Inicio Exclusivas ZACATECAS FUE SEDE DE LA 11ª BIENAL INTERNACIONAL DE RADIO

ZACATECAS FUE SEDE DE LA 11ª BIENAL INTERNACIONAL DE RADIO

50
0
Compartir
Elvira Hernández durante su magistral conferencia sobre género (Foto El Sol de Zacatecas)

 

*  Representa un encuentro de especialistas, un espacio de aprendizaje para profesionales y estudiantes de la radio, una ventana para que la radio, particularmente la pública, sea reconocida, revalorada en México y en el mundo

 

 

Por Elvira Hernández Carballido

Especial para Expediente Ultra

El programa del evento resume con precisión: “La Bienal Internacional de Radio es el foro más importante del mundo en español, en su género. Representa un encuentro de especialistas, un espacio de aprendizaje para profesionales y estudiantes de la radio, una ventana para que la radio, particularmente la radio pública, sea reconocida, revalorada en México y en el mundo. Es la primera vez, este mes de octubre de 2017, que la Bienal tiene como sede a una ciudad de un estado de la República Mexicana: Zacatecas”.

En efecto, los días 4, 5 y 6 de octubre la cantera rosa de la región fue testigo de los sonidos y los silencios, las voces y la música, las ideas e imaginación que cada especialista de la radio dieron a conocer en conferencias magistrales, conversatorios y mesas redondas.

La inauguración estuvo conformada por las autoridades que dieron todo su apoyo para la realización de este evento. Destacó María Teresa Velázquez Navarrete, directora del Sistema Zacatecano de Radio y Televisión. Destacó la importancia de este medio de comunicación, siempre latente, siempre adaptándose a los cambios tecnológicos y siempre necesarios para la sociedad, como en el caso de los sismos de septiembre.

Por su parte, el director de Radio Educación, Antonio Tenorio, consideró un gran acierto celebrar la bienal fuera de la ciudad de México y afirmó que en este siglo XXI la radio ha aprendido, aprovechado y sumado su presencia a los escenarios virtuales y digitales. Dijo que en cualquiera de estos espacios, la radio ha sabido llenarnos de buenas ideas.

El poeta Rodolfo Mata Sandoval fue quien dictó la primera conferencia magistral presentó “Algunas reflexiones en torno a la poesía en el medio digital” y compartió que ahora la literatura puede ser visual y sonora. Fue así como realizó la presentación de tres poemas donde las voces, la música y hasta el silencio enfatizan significados, emociones e imaginación. “El poema siempre será nuestro, inspiración humana, pero hoy la máquina puede ayudarnos, desde darle sonido hasta circularlos por lugares donde jamás hubiera creído llegara”.

En ese primer día se realizó un conversatorio sobre “Migración y Género”, donde participaron Diana Arauz, Carolina Ortiz y Argelia Rodríguez. Hicieron referencia a diversos casos de mujeres que por alguna razón han tenido que dejar su país de origen y atreverse, arriesgarse o integrarse a una nueva cultura, donde poco a poco van ganando un lugar o van luchando para ser respetadas. Por su parte, en la mesa redonda “Interculturalidades: Hibridaciones nacionales, textuales, génericas, et al…”.

El primer ponente fue el investigador español Daniel Escandell Duarte, expuso con brillantez la manera en que la red social sigue ganando espacios. Advirtió que si bien el eje empresarial está latente en ellas pero también la lealtad de sus usuarios, que han sido determinantes para este éxito de colectividad. Precisó elementos muy importantes como los derechos, percibidos o asumidos de cada uno de nosotros dentro de estas redes, desde el Facebook hasta el Twiter. Por su parte, Salvador de León hizo un recorrido muy puntual sobre las reformas y ajustes que ha tenido la radio en el país. Desde los permisos y concesiones que permitían adquirir la posibilidad de tener una frecuencia para transmitir hasta las nueva modalidad de concesiones sociales donde la participación de la ciudadanía parece estar en riesgo ante el gran crecimientos de los concesionarios privados y con perfil comercial.

El jueves cinco de octubre, Graciela Martínez y Tito Ballesteros presentaron el manifiesto “Transformaciones en la radio”, donde participaron otros creadores de la radio de América Latina y Europa así como estudiantes de comunicación de diversos países. El texto describe las transformaciones que la radio ha sufrido en sus casis 100 años de vida, transformaciones que quienes hacen radio deben tomar en cuenta, asumir e integrarse. En seis capítulos los autores nos introducen al tema y de la mano, ¿o del oído?, nos llevan por temas como la emisión y la recepción, locución y producción, instalaciones y espacios, géneros y formatos, lo tecnológico, participación y formación

Elvira Hernández Carballido expuso cuatro momentos representativos de la participación femenina en la radio mexicana. En su conferencia magistral evocó a la hidalguense María Luisa Ross, primera directora de la hoy Radio Educación. Mencionó la primera estación de radio hecha por mujeres, la forma en que el feminismo ha aprovechado los escenarios radiofónicos al igual que las radios comunitarias, donde las mujeres han tenido que ganarse con decisión su derecho a ser locutoras o productoras, todavía las sociedad mexicana las ve como “invasoras”. Sin embargo, el recorrido fue optimista al recuperar nombres y programas hechos por mujeres mexicanas.

En el segundo conversatorio tanto Tito Ballesteros, Sigfredo Esquivel, Edgar Adolfo García y Víctor Manuel González discutieron la importancia de integrar lenguajes para comunicar en la era digital. Sin duda, quienes se llevaron la tarde fueron los integrantes de la mesa redonda “Cognitividad digita, tecnología y humanidad” quienes debatieron con excelentes argumentos las ventajas y desventajas, las fortalezas y debilidades, los pro y contra del uso de las nuevas tecnologías.

Destacó la pasión de Gerardo Ojeda, que insistía en la importancia del lado humano en todo tipo de comunicación, desde las sensaciones y emociones que jamás una máquina podrá compartir. Ojeda propuso replantear la radio y que no pierda el enfoque humanista. Insistió que el desarrollo tecnológico debe ir acompañado de las ciencias humanas. Jamás olvidar el concepto humano en lo digital: “Nunca debe olvidarse, la tecnología no tiene vida, nosotros sí tenemos vida”.

Por su parte Sergio Contreras, Manuel Haro y Agustín Enciso de manera cuantitativa y experiencias personales insistían que el destino nos estaba alcanzando, los robots ya podían ser locutores, las producciones ser encargadas a las computadoras.

El último día mantuvo la calidad de las presentaciones y fue así como la conferencia magistral estuvo a cargo de Ranulfo Romo Trujillo, que llegó a ser candidato al premio Nobel de medicina y cuya trayectoria es un orgullo para el país. Su exposición fue muy didáctica al explicar la manera en que funciona el cerebro, la forma en que las neuronas nacen y lo grave que es para nuestro cerebro la frustración, punto de partida para enfermarnos, para deprimirnos.

El conversatorio sobre información, medios y ética contemporánea permitió conocer experiencias muy significativas como la de María Elena Eraña, que produce programa de radio bilingüe en Estados Unidos así como la de Roberto Ramírez en Spanish Public Radio. Por su parte Felipe Jiménez y Raymundo Cárdenas compartieron sus experiencias en los medios de Zacatecas.

La última mesa redonda se llamó “Cuerpos expandidos: la máquina creadora”. Carole Aniee Chargueron compartió su lado creativo al enfatizar la inspiración necesaria para producir música electrónica. Carlos Antonio Tenorio dijo que… Mientras que Gonzalo Lizardo consideró que

Fue así como la 11ª Bienas Internacional de Radio se llenó de voces y sonidos, de relatos sonoros y ráfagas de ideas, para confirmar como se dijo en una de las conferencias magistrales:

 Y la radio es mi mejor amiga, mi príncipe de cuentos infinitos. Mis sensaciones y emociones vueltas sonidos, secretos compartidos en un micrófono. He descubierto que mi garganta puede protestar pero mi voz no se cansa de exponer –narrar –compartir, siempre, siempre en voz alta.

La radio ha sido una forma de descubrirme a mí misma y de abrir un espacio íntimo con gente que, aunque no conozco, siempre pienso en ella,  al hablar para ellas en voz alta, ruidos de mi imaginación.

En la radio no hablas, te entregas.

La radio es como una extensión de mi cuerpo, respira a mi ritmo, se envuelve en mi voz, late revuelta, escucha mis ideas.

La radio, yo hecha sonidos.