Inicio CDMX “Una Vaca con Ángel”, marketing tras el que se ocultan los...

“Una Vaca con Ángel”, marketing tras el que se ocultan los pecados de Cuauhtémoc Gutiérrez

1233
0
Compartir
El ex líder sigue acomodando sus piezas

 

*  El ex líder del PRI-CDMX está relanzando a su ex secretaria particular, Sandra Vaca para ser candidata a diputada local por la delegación Cuauhtémoc, buscando que la gente olvide que fue señalada por  Carmen Aristegui como la mujer que operaba la red de prostitución en favor de su jefe político

 

Por La Redacción

Especial de Expediente Ultra

El nombre de Sandra Esther Vaca Cortés que surgiera en los medios luego de que una investigación del equipo de Carmen Aristegui revelara, en abril del 2014,  la  red de prostitución  al interior del comité del PRI capitalino y al servicio de su entonces presidente, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, parecía haberse olvidado  tras el amargo episodio que llenó  de desprestigio al alicaído tricolor.

Marketing para ocultar pasados deslices

De acuerdo al extenso reportaje,  Sandra Vaca, entonces secretaria particular del líder priísta, jugó un papel como intermediaria de las mujeres que, al decir de Aristegui, prestaban servicios sexuales a Gutiérrez de la Torre a cambio de una compensación mensual, con cargo a las finanzas partidistas.

Tras la destitución del presidente del CDE del PRI en la Ciudad de México, se creyó que su etapa al frente del grupo de Los Rojos, llegaba a su fin y con este, el de muchos de sus cercanos colaboradores. Pero quienes así pensaron erraron sus cálculos.

Exonerado por la procuraduría capitalina y  rehabilitado en sus derechos partidistas por el Instituto Electoral del DF, Gutiérrez de la Torre volvió a la carga y comenzó a mover sus piezas para ubicarlas en puestos claves dentro del comité local.

Sandra Vaca y su mentor político

Fue así que en diciembre pasado, Sandra Esther Vaca asumió la presidencia de la Red de Jóvenes del PRI-CDMX; ya con anterioridad, en febrero de 2015, se le acusó de manipular a la Comisión de Procesos Internos para integrar  las listas de candidatos en la elección intermedia.

Apenas el 29 de junio, Vaca Cortés demostró que sigue gozando de las preferencias de su jefe político quien le armó en la sede partidista de Puente de Alvarado todo un tinglado con más de dos mil asistentes, en su mayoría pepenadores de Iztapalapa, para que fingieran un apoyo mayoritario  con miras a la XXII  Asamblea Nacional a celebrarse esta semana.

MARKETING HASTA CON BOTARGA

Y mientras para los olvidados comités delegaciones y diversas organizaciones menores los apoyos y recursos fluyen a cuenta gotas, para los favoritos de Gutiérrez de la Torre estos se dan en abundancia, incluyendo hasta el diseño de un curioso marketing con el que se busca ocultar la verdadera personalidad y  oscuros antecedentes que pudieran afectar sus planes a futuro.

Es así que perfilada a ser la candidata del PRI capitalino en 2018 por el distrito IX local, de la delegación Cuauhtémoc, Sandra Vaca irá de la mano en el mismo objetivo con Ángel Gutiérrez quien intentará ganar por el distrito XII de la misma demarcación. Ambos comparte el slogan de “Una Vaca con Ángel”, bajo el que se ampara un programa de abasto que está recorriendo las colonias de la Ciudad de México, pero sobre todo las de la delegación Cuauhtémoc en cuyas bardas ya se aprecia la publicidad. Es tal el derroche que en los improvisados centros de acopio no sólo se instalan lonas publicitarias sino incluso una botarga al estilo del doctor Simi.

Hasta botargas incluidas

La presidenta de la Red de Jóvenes de la CDMX, incluye además en su estrategia para allegarse simpatías y votos,  el patrocinio de sonidos para fiestas de Quince Años y hasta el apadrinamiento de pastel. Comentan al interior del resquebrajado PRI capitalino que no hay piso parejo para ejercer una auténtica democracia interna pues Sandra Vaca incluso maneja una costosa  Hummer y tiene a su servicio para operar su programa de abasto y promoción a más de 40 personas, todas cobrando un sueldo.

El objetivo es  fabricarle una imagen a como dé lugar porque, comentan en el PRI de la CDMX, ni la aspirante ni Ángel Gutiérrez tienen arraigo en ambos distritos pues viven en Ecatepec. Este trato desigual a su equipo ha ocasionado que a Cuauhtémoc Gutiérrez varios de sus antes fieles seguidores le estén dando la espalda buscando otros horizontes en partidos como MORENA.

Tales son los casos de los ex presidentes delegaciones en Cuajimalpa, Tomás Martínez y Gabriel Rojas en Venustiano Carranza a quienes el líder de Los Rojos ha señalado como “traidores”. Ellos, como muchos otros, afirman que sus familias no subsisten de convicciones y menos de promesas incumplidas. Todo lo contrario a lo que sucede con la beneficiaria del marketing “Una Vaca con Ángel”.