Inicio Columnas ¿CUÁNTO AL MUERTO?

¿CUÁNTO AL MUERTO?

102
0

Por Samuel cantón Zetina / @SamuelCanton

Cosas interesantes mostraron los resultados de una reciente encuesta del periódico Reforma sobre preferencias electorales para presidente.

La primera, que la oposición junta ni siquiera iguala a MORENA.

Este anda entre el 45% y 47% de intención del voto, contra 19/20 del PAN, 17/18 del PRI, 5/6 de Movimiento Ciudadano, y algunos puntitos del PRD y otras fuerzas.

La base de la ventaja del partido en el poder continúa siendo el respaldo popular del presidente López Obrador (6 de cada 10 lo apoyan).

A la pregunta de si lo mejor para el país es que gane un candidato que dé continuidad a su proyecto, la respuesta fue 65% favorable.

Después, la cerrada contienda que por la candidatura guinda libran Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum.

Solamente un punto, variable cada semana, los separa: 34/33.

Por la contraparte, Ricardo Anaya nunca levantó, y está prácticamente empatado con Margarita Zavala en 14%. Les siguen los gobernadores Samuel García, Alfredo del Mazo y Enrique Alfaro con 8% y 7% y 6%.

No obstante, los adversarios de la 4T han encontrado una esperanza en el hijo de Luis Donaldo Colosio, el candidato presidencial priista asesinado en 94, desde que en diciembre -con 4 meses como alcalde de Monterrey-, el propio matutino lo colocó en tercer sitio y no muy lejano de Ebrard y Sheinbaum.

PUBLICIDAD

Hoy lo sitúa 8 puntos retirado de ellos, con 26%.

Nada despreciable, y muy factible de crecimiento.

Aunque con un partido marginal (MC), Dante Delgado se prepara para enarbolar la bandera colosista y encabezar con LD Riojas la alianza “Vamos por México” en 2024.

“Tenemos como 5 pitcheres abridores…; sí vamos a seguir ganando por paliza”, comentó el presidente en Paraíso, Tabasco.

La declaración no hizo gracia a los fifís y conservadores.

Cuando todo parecía perdido para la resistencia, y el horizonte vislumbraba para su causa una auténtica catástrofe, aparece como salvación el vástago del político mártir

A ver los lanzadores de Palacio…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here