Inicio País Tras diez años de burlar la ley, la PGR arresta hoy a...

Tras diez años de burlar la ley, la PGR arresta hoy a Jorge Serrano Limón bajo cargos de defraudación

695
0
Jorge Serrano Limón. Foto especial

CD de México, 17 de febrero. (acento) La Procuraduría General de la República, a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales (SEIDF), cumplimentó este miércoles una orden de aprehensión en contra Jorge Serrano Limón, por su presunta responsabilidad por el delito de peculado, así lo informó en un comunicado.

Como consecuencia de la revisión realizada a dicha asociación civil, por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), se detectaron diversas irregularidades y faltas graves en el ejercicio de recursos que el Gobierno Federal le había asignado para el equipamiento de centros de ayuda para la mujer.

En total, la ASF detectó desvío de recursos públicos por un total de 25 millones 764 mil 539.71 pesos, por lo que se inició la Averiguación Previa correspondiente por el delito de peculado, previsto en el artículo 223, fracción I, del Código Penal Federal vigente al momento de los hechos, en contra del Administrador y Presidente del Comité de la referida asociación civil.

Tangas y Carthiers, entre desvíos por $25.7 millones

Derivado de la indagatoria integrada por la SEIDF, el 21 de octubre de 2015 se obtuvo la orden de aprehensión correspondiente por parte del Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en ese entonces del Distrito Federal, misma que fue cumplimentada el día de hoy en la Ciudad de México, por elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC). El inculpado quedó a disposición del Juez de la causa.

Tangas millonarias

Jorge Serrano Limón, representante legal de Pro-Vida, había admitido (en julio de 2004 cuando se inició la serie de acciones ilícitas) que hubo “errores contables” al tratar de justificar 30 millones de pesos que le otorgó la Secretaría de Salud para programas en beneficio de mujeres de escasos recursos.
Sin embargo, rechazó que existan malos manejos o desvío de recursos, “pues eso es un delito y nosotros no hemos cometido ningún ilícito y no tenemos nada que esconder”. Aseguró que no se utilizaron fondos de Salud para cometer fraude, luego que los 30 millones que recibieron se emplearon “conforme a derecho”.
Agregó en aquella ocasión que la organización no tiene nada que esconder, y argumentó que “todo se trató de un error del contador”. Serrano Limón, aceptó las compras de tangas y sostenes y aclaró que esas prendas están comprendidas en la compra que hizo una de las mujeres en “situación de desgracia”, a las cuales Pro-Vida les aporta en situaciones especiales dos mil pesos, para comprar despensa y artículos que ellas necesiten, incluyendo ropa y cosméticos.
Sin embargo, Juan Manuel Leyva, contador público, aseguró a un diario capitalino que antes de pasar una factura, deben ser verificadas; es decir, alguien decidió que entraran. “Tienes que comprobar todos los gastos que hiciste; para meter cualquier factura el contador debió tener una autorización”, explicó.
Señaló que el contador debió preguntar si las facturas justificaban las erogaciones y poder evitar que fueran presentadas, lo que no ocurrió.

Plumas Carthier, “un error”

“Mi contador me tiene que decir ‘esto no es un gasto indispensable para la operación de nuestro negocio’, los gastos están autorizados de acuerdo al presupuesto, entonces, si fue un error qué hacían esas facturas ahí con el mismo domicilio fiscal, es ilógico”, indicó.

Serrano Limón alegó que todo se debió a que sólo dos personas se encuentran en esa área y tuvieron que entregar seis mil 500 facturas a la Secretaría de Salud para comprobar gastos, donde se traspapelaron cinco de éstas que no tenían por qué estar ahí.
El ahora acusado, con historial negro, presentó documentación y facturas para “aclarar las noticias que se generaron al respecto en algunos medios” y  reiteró que  “con la auditoría se va a probar y si quieren que se llegue a fondo, también se va a comprobar que no existen actos de corrupción”.

Respecto a la compra de plumas Carthier, dijo cínicamente que “fue por un error contable” que se incluyó en el resto de la documentación que se presentó a la Secretaria de Salud; La adquisición sí se hizo, pero con recursos de aportaciones privadas corrigió luego.

Serrano Limón tiene una década escapando a la ley, hasta que esta t6arde parece que le cambió la suerte, salvo que lo dejen ir por “falta de prueba”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here