Inicio Opinión VEINTE MILLONES DE VOTOS DUROS

VEINTE MILLONES DE VOTOS DUROS

98
0
Foto especial

Por Rodolfo Sosa

Rodolfo Sosa Cordero

La gente común, pienso, no entiende claramente cuál es el real objetivo de AMLO. O expresado más claramente, su verdadera prioridad. Si nos ponemos a pensar en ello todas las piezas caen en su lugar para entender qué realmente quiere.

No, no son ni su refinería, ni su trenecito, ni regresar a Pemex y la CFE a los 1970’s. Son importantes, pero no son su prioridad número 1.

Su prioridad número uno es hacerse de una base electoral, léase clientes electorales de 20 millones de ciudadano(a)s. Con esa base dura y sólida, podrá barrer en todas las elecciones en el futuro con su partido Morena, y, aunque supongamos que no se reelija será el poder detrás del poder, el que realmente gobierna, sin importar que sea por decir algunos nombres, la Scheinbaum, Ebrard, Monreal sus sucesores.

Por esto, todos los movimientos presupuestarios, todos los «ahorros» de la «austeridad republicana», son en realidad hacerse de dinero, y más dinero, para regalárselo a sus «mascotas», porque es lo que quiere y está obteniendo gente leal porque es mantenida por su gobierno.

Con una base de «mascotas», incondicionales, que pueden llamarse «jóvenes construyendo el futuro», pensiones, dinero a delincuentes como los huachicoleros, las infaltables «guerreras» madres solteras, y toda la pléyade de beneficiarios de algún programa «social», en el que además se les da directamente efectivo.

Esta fue la «receta» del antiguo PRI, y del Peronismo en la Argentina. Dádivas y regalos con cargo al erario que la gente puede votarse a sí misma.

Pero, como sentencia Ayn Rand, esos países están sentenciados a la ruina económica. Tal y como lo está por ejemplo Argentina. Este país ya se ha ido al default, esto es al impago de la deuda dos veces, ya no les prestan y si lo hacen es a tasas realmente altas para compensar el altísimo riesgo del impago, entonces no les queda más que imprimir billetes, y generar inflación, ya tuvieron antes de que entrara Menem inflaciones de más del 3,000%. Lo de Venezuela es lo mismo pero exacerbado a su máxima expresión.

El populismo funciona muy bien, mientras hay dinero que regalar, pero un día tarde o temprano se acaba y todo colapsa.

México también tuvo su Perón, Lázaro Cárdenas, pero la diferencia con la Argentina de porque nosotros a pesar de las crisis económicas de 1976, 1982, 1994, no estamos tan fregados fue, y lo pongo en pasado, por el petróleo que le permitió al gobierno seguir regalando y agenciándose votos duros por ya lo sabemos 75 años, y crear la «Dictadura Perfecta».

También, por eso AMLO quiere, desea en sus sueños regresar a Pemex a 1979, para tener muchísimo petróleo que monetizado garantice millones de leales de gente «socorrida», por el populismo.

A AMLO y los antiguos PRIistas de dónde proviene su mentalidad, en realidad nunca les ha interesado que la gente mejore en sus condiciones económicos, no señor, ellos los quieren pobres, que permanezcan así por siempre, porque su permanencia en la pobreza es su permanencia en el poder, y ese, precisamente ese es su objetivo.