las relativas a juegos, casinos y sorteos, hasta que la policía se llevó esposado al titular de esa dirección, acusándolo de cobrar derecho de piso en palenques, hipódromos, galgódromos, casinos y bingos. 

El argumento del sacrificado Luis Calvo es que su jefe Ricardo Peralta dio los permisos y concesiones, y sólo él tiene derecho a recibir los beneficios. En el fondo, todos sabemos que si la magistrada- senadora y secretaria, Olga no lo consintiera, nada pasaría.  

En las historias de la familia Sánchez Dávila – Villegas existen antecedentes irrefutables de corrupción, fraude a la ley y pillaje, sólo por mencionar algunos. A todo abogado con algo de memoria no escapa el hecho de que los exámenes de oposición de Olga en las magistraturas y notarías fueron presentados por una ayudante de papi. 

Como tampoco se puede pasar por alto que la Notaría heredada tramita actualmente los negocios más jugosos del Estado, al grado de que los demás notarios andan sin trabajo. No tienen nada que registrar, pues desde que en esa oficina se hicieron todos los negocios off shore, con las escrituras respectivas de Carlos Romero Deschamps, la competencia quedó desierta.

Y sí, Olga Sánchez Dávila es el florero más caro de la comarca

Es imposible pelear contra complicidades de ese nivel, argumentan los notarios. Y tienen razón, el esposito de doña Olga, Eduardo Villegas, un oscuro abogado del montón, es quien acumula la tramitación de expedientes que engrosan los casos judiciales de depósito de dinero en paraísos fiscales.  

Tarde o temprano, en éste o en gobiernos subsecuentes, todo esto saldrá a la luz. La verdad siempre se sabe. Esperemos que sea antes que después. Por lo pronto, el florero más caro de la comarca seguirá haciendo travesuras con carita de yo no fui. Y en aras de la inmunidad que le ofrece ser miembro del Gabinete Caligari, ella seguirá tragando sapos sin hacer gestos. 

Ella misma dice que se entera de los conflictos por los periódicos 

Han pasado a mejor vida las funciones de derechos humanos, arrastradas por la represión de las guardias locales y nacionales en la capital de la República, Estado de México, Veracruz y Michoacán, por lo pronto,‎ reprimiendo y golpeando mujeres embarazadas y manifestantes femeninas que, aunque no lo crea Olga Sánchez Dávila, el florero más caro de la Nación, luchan por sus derechos y garantías individuales.  

‎La falta de Secretaría de Gobernación ha hecho demasiado daño. Las funciones de previsión de conflictos y de manejo de crisis no pueden ser atendidas por alguien que, a propia confesión, la mayoría de las veces se entera por el periódico de los acontecimientos. La república bananera en pleno. 

Los problemas han‎ estallado en el rostro desesperado del régimen. Muchas de las cosas que han pasado son atribuibles a la soberbia del que dice que manda, pero otras demasiado graves se deben a impericia, ignorancia e inexperiencia supina de los encargados en cada materia. Pero la Secretaría de Gobernación no tiene excusa. 

“La Boquilla”, CJNG y alzados en Chiapas, el éxodo de la Conago… 

La lambisconería con el “caudillo”, el pavoneo de sus bisuterías de mal gusto y su impreparación, junto con los caprichitos de quien cree que manda en el país nos están orillando peligrosamente a la confusión, el encono, el estallido social y la guerra fratricida. Es una grave irresponsabilidad emergida de la demencia furiosa y vengativa del “caudillo” y de la indolencia e ignorancia de sus colaboradores.  

‎El país es ya un desastre ingobernable. La represión injustificable de la Guardia Nacional y el Ejército en la presa “La Boquilla”, y el asesinato cobarde de un matrimonio chihuahuense participante en las protestas contra el robo del agua, es un error más que mayúsculo. Es una pendejada. 

El contubernio entre el Cartel Jalisco Nueva Generación y los cuarenta mil guerrilleros y soldados chiapanecos alzados que retan al Estado no debió suceder si la Secretaría de Gobernación hubiera ejercido a tiempo sus funciones constitucionales y reglamentarias. ‎La convivencia y armonía se han cambiado por el desasosiego general. 

La balcanización del pacto Federal llevará a una crisis política, social, económica, fiscal inimaginable, por los caprichos del demente de Palacio y el descontrol en el manejo del país.  

Huexca, desafío de las mujeres y sin Secretaría de Gobernación 

La insistencia en la construcción de la termoeléctrica de Huexca, en el estado de Morelos, para cumplir los pactos inenarrables del gobierno anterior y actual con el desaparecido Sindicato Mexicano de Electricistas del compadrito Martín Esparza, es otra gota que derrama el vaso. 

El enfrentamiento ridículo con las mujeres, que representan la mayoría demográfica de la Nación, sumada a todo lo demás, nos llevan directo a un estado de excepción y miseria sin registro posible en toda la historia de este país. El nuevo cochinero de ignorancia más corrupción institucionalizada es emblemático. 

Y debajo de todo, y a pesar de todo, la presencia de una zalamera e inexistente secretaria de Gobernación que parece vivir en otro país.  

¿No cree usted? 

Índice Flamígero: Bisnes y tráfico de influencias: El 9 de noviembre de 2018, a menos de un mes de tomar protesta como secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Dávila recibió 14 concesiones de agua para uso agrícola del Acuífero Citrícola Norte, un acuífero vedado y sobreexplotado en Nuevo León. Un mes antes, su esposo, el notario Eduardo García Villegas. recibió una “mega concesión” por un millón 420 mil m³ del mismo acuífero. Lo anterior se sustenta en la base de datos del Registro Público de Derechos de Agua (REPDA) de la Comisión Nacional del Agua, obtenidas y publicadas por la Coordinadora Nacional Agua Para Todos. Dicha información añade que la exministra posee un total de 17 concesiones para uso agrícola que suman un volumen de un millón 224 mil 500 m³ de agua anuales. En conjunto, las concesiones de la familia Sánchez Villegas arrojan más de dos millones 600 mil m³ de agua anuales. Esto equivale a poco menos del 10% del agua que había solicitado usar la empresa cervecera Constellation Brands, en Mexicali, cuya construcción y operación fueron canceladas tras una consulta patito, convocada por el “caudillo”. 

https://www.indicepolitico.com indicepolitico@gmail.com @IndicePolitico @pacorodriguez

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here