Inicio CDMX EL TRASFONDO DE LOS ATAQUES DE PLÁCIDO MORALES CONTRA HUGO ALONSO ORTIZ

EL TRASFONDO DE LOS ATAQUES DE PLÁCIDO MORALES CONTRA HUGO ALONSO ORTIZ

1170
0
Ataques mediáticos del titular del TFCA contra el líder de la Sección Uno

*  De manera abierta y sin recato alguno, el Presidente del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje (TFCA), ataca de manera frontal en diversos medios de comunicación al actual líder de la Sección Uno del SUTGCDMX, Hugo Alonso Ortiz, amenazando con negarle su toma de nota luego de haber sido electo como candidato único en una asamblea contemplada en los estatutos de su organización; tras de la acción ilegal de Morales Vázquez, se oculta la intención de golpear a uno de los líderes con mayor fuerza y capacidad de movilización en la CDMX que apoya a Claudia Sheinbaum, mientras todo apunta a que el chiapaneco se la juega con el canciller, Marcelo Ebrard

Por Giuseppe Gatopardo

Especial para Expediente Ultra

El juego de la sucesión presidencial ha empezado a influir en el actuar de ambiciosos y torpes funcionarios que como el caso de Placido Morales Vázquez, Presidente Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje (TFCA), está mostrando de qué lado se la va a jugar en el 2024 junto con su “Pepe Grillo” y asesor de cabecera, Rufino León Tovar, actual presidente de la Primera Sala de ése órgano de justicia.

Desde hace meses, ambos tienen tatuado el nombre del canciller Marcelo Ebrard como su carta fuerte al próximo sexenio y desde sus cargos han empezado a dinamitar a los aliados sindicales que se la van a jugar con la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, por considerarlos un factor real de peso político y capacidad de movilización social.

Hace unos días, el chiapaneco Morales Vázquez inició una escalada de burdos ataques mediáticos contra el actual líder de la Sección Uno de Limpia y Transporte del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la CDMX (SUTGCDMX), Hugo Alfredo Alonso Ortíz, recién reelecto en una Asamblea contemplada en el estatuto de su organización, al haber sido el único candidato que cumplió con los requisitos para su registro.

Primero en el programa Voces Públicas de Jenaro Villamil, que se transmite en el Canal 14, el titular del TFCA, se atrevió a decir que en la Sección Uno se había dado “un ensayo de elección” que no cumplió “con las formalidades” del artículo 69 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado. Y abiertamente señaló: “no tendrán la toma de nota, no tendrán la validez”.

Van juntos con el canciller, rumbo al 2024

Días más tarde en una entrevista con El Sol de México, el abogado que afirma que “un juzgador no debe ser legalista” (sic), utilizó el espacio para retomar el tema y afirmar: “Ellos supuestamente hicieron una elección, pero el Tribunal no sabe nada y consecuentemente no tenemos expediente ni convocatoria”. Y cual bravucón de barriada, agregó en tono retador: “Y sí es verdad que hicieron una elección, no es válida”.

Pongamos en la palestra pública la duda razonable: ¿Casualidad la secuencia de los impactos mediáticos lanzados por Placido? Por supuesto que no.

Y les preguntamos a este Pinocho y a su “Pepe Grillo”: ¿Por qué tanto interés en mentir sobre la realización de un proceso interno de un sindicato que de acuerdo a su estatuto interno cumplió con las formalidades establecidas dentro de su ámbito de autonomía sindical?

Expliquemos al lector por qué Placido miente: En primer lugar, los estatutos que actualmente rigen al SUTGCDMX fueron modificados antes de arrancar los procesos de renovación en sus 40 secciones por influencia directa de Rufino con algunos funcionarios del Gobierno Capitalino que más que leales a la doctora Sheinbaum, parecen jugar a dos bandas.

El cambio de fondo fue para que quienes desearan participar no tuvieran el obstáculo de haber sido funcionarios de un comité saliente, sino de cualquier comité anterior, con la salvedad de que debían presentar para acceder a su registro final, el 20 por ciento de las firmas del padrón de agremiados en su sección.

Los estatutos del Único precisan que en caso de no haber más que un candidato, el sistema de elección es a través de una Asamblea donde acudan los integrantes de la sección en juego, en el entendido lógico de que el voto libre, directo y secreto de todos los agremiados no se hace ya necesario.

El desbocado Plácido descalifica la elección de la Uno porque según él no cumplió con el artículo 69 de la Ley Burocrática que establece el voto libre, directo y secreto, pero se hace que la virgen le habla, porque sabe perfectamente que la elección mediante Asamblea, en caso de candidato único, sí está contemplada en los estatutos del SUTGCDMX.

Y volvemos a cuestionar al chiapaneco. ¿Qué no los estatutos del sindicato mayoritario están debidamente registrados en el TFCA que él preside? ¿O es acaso que el titular del Tribunal ni siquiera lee lo que sus magistrados avalan?

Documento que desmiente al Presidente del Tribunal

Pero detallemos los trasfondos de este asunto que lleva jiribilla política: En su declaración al Sol de México, dice Morales Vázquez que no sabe nada de la elección de la Uno ni tiene expediente ni convocatoria algunos en el Tribunal.

¿Que acaso no se enteró del escrito presentado ante el TFCA, el pasado once de octubre por el Secretario de Procesos Electoral del Único, Miguel Ángel Estrada Manzo, donde se le anexó la Convocatoria para la Elección de la Sección Uno de Limpia y Transporte de la CDMX?

Increíble que transformado en sicario político a las órdenes de un precandidato, Plácido Morales no solo atente contra la autonomía de un sindicato sino además vulnere al estado de Derecho y la lógica más elemental. En una palabra, que mienta de manera tan temeraria, tratando de confundir a la opinión pública, abonando conflictos inter sindicales con el claro objetivo de golpear a un abierto aliado de la Jefa de Gobierno.

El titular del TFCA presume de ser de los amigos del presidente a los que se les dio a escoger el cargo que deseaban, y esto sin duda lo lleva a confundir la gimnasia con la magnesia, pues a su decir “es cuidadoso de que todo sea transparente”, pero por otro lado opina que al sentido de justicia hay que ubicarlo “en el sentido político que hay que verle a los hechos legales” (recontra sic).

Y en efecto, Plácido actúa más por sus propios intereses políticos –alberga en su corazoncito la esperanza de ser gobernador de Chiapas–, que por imparcialidad jurídica. Ya en enero del 2020 echó por la borda precisamente el voto libre, directo y secreto de 30 mil trabajadores del Único, que votaron en la elección interna del SUTGCDMX. Jornada democrática en la cual resultó triunfador con más de 25 mil sufragios, Hugo Alfredo Alonso Ortiz.

Plácido Morales violenta los estatutos del SUTCDMX

¿Cuál fue la razón para invalidar la voluntad de miles de trabajadores? Que según el miope y convenenciero criterio del chiapaneco, había un error en el día de convocatoria; es decir, que la publicada en los centros de trabajo del GCDMX tenía una fecha y la entregada al Tribunal, otra. La diferencia de un día bastó para que Morales Vázquez anulara la elección.

Pero déjeme comentarle, amable lector, que la convocatoria que se entregó al TFCA estaba correcta y la impresa por el sindicato se fue con un error de dedo, esto es: que legalmente sí se cumplió con el requisito, pero como Plácido le da un sentido político a las cosas y lo que se acomodaba a sus intereses era bajar del triunfo a Hugo Alfredo Alonso, pues así procedió.

Le volvemos a plantear: ¿Por qué entonces no se desgarró las vestiduras en la defensa del voto libre, directo y secreto como hoy sucede?

El colmo de su desfachatez jurídica fue que consintió la imposición de un Directorio para que manejara al sindicato mayoritario cuando esa figura no existe como suplencia de cargos en el Comité Ejecutivo General.

¿Con qué calidad moral este Pinocho sale ahora a invalidar una elección de Asamblea debidamente contemplada en los estatutos del Único?

Pero el quid del asunto es que el chiapaneco quiere anular por todos los medios posibles a uno de los dirigentes con mayor arraigo y fuerza social en la CDMX como lo es el líder de la Sección Uno, pues con ello se pretende asestar un golpe de peso a la Jefa de Gobierno.

Le temen al poder de convocatoria y movilización de Hugo Alonso Ortiz

Y en esta mefistofélica y azufrosa encomienda le hace segunda su “pepe grillo”, Rufino León Tovar, quien mantiene fuertes nexos con grupos contrarios a la doctora Claudia Sheinbaum. Su cordón umbilical se ligó a Marcelo Ebrard desde que fue su asesor jurídico en la Secretaría de Seguridad Pública, durante la Jefatura de Gobierno del hoy presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Al frustrado candidato por Morena al gobierno de Hidalgo, Plácido lo ha protegido desde que lo hizo presidente de la Primera Sala del TFCA en febrero del 2021, consintiéndole ausentarse del cargo para hacer grilla, amarres y acuerdos en a favor de las aspiraciones del canciller.

De otra forma, no se entiende como buena parte del otoño e invierno del 2021, Rufino se la pasó haciendo campaña en Hidalgo sin desempeñar el puesto por el cual cobra un jugoso sueldo como magistrado. Basta con asomarse a sus redes sociales y comprobar que León Tovar, dedica más tiempo a la grilla que a su función en el TFCA.

Pero de este personaje que ya se dice autor de muchas reformas “democráticas” en sindicatos como el SNTE y hasta presume de “asesorar” a funcionarios del GCDMX, hablaremos a detalle en próximas entregas, como también de algunos tartufos que ahora buscan colgarse de movimientos de adhesión como el que coordina Alfonso Ramírez Cuellar en pro de la Jefa de Gobierno. Y que años atrás le besaban la mano a personeros de Miguel Ángel Mancera como el ex Secretario de Gobierno, Héctor Serrano.

Hay mucho que contar de Plácido “Pinocho”, su Rufino “Pepe Grillo” y otros oportunistas más. Pero si usted nos lo permite, nos leemos en la próxima ESQUINA DEL MOVIMIENTO.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here