Inicio Columnas UNIDAD DE INTELIGENCIA FINANCIERA GOLPEA A LA 22 Y RESPETA AL...

UNIDAD DE INTELIGENCIA FINANCIERA GOLPEA A LA 22 Y RESPETA AL CHAPO

786
0
Foto especial

PAÍS SIN ALAS

 

Por el Vocero de Chinameca

Especial para Expediente Ultra

 

Apenas y comenzaba a expandirse  la “cortina de humo” en torno a la fuga del Chapo, cuando  el fiscal colombiano,  Julio Ospino Gutiérrez, se encargó de disiparla  luego del encuentro sostenido con senadores mexicanos  donde dejó bien  claro que el narcotraficante  habría tenido problemas para fugarse del penal de alta seguridad del Altiplano si “se le hubiera ido todo el Estado encima”.

Metafóricamente el experto en combate al crimen organizado, vino a poner los clavos en la cruz a la complicidad, incompetencia y corrupción de muchos funcionarios que no han sido llamados a comparecer ante la justicia. Esos que traicionaron, en palabras del Secretario de Gobernación, al país y a las instituciones. Y que no necesariamente estaban tras los monitores del penal mexiquense sino en otros puntos neurálgicos que hubieran maniatado la operación del Cártel de Sinaloa.

Tras  participar en el Foro Extinción de Dominio, organizado por el Senado de la República, el funcionario centroamericano, concluyó de manera tajante: “es probable que si al señor que hizo el túnel se le hubieran quitado todos los bienes, se le hubiera atacado financieramente, seguro que le hubiera sido más difícil” construir esa “obra maestra de ingeniería” para escapar.

Una verdad de 18 kilates que seguramente incomodó a aquellos que no hicieron –¿casualmente?-bien su trabajo en el asunto de combatir a fondo el lavado de dinero y desarticular  las redes financieras de donde fluyen los multimillonarios recursos de procedencia ilícita, en particular la Unidad de Inteligencia Financiera  (UIF), dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP).

La misma que curiosamente y con celeridad asombrosa, intervino las cuentas de los dirigentes de la Sección 22 de la CNTE de Oaxaca, pero que no movió un dedo para  dejar sin recursos al criminal más buscado del mundo y su poderosa organización. Una labor que en Colombia permitió debilitar al imperio del legendario Pablo Escobar Gaviria, ahora reducido a  mafioso de párvulo  en comparación con los niveles de excelsitud alcanzados por Joaquín Guzmán Loera, gracias, insistimos, a la complicidad e irresponsabilidad de muchos servidores públicos.

Claro que al echar un vistazo al nombre del titular de la UIF, la ineptitud se interpreta a sí misma pues esta responsabilidad que en los países del primer mundo como Estados Unidos, suele recaer en gente realmente especializada y capacitada para tal labor,  en nuestro país fue delegada en un miembro del grupo mexiquense que por sus antecedentes no reúne el perfil para tal encomienda.

Sucede que Alberto Bazbaz Sacal, el mismo al que se le enredó en las cobijas  la desaparición de la pequeña Paulette siendo procurador del Estado de México, es ahora quien está al frente de combatir el lavado de dinero en el país y al que no se le ha llamado a declarar para que expliqué qué hizo desde la detención del Chapo, para desarticular su red financiera que, como señaló de forma absoluta el fiscal colombiano, permaneció intocada y le permitió cavar un túnel  de tales proporciones como el realizado frente de las narices de propios y extraños.

En el evento  del Senado, los  expertos en la materia, organizaciones no gubernamentales y hasta autoridades reconocieron que la figura de Extinción de Dominio ha fracasado en México. El fiscal Ospina detalló que en Colombia se logró recuperar 10 mil 765 bienes de narcotraficantes y “no se trata de bicicletas, sino de haciendas, residencias, caballos de cinco millones de dólares y otras propiedades de cuantioso valor”.

¿Por qué esto no ha sucedido en México? ¿Será acaso que como ha trascendido, muchos de los socios en la infinidad de negocios del Chapo, son familiares de connotados empresarios y banqueros,  así como altos funcionarios tanto panistas como priístas?

De otra forma no puede explicarse cómo es que el “eficiente”  Bazbaz, dio con el paradero de las cuentas de los principales líderes de la Sección 22 y no ha echado al guante a una sola del Chapo. ¿Será que como en el supuesto secuestro de Paulette, se le desaparecieron  en las cobijas las cuentas de Guzmán Loera y socios?

Veamos algunas de las funciones que debe realizar la UIF de la SHyCP:

“Con el propósito de coadyuvar en la prevención y combate a los delitos de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita —comúnmente conocido como Lavado de Dinero— y de Terrorismo y su financiamiento, se creó la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) mediante decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación del 7 de mayo de 2004.

La Unidad de Inteligencia Financiera es la instancia central nacional para:

  • Recibir reportes de operaciones financieras;
  • Analizar las operaciones financieras y económicas y otra información relacionada; y
  • Diseminar reportes de inteligencia y otros documentos útiles para detectar operaciones probablemente vinculadas con el Lavado de Dinero (LD) o el Financiamiento al Terrorismo (FT).

Las principales tareas de la Unidad de Inteligencia Financiera consisten en implementar y dar seguimiento a mecanismos de prevención y detección de actos, omisiones y operaciones, que pudieran favorecer o ayudar de cualquier manera para la comisión de los siguientes delitos previstos en el Código Penal Federal:

 

  • Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (artículo 400 bis)
  • Terrorismo nacional y su financiamiento (artículo 139) y
  • Terrorismo Internacional y su financiamiento (148 bis)

Su misión es contribuir exitosamente a la consecución de los fines del Estado Mexicano dirigidos a:

  • Impedir la realización de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y de Terrorismo y su financiamiento;
  • Castigar a aquellos que las realicen; y
  • Sustraer la mayor cantidad de los recursos involucrados a favor del Estado”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here